Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Vejer pega el estirón

Publicado el Jueves, Agosto 15, 2013 por Cosas de Comé

La ciudad logra atraer al turismo gastronómico con la instalación en los últimos meses de nuevos establecimientos originales que se unen a una oferta potente y diversa que ya existe en la localidad

Las terrazas rodeadas de monumentos son uno de los atractivos de Vejer. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

Vejer enamora. Lo saben bien los españoles Pedro Pardo o Javier Dueñas, los escoceses James Stuart o Anne Mason o los daneses Ase y Thomas Donso. Todos fueron llegando aquí, al principio de vacaciones o por trabajo, y han terminado en la zona poniendo en marcha negocios relacionados con la hostelería. Son los pioneros, los primeros que confiaron en un casco antiguo dibujado, en un sitio de esos que tiene la virtud de hacerte sentir como en casa desde el primer instante. Ellos  se unieron con los empresarios de la ciudad, que también tienen gran culpa de lo que ocurre ahora, y entre todos han construido lo que es en este momento la capital gastronómica de moda en la provincia de Cádiz.

Isabel Romero, es de Vejer. Es la técnico responsable del departamento de Turismo del Ayuntamiento. Destaca que el turismo gastronómico atrae ya a mucha gente a la ciudad. Al principio captaban al público por la riqueza arquitectónica y paisajística de la localidad, pero ahora reconoce que han encontrado un segundo “gancho” que es cada vez más importante. Los datos que recoge su oficina indican que el turismo nacional, el principal protagonista de este tipo de turismo ha subido en el mes de julio un 3,5% con respecto a 2012, pero lo más importante para ella es que ha subido enormemente el número de personas de la misma provincia de Cádiz que llegan a la ciudad en busca de sus restaurantes.

Para Romero este turismo “emergente” tiene además una gran ventaja y es que puede acudir a la zona no sólo en verano, sino también en invierno y eso puede significar un vuelco para el sector. De hecho ahora la intención es llegar a un acuerdo con los establecimientos para que prolonguen sus temporadas y estén abiertos durante los fines de semana de la temporada baja. La intención municipal “es llenar de actos culturales esos días” para atraer a las personas para hacer que haya visitantes y así sea rentable para los restaurantes prolongar la temporada.

Cristina Pinto, regenta la Venta Pinto, uno de los iconos de la gastronomía vejeriega. Su establecimiento, que ronda ya el siglo de vida, fue uno de los pioneros del “turismo gastronómico” en Vejer. Cuando la gente paraba a pie de carretera para comerse los bocadillos de lomo en manteca, que todavía triunfan en el restaurante. Cristina señala que “estamos de moda y eso se nota. Acude más gente”. Ellos también han invertido en futuro y han creado una monumental terraza de estilo rústico en la azotea del establecimiento. Desde ella hay un paisaje muy atractivo.

La terraza de la Venta Pinto tiene vistas espectaculares. Foto: Cosasdecome

 

 

La tendencia la confirman también dos de los restaurantes más veteranos de la zona y que gozan de más favor del público. Juan Valdés regenta La Castillería. Su local, situado en la pedanía de Santa Lucía, se ha convertido ya en el asador de carne más conocido de Andalucía. En agosto tienen todos los días llenos. Este año, dada la demanda, abrieron las reservas para este mes el 5 de enero y desde hace dos meses todas las plazas que tienen destinadas a reservas están llenas. De todos modos se puede acudir o a primera hora o a última e intentar pillar algún sitio.

James Stuart, uno de los propietarios del restaurante El Jardín del Califa, señala que también tienen todas sus plazas cubiertas durante el verano. Ahora para coger mesa es necesario llamar al menos con dos semanas de antelación. Abrieron en el año 2002. Stuart, uno de los pioneros en lo de enamorarse de Vejer y quedarse en la ciudad, señala que el incremento de turistas que llegan a la ciudad atraidos por la gastronomía es evidente y que se ha incrementado el turismo nacional, más proclive a esta atracción. De hecho el 70 o hasta el 80% de las reservas para su local son de este público.

Para Stuart Vejer está claramente de moda y considera que ello se debe a varios factores. En primer lugar destaca la calidad de la oferta gastronómica. En este sentido señala que “los pioneros como Casa Francisco el De Siempre, La Castillería, Trafalgar o nosotros pusimos el listón de calidad alto y los que han venido después han mantenido este listón”. En segundo lugar resalta la variedad de la oferta tanto en tipos de comida como en precios. Así hay restaurantes de cocina de siempre, de nueva cocina, de cocina árabe, asadores, cocina italiana…

Para Stuart también contribuye a la situación el cuidado del pueblo realizado por el Ayuntamiento en el sentido de que esté arreglado y se han mantenido la arquitectura de la zona. Destaca como muy importante la instalación de un aparcamiento público de 150 plazas en La Corredera, muy cerca de la plaza de Los Pescaitos, el centro neurálgico de la ciudad. En el ámbito también de los aciertos municipales está el de llenar los fines de semana de actos culturales.

Este hostelero destaca que aunque en El Jardín del Califa “no cabe más gente y ya no podemos subir de los 200 comensales que atendemos cada noche en temporada alta, si hemos notado en nuestro local de tapas o en el de comida rápida un incremento de la clientela del 50%”.

Las terrazas, todas muy ciudadas, proliferan por el casco antiguo de la ciudad. Esta, situada en una escalera, pertenece el Bar El Central. Foto: Cosasdecome

 

 

El éxito también lo conoce el cocinero gaditano Jesús Recio. Junto a su compañera Tamara Cansino decidieron este año adquirir una finca en pleno casco antiguo de Vejer y acondicionarla como un pequeño restaurante al que han llamado Valvatida, en honor a las estrellas de mar, unos seres vivos que adora Tamara. Tan sólo cuatro mesas en el salón interior y otras cuantas en la terraza. Es uno de los cuatro negocios nuevos que han abierto en los últimos meses en el casco antiguo de Vejer. Recio señala “que no podemos estar más contentos, el público responde, viene y, lo más importante, repite”. Jesús, que ha trabajado en varios restaurantes imporantes de la provincia destaca “que aquí el público que viene es muy bueno. Se interesa por las cosas, se le ve que disfruta y eso para nosotros los cocineros es una alegría porque vemos valorado nuestro trabajo”.

Marengo

El público, la calidad de los clientes, gente tranquila y con poder adquisitivo, ha sido una de las cosas que ha animado a tres socios de Málaga a abrir en la calle Santísimo “Marengo”. Es un local de esos con encanto. Han rehabilitado una pequeña finca y han repartido mesas por sus recovecos. Fuera una terraza de mesas de madera e hierro decoradas con unas flores. Lo promueven Gustavo Duarte, decorador, Laura Quintanilla, fotógrafa y Virginia Nieto, hostelera. Han venido para quedarse y de hecho quieren mantenerse abiertos no sólo en temporada, sino casi todo el año, excepto de enero a marzo, en que tienen previsto cerrar.

Otro local con encanto ha abierto en La Corredera, un inmenso balcón desde el que se ve media provincia. Se llama La Tarantella y está especializado en cocina italiana. Lo ha abierto el empresario local Paco Pacheco y su principal atractivo está en la azotea, un patio, parte del cual está cubierto con cesped, en el que se puede disfrutar de una cena de esas a dos con vistas. Pacheco también se muestra optimista con el futuro y coincide con que Vejer está de moda “gracias al trabajo que está haciendo tanto el sector privado como el Ayuntamiento”.

La Corredera se ha convertido en uno de los puntos de atracción gastronómica de Vejer. En pocos metros se alinean El Arriate, con nueva dirección, Quatro Gatos, un pequeño establecimiento que también está gustando y con una cocina innovadora y con toques franceses, la tapería del Califa, un local de tapas auspiciado por su hermano mayor El Jardín del Califa y “Las Delicias” el local que más ha dado que hablar en estos últimos meses. Varios socios locales decidieron transformar un antiguo teatro de principios del siglo XX en un restaurante. La labor de poner bonito el local se la encargaron a otro enamorado de Vejer, el decorador Gaspar Sobrino, nada más y nada menos que la persona encargada de los escaparates de todo el grupo Inditex, los de Zara. Sobrino no defraudó y se inventó cubrir las imponentes paredes del local de 10 metros de altura a base de palets de madera reciclado, con el único aditamento de iluminarlos por detrás con diferentes focos de colores.

La propuesta, acompañada en la cocina con los platos del joven cocinero segoviano Hector Sánz, formado en locales como el Celler de Can Roca o el hotel Ritz de Madrid, está logrando llenos practicamente diarios, sobre todo por las noches que se prolongan luego cuando el restaurante, especialmente concebido para un público joven, se transforma en local de copas.

Imagen del interior de La Delicias. Foto: Cosasdecome

 

 

No es la única aportación de Gaspar Sobrino a la cuidada estética de los bares de Vejer. Ya se encargó también en 2011 de decorar Garimba Sur, una de las estrellas de la plaza de Los Pescaitos. Su mostrador de azulejos es una auténtica birguería. Garimba Sur es la última iniciativa en la ciudad del empresario Javier Dueñas. Llegó a la ciudad en la última década del siglo XX. Hablar con él de “cosas de comé” es un auténtico placer. Es de los que es capaz de hacerse muchos kilómetros por tal de probar un plato del que le han hablado. Coincide en que la ciudad vive un momento de esplendor. Fue de los primeros que lo vió, cuando abrió con el que era su socio por entonces Pedro Pardo, Trafalgar en 1998.

Pardo, todo un especialista en Turismo y editor de guías turísticas con Anayatouring, ha ampliado negocio este año. Así a Trafalgar, uno de los 3 restaurantes de Vejer citados por Michelín junto al Jardín del Califa y Casa Francisco el de Siempre, ha ampliado este año negocio con la puesta en marcha de Trafalgar Tapas, también en la plaza de Los Pescaitos, y junto al propio restaurante. Es un local minúsculo cuyo principal atractivo es la terraza. Pardo, a la hora de definir el estilo de su establecimiento dice que es un local donde queremos poner “buenas tapas, entendiendo por tapa toda aquella porción que después de tomarla te dan ganas de repetirla”.

Cerca, en la misma plaza, otros dos enamorados de Vejer, decidieron también hacerse hace ahora poco más de un año, con la taberna del “Cuqui” para convertirla en un pequeño restaurante de cocina italiana, pero de la de verdad. Giorgia Serantoni y Mauro Vaerini comenzaron a venir a Vejer por cuestiones profesionales, guías turísticos y terminaron con casa en la población y ahora negocio. El sitio es de lo más peculiar. Decorado con muebles antiguos, en La Piccolina, como han bautizado el sitio, se traen desde su país el aceite, el vinagre y hasta el agua mineral por aquello de mostrar algo auténtico.

Auténtico tambié, aunque alejado de la ciudad, otro restaurante que triuna en la zona, aunque este más bien entre público extranjero, el restaurante Patría. Situado en la pedanía del mismo nombre, su cocina es centroeuropea, con unos originales buffets libres para comer al mediodía, aunque hecha con productos gaditanos. (más información aquí).

También relativamente nuevos, Casa Varo, uno de los pocos locales existentes en la ciudad especializados en atún rojo de almadraba, o El Central, en la calle Teniente Castrillón, con una terraza situada en unas escaleras del centro de población.

Auténtica también la experiencia que ofrece otra enamorada de Vejer que triunfa entre los extranrejos que vienen a la zona dándoles cursos de cocina. Es Anne Mason. Dirige la escuela de cocina “Annie B” de Vejer y su oferta consiste en ofrecer vacaciones para extranjeros basadas en cursos de cocina que se imparten en su centro (más informacion aquí).

La guía gastronómica y más información sobre Vejer, aquí.

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>