Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Vuelve Manolo Valencia

Publicado el Domingo, Noviembre 21, 2010 por Cosas de Comé

El pionero de la cocina de vanguardia en la provincia de Cádiz reabre el restaurante La Andana en la carretera de Sanlúcar. Ofrecerá tapas y platos tradicionales junto a sus creaciones basadas en la cocina gitana

Pepi Márquez y Manolo Valencia a las puertas de su nuevo restaurante en la salilda de Jerez hacia Sanlúcar, en la Avenida de Bonanza. Foto: Cosas de Comé.

Pepi Márquez y Manolo Valencia a las puertas de su nuevo restaurante en la salilda de Jerez hacia Sanlúcar, en la Avenida de Bonanza. Foto: Cosas de Comé.

Texto: Pepe Monforte

Espera abrir antes de que finalice el año. En la amplia fachada cuelga ya, vistoso y elegante el letrero: “Restaurante La Andana”, el mismo nombre del minúsculo establecimiento que el cocinero tenía en la calle Moscatel de Jerez donde en una cocina de dos metros cuadrados Manolo, el cocinero gitano, fue capaz de sorprender al mundo con su “oferbrería” de cocina. La nueva Andana está a la salida de Jerez hacia Sanlúcar, en el parque empresarial del Oeste, en la avenida de Bonanza número 1.

El edifico es moderno y tiene tres plantas más azotea. De todos modos ahora, sólo abrirá parte de la planta baja, lo suficiente para un bar de tapas y dos comedores para servir comidas, en total un centenar de plazas, que se incrementan si se abre la terraza. Lo atenderá la familia: Manolo Valencia y su mujer Pepi Márquez en la cocina y sus dos hijas, Marina y Juani atendiendo al público, con la ayuda de Manolo, otro de los 4 hijos del matrimonio que alternará sus estudios de Arte Dramático con ayudar a la famiila en su nuevo proyecto.

El establecimiento tendrá una amplia barra con contrabarra y después dos salones con mesas. En el primero de los espacios se servirán tapas, a un precio muy competitivo, señala el cocinero, ya que estarán entre 1,5 y 2 euros, aunque alguna llegará a los cuatro y luego en el restaurante “queremos que la gente salga por entre 30 y 45, porque comer bien y cocina imaginativa no quiere decir precios astronómicos” afirma.

En la cocina Manolo Valencia jugará en dos campos. Así servirá platos tradicionales “como una buena berza o un menudo y habrá ensaladilla, asegura y evidentemente pescado frito, aunque aquí, en este último caso, si será a mi manera”.

La particular versión del frito gaditano de Manolo Valencia que se recoge en el libro La Cocina Gitana de Jerez.

La particular versión del frito gaditano de Manolo Valencia que se recoge en el libro La Cocina Gitana de Jerez.

Valencia servía en La Andana un particular frito gaditano en el que los chocos los cortaba como fideos y los freía de esta manera, cogía unas pijotas y las rellenaba de huevas de merluza para luego empanarlas o se entretenía en servir unas acedías de Sanlúcar con sus lomos limpios, sin espinas. Su cocina se ha acercado siempre casi a la orfebrería. Así es también su caballa en adobo en la que rellena esta con sus huevas tras mantener el pescado en su marinada tradicional y luego hacerlo a la plancha.

Cocina gitana

Pero Valencia no sólo quiere poner esta cocina sorprendente en su nueva Andana también quiere que esté presente la cocina tradicional gitana que recogió en su libro “La cocina gitana de Jerez” editado por la Escuela de Hostelería de la ciudad. Así estará la “catana” un pan que se moja en gazpacho y que luego se rellena de tomate, los alcauciles con patatas y chícharos, cuando sea temporada o un potaje. El cocinero es partidario también “de volver a las raíces, aprovechar lo bueno que ya se ha hecho y mostrarlo, sin que ello implique no hacer nuevas cosas. Ambas disciplinas son válidas y las voy a compatibilizar en el nuevo restaurante”.

También estarán en la carta dos de los platos que le dieran fama: su pollo con almendras, una receta clásica realizada con pollo de campo y acompañado de patatas fritas y su salsa garum, la visión personal del cocinero de la salsa que realizaban los romanos con pescado.

Otro de los objetivos de Valencia es innovar en los desayunos que también ofrecerá en su establecimiento. Así quiere ofrecer una versión gaditana del pan con tomate y crear una serie de cremas con las que acompañar el pan que considera que es la base del desayuno de la zona.

La vieja Andana, que cerró sus puertas en 2005, estará presente en el restaurante. La construcción y decoración del nuevo local, de 1600 metros cuadrados, muy luminosa y con amplios ventanales, ha sido realizada por los arquitectos de San Fernando Antonio González Ballesta y Julio Pérez Revilla, antiguos clientes de la primitiva Andana. Así para la pared se han escogido planchas que simulan las maderas de los barriles de las bodegas que estaban en el antiguo restaurante. En la barra, también decorada de esta forma se han previsto dos grandes vitrinas en las que estarán expuestas las tapas, pero ya terminadas, para que el cliente las pueda escoger.

Millón y medio de euros de inversión

No ha sido fácil para Manolo Valencia llevar a cabo el proyecto. La crisis, la puñetera crisis, le ha cogido por medio y su idea de abrir en 2007 se ha retrasado hasta 2010. En el proyecto se ha dejado un millón y medio de euros, a base de muchas gestiones con los bancos e invertir lo que pudo ahorrar de su anterior negocio y los sitios donde ha trabajado posteriormente.

Pondrá en marcha ahora la primera fase del proyecto, para luego, en función de cómo vayan las cosas, ir añadiendo servicios ya que está previsto tanto un salón de celebraciones como un local anexo en el que practicar sólo cocina de vanguardia donde, reconoce el cocinero, se divierte de verdad.

Manolo Valencia tiene ya 52 años pero la ilusión es grande. Tanto él como Pepi, con 50, se han encargado de pintar el local y de dar muchos últimos retoques “porque ya estamos a lo justo. Han sido dos años de obras y estamos ya deseando abrir”.

A los dos se les ve muy ilusionados y esperan obtener el respaldo del público. Méritos no le faltan. Fue de los primeros cocineros de aquí en intervenir en un congreso importante sobre Gastronomía. Fue en el Congreso Lo Mejor de la Gastronomía donde presentó una ponencia sobre el uso del Vinagre de Jerez. Luego vendrían el premio anual del Grupo Gastronómico Gaditano y su reconocimiento como miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía, que se anunció en el homenaje multitudinario que se hizo en Jerez de forma espontánea al presentar en el año 2006 su libro sobre la cocina gitana y sus platos de vanguardia.

El local cerró en 2012.

Una Respuesta
  • por JOSE LUIS 28 Marzo 2012 en 16:26 pm

    Parece mentira donde puede verse una persona por culpa de los bancos, que antes te daban más de lo que querías incluso si no lo necesitabas y ahora ni te miran. Solo si tienes puedes ir a un banco, sino ni te molestes. Ya podrían arrimar el hombro un poco y ayudar a personas como esta me refiero a Manolo Valencia que van a hundirlo. Suerte Manuel

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>