Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Ubrique y los boniatos

Publicado el Domingo, Octubre 17, 2010 por Cosas de Comé

Las panaderías y confiterías de la población de la Sierra mantienen la costumbre de asarlos en sus hornos, una actividad casi perdida en el resto de la provincia

Las propietarias de la confitería La Nave con una bandeja de boniatos, frutos secos y membrillos. Foto: Cosas de Comé

Las propietarias de la confitería La Nave con una bandeja de boniatos, frutos secos y membrillos. Foto: Cosas de Comé

Texto: Pepe Monforte

En la confitería “La Nave” mantienen la tradición de meter la primera tanda de boniatos en el horno el 2 de noviembre “el día de los paseos”. Era una antigua fiesta que se celebraba en la población al día siguiente de los Tosantos y que consistía en que el pueblo entero se iba a comer al campo para dejar que ese día las almas de sus antepasados, ya muertos, volvieran a sus domicilios. En algunas casas, para darle más misterio a la cosa, se dejaban velas encendidas para que las almas disfrutaran de una visita más placentera. A la vuelta, la casa, con el humo de las velas, tenía un ambiente de misterio que ni las mejores películas de “jindoi”.

La fiesta de los paseos desapareció en la década de los sesenta según cuenta en su libro “El Habla de Ubrique” Bartolomé Pérez Sánchez de Medina, un profundo conocedor de las tradiciones de esta población, una de las más importantes de la Sierra de Cádiz. Ese día, el de los paseos, no sólo te tomaban los boniatos, sino también frutos secos y también el primer mosto de la temporada que se producía, por entonces, en varias bodegas de la localidad. La fiesta de los paseos ser perdió y sitios donde se pueda tomar el mosto quedan muy pocos. Sin embargo, los boniatos han logrado pervivir y siguen encontrándose, ya asados, y esto es lo curioso, en panaderías, confiterías, ultramarinos e incluso fruterías de la localidad.

Lo que ya no se hace es inaugurar la temporada “el día de los paseos”. Ahora, los boniatos, están en las tiendas desde que comienza su temporada de recolección en octubre y hasta que entra el calor, en el primer trimestre del próximo año.

Gloria Ríos, Ana Díaz e Isabel Orgambides abrieron su confitería (Plaza Ejércitos Españoles número 6. Teléfono 956461603) hace ahora 18 años. Lo pone bien clarito en un cuadro que preside el establecimiento situado muy cerca del mercado de abastos de la localidad, en la plaza de los Ejércitos Españoles. Tejida en punto de cruz pone la fecha: 29-2-92, año bisiesto. Arriba en rojo el nombre de la pastelería, La Nave, y abajo unas florecitas. No es raro que los dulces les salgan bien, porque las tres, que superan ya los 60, son todo ternura. Dan a probar unos exquisitos buñuelos de crema y de nata que hacen por Los Tosantos y resaltan que unas palmeras de chocolate, que llaman la atención por su grosor, son así, muy hinchadas porque el hojaldre se hace a mano “y luego se nota”.

Un cuadro, colgado en el despacho y realizado en punto de cruz, conmemora el día de la apertura de la confitería. Foto: Cosas de Comé.

Un cuadro, colgado en el despacho y realizado en punto de cruz, conmemora el día de la apertura de la confitería. Foto: Cosas de Comé.

Mucho de lo que saben de pastelería se lo enseñó José Rosado, un veterano pastelero de Jerez que hacía unas pequeñas palmeritas con las que llegó a adquirir gran fama. A los 64 años acudió a Ubrique a ayudarlas para poner en marcha su confitería. Al poco tiempo murió y las mujeres tuvieron que aprender ellas solas, pero nos le va nada mal y su pastelería es de las más conocidas de la localidad.

Señalan que la gente compra los boniatos en las panaderías y confiterías porque “en los hornos industriales salen más buenos, quedan más cremosos por dentro”. Muy cerca está la confitería Los Nueve Caños (Avenida de España número 46. Teléfono: 956462200). Tienen 4 despachos en Ubrique y en todos se venden los boniatos asados que cocinan en los hornos de la confitería. El kilo se vende a 3,25 euros y lo normal es que la gente los compre por unidades. Cuando más se venden es en los fines de semana según relata Carmen Garrón, natural de Ubrique y de 33 años. No llegó a conocer la fiesta de Los Paseos pero si oyó hablar de ella.

Carmen Garrón en el despacho de la pastelería Los Nueve Caños de la avenida de España. Foto: Cosas de Comé.

Carmen Garrón en el despacho de la pastelería Los Nueve Caños de la avenida de España. Foto: Cosas de Comé.

Ana la de Consuelo, otra artesana de Ubrique que tiene un pequeño obrador en la avenida de la Diputación, también tiene los boniatos asados que comparten escaparate con sus famosos bizcochos caseros y sus gañotes, el dulce típico de la localidad.

Ultramarinos Antoñín y Antonio Sánchez “el quemao”

Pero quien tiene la fama de hacer los mejores boniatos asados de Ubrique es Juan Antonio Maza Martín, el propietario del ultramarinos Antoñín. Señala, a sus 50 años, que los vende desde que termina la feria de Ubrique, en septiembre “y los tengo hasta que encuentro boniatos”.

La técnica la aprendió de su padre Antonio Sánchez, a quien todo el pueblo conocía como “el quemao” por unas quemaduras que había sufrido. Comenzó a hacerlos en los años 50 en un horno de leña en el molino del “Gorrión” donde también elaboraba teleras de pan.

Juan Antonio señala que utiliza ahora otro horno, que no es ya de leña, pero que le da muy buenos resultados hasta el punto de que cada día vende más de 20 kilos de mercancía.

La berza de boniatos, otra peculir manera de comer este producto que se da en Chipiona. Pulsar aquí para saber más.

6 Respuestas
  • por Cosas de Comé 11 Marzo 2012 en 21:14 pm

    Pilar. Muchisimas gracias por lo que dices.

  • por Pilar 10 Marzo 2012 en 22:10 pm

    Leer “cosas de comé” es transportarme a mi infancia y a los buenos recuerdos que tengo de Ubrique.Enhorabuena por la página

  • por Cosas de Comé 6 Noviembre 2010 en 20:32 pm

    Sebastián, muchísimas gracias. Me alegro de que te haya gustado el artículo. Me lo pasé muy bien recogiendo los datos y escuchando historias sobre los boniatos. Saludos. Pepe Monforte

  • por Sebastian casillas 6 Noviembre 2010 en 0:10 am

    Leyendo el articulo, me llena de añoranzas de esos tiempos pasados, no conocí los paseos pero si de oidas de mis familiares mayores, ahora los BONIATOS si que desde pequeño estaban en mi vida ya que mi Madre los recibia en su tienda para la venta.El encargado en hacerlos era el quemao, que vaya como estaban……..
    Quisiera daros la enhorabuena por el articulo, que me a echo recordar viejos tiempos.
    Un saludo
    SEBASTIAN CASILLAS

  • por Cosas de Comé 18 Octubre 2010 en 21:46 pm

    José María, muchísimas gracias por tus palabras. La verdad es que en Ubrique hay muchas cosas que contar porque teneis cosas muy originales. Un saludo.

  • por Jose M. Gavira Vallejo 17 Octubre 2010 en 21:31 pm

    Precioso artículo, Pepe, como de costumbre. Como ubriqueño, te doy las gracias por el cariño con que tratas estas cosas (de comé) tan importantes.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>