Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Uva palomino con burbujas

Publicado el Domingo, Diciembre 13, 2009 por Cosas de Comé

La bodega jerezana Tejero lanza al mercado el primer vino espumoso que se elabora en la provincia de Cádiz.

Fue allá por el otoño de 2008 cuando se decidieron a lanzarlo al mercado. Varios años de trabajo y cien millones de las antiguas pesetas de inversión para poner en marcha el primer espumoso gaditano que por ser especial lo es hasta en la uva utilizada, la palomino, la típica de los jereces. Texto: Pepe Monforte

Los hermanos Tejero brindan con su espumoso en una viña

Los hermanos Tejero brindan con su espumoso en una viña

El proyecto comenzó hace ya ocho años cuando la familia Tejero, propietaria de esta bodega familiar situada en la carretera de El Calvario, decidió adentrarse en la experimentación de nuevos vinos con la idea de diversificar sus productos y no basarse tan sólo en los jereces.

José Tejero Moreno y sus tres hijos, Juan, José y Francisco, apostaron fuerte e invirtieron cien millones de las antiguas pesetas en adquirir la maquinaría necesaria para realizar vinos con el añadido de carbónico, el gas que produce las burbujas en los vinos.

La intención, según relata José Tejero, uno de los tres hijos del fundador de la empresa que todavía participa en la gestión de la bodega, era, sobre todo, elaborar un vino de aguja, aunque después ha llegado también el proyecto del espumoso, ya que la tecnología es similar. Lo más sorprendente del proyecto de los Tejero, que han llevado a cabo la idea de forma totalmente autóctona, tan sólo con ayudas de la Junta de Andalucía, es que no han plantado otras uvas, sino que han preferido utilizar para la elaboración de estos nuevos vinos la palomino, la que se usa para la crianza de los jereces.

José Tejero estima que la uva Palomino, cuya cosecha acaban de terminar, tiene cualidades idóneas para la elaboración tanto de vinos de aguja como de vinos espumosos “ya que les aporta mucha suavidad”. Los Tejero lanzaron su vino de aguja hace cuatro años. Se realiza con uva palomino y tras la fermentación y ya en la fase de embotellado es cuando se le añade el gas carbónico que provoca que el vino tenga burbujas. La familia reconoce que en la zona los vinos de aguja son “poco conocidos. Se usan muy poco, pero creemos que es un vino perfecto para la gastronomía de la zona, sobre todo para la costa, donde acompaña perfectamente a pescados y mariscos”.

La bodega realiza también su propio vino blanco, también de uva palomino y por el momento las vistas están centradas en el panorama internacional ya que han comenzado a trabajar con paises como China e India donde han encontrado canales de distribución. Este año (2008) la bodega ha decidido dar un nuevo paso adelante en su proceso de diversificación y lanzará su vino espumoso, un proyecto en el que también vienen trabajando desde hace varios años ya que la elaboración es parecida a la de los vinos de aguja.

vinoespumosocdcesEl espumoso de la firma llevará el mismo nombre del vino de aguja y los demás productos de la empresa: “Bodegas Tejero”. “Nuestra idea es lanzarlo en estos meses para que las próximas navidades, que es cuando el consumo se multiplica esté ya presente en el mercado”, señala José Tejero ilusionado con este nuevo proyecto.

Los Tejero han optado por el método de añadir el carbónico en las botellas después de que se haya realizado la fermentación. Es uno de los tres métodos que existen para elaborar espumosos, pero para estos bodegueros jerezanos es el mejor porque se adapta a la tecnología que han adquirido. Estos bodegueros, nacidos en Trebujena, aunque afincados en Jerez, son los pioneros en la provincia de Cádiz en realizar un vino espumoso. Según las noticias de estos empresarios tan sólo una bodega de Huelva realizó una experiencia similar y en Cádiz, aunque se han hecho experimentaciones por parte de alguna bodega, en ningún momento se ha comercializado un producto de estas características, excepto un proyecto experimental que desarrolla Barbadillo.

Los bodegueros señalan que “comenzaremos con una pequeña producción. Nos gusta ir poco a poco y queremos ir dando pasos pero sin precipitarnos ya que para nosotros este proyecto y el del vino de aguja son muy importantes ya que les hemos puesto mucho cariño y trabajo y, además, se ha realizado una importante inversión económica”.

José Tejero señala que los costos son importantes ya que hasta la botella que necesitan estos vinos son especiales. Actualmente trabajan en la terminación de la etiqueta y “en cuanto esté lista comenzaremos la venta”. En principio lanzarán un espumoso seco, ya que es el cuenta con un mayor mercado, aunque no descartan, en un futuro, elaborar también uno semiseco, con un punto dulce.

Una Respuesta
  • por Cnel., A. Sanjur (Ret.) 2 Enero 2013 en 23:18 pm

    Dentro de mis planes está la visita a Cádiz, Puerto de Santa María y Jeréz. Me gustaría visitar la Bodega de los Tejero, pues me parece una gran iniciativa lo del vino burbujeante.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>