Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Turrones “a tapitas”

Publicado el Lunes, Diciembre 2, 2013 por Cosas de Comé

La pastelería La Tarifeña vende este año sus especialidades de turrón en porciones individuales para posibilitar que los clientes puedan probar más variedades

Las "tapitas" de turrón junto a un paquete ya preparado por la confitería para la venta con varias porciones "monodosis". Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

La Confitería La Tarifeña de Tarifa venderá sus turrones este año, además de por piezas, de una novedosa forma, en pequeñas porciones “monodosis”, en un intento por adecuar el éxito que están teniendo las tapas en los bares a las ventas navideñas de pastelería.

Así en la pastelería tienen disponibles la decena de turrones que elaboran en pequeños trozos que se comen en dos o tres bocados. Los clientes los pueden comprar por unidades o hacer bandejas surtidas con los trozos de turrones, de la misma manera que adquieren las bandejas de dulces el resto del año. También están disponibles lotes ya preparados con varios trozos de turrones y presentados para regalos y por último las especialidades se pueden adquirir de la manera tradicional por trozos más grandes.

En todos los casos los turrones se cobran por peso. La Tarifeña tiene un amplio surtido de especialidades. Hacen incluso ellos mismos los dos turrones tradicionales, el duro de almendras y también el “Jijona”. José Bernal, uno de los maestros pasteleros de la firma y miembro, junto a su hermano Carlos,  de las tercera generación de pasteleros dedicados a la profesión, señala que “lo que pretendemos es adaptarnos a las nuevas tendencias del público. Hoy se quiere probar los máximos sabores posibles. De alguna forma estamos trasladando la fórmula del tapeo, que tanto está triunfando en los bares, a la pastelería navideña. Así vendemos los turrones en “monodosis”, como le llamanos nosotros, pequeñas trozos para que así una pareja, por ejemplo, se pueda llevar para casa un surtido con 1o turrones por poco precio y además con la posibilidad de probarlos todos. De la manera tradicional se llevarían uno o como máximo dos”.

Bernal está muy satisfecho con la respuesta que ha tenido la idea. “En estos dos primeros fines de semana en que hemos estado ofreciendolos así la respuesta ha sido muy buena”. La Tarifeña mantendrá ya la figura de las monodosis de turrones hasta el final de las fiestas. El surtido de la pastelería va desde los clásicos, como el de yema o el turrón de Cádiz o varios con chocolate a fórmulas más innovadores como uno que realizan con crema de licor Bayleys y chocolate, otro que hacen con avellanas de los toros o el de crema catalana. Destaca que para todos “empleamos materia prima muy escogida. Aquí no entran las famosas grasas trans. Utilizamos almendra de primera calidad, traida desde la Sierra de Ronda y chocolates de primera clase. Consideramos que el arma de los artesanos es ofrecer calidad y por ahí creemos que girará el futuro”, destaca.

La pastelería tiene, además dos clásicos que tienen mucho éxito en la Navidad. El primero es el dulce típico de Tarifa, las cajillas, una especie de torta de almendras cubierta de azúcar glaseada que se cree que pudo crearse en torno a la Edad Media y que dispara sus ventas en esta época. La otra especialidad característica es el ponche una fórmula que José Bernal Blanco, el padre de José, se trajo desde Segovia y que se ha convertido en uno de los productos característicos de la confitería. En Navidad lo preparan en barras largas que se venden enteras, para regalo, o por trozos. A ello se une otra especialidad singular una especie de rosco que realizan con su tocino de cielo, uno de los más famosos de la provincia, y nata. Un último dulce original que tienen en esta época son unos dátiles rellenos de crema y coronados con nueces.

También elaboran mantecados. En este terreno, además de los de manteca, los realizan también con aceite de oliva virgen extra. A ello se unen roscos de vino, trufas de chocolate y unos pestiños que aromatizan con vino dulce de Málaga y cubren con miel que traen de la Sierra de Cádiz. “Siempre que podemos apostamos por los productos locales” destaca José Bernal. Otro de los toques singulares de la oferta navideña de La Tarifeña es que también tienen dulces árabes entre ellos la chubaquia, la versión árabe de los pestiños.

Horarios, localización, teléfonos y más datos de la pastelería La Tarifeña, aquí.

Los pestiños de La Tarifeña. Foto: Cosasdecome.

 

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>