Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Tradición muy laboriosa

Publicado el Domingo, Octubre 23, 2011 por Cosas de Comé

La elaboración de los huesos de santo a la manera tradicional lleva más de 10 días de trabajo. La confitería La Predilecta de Chiclana mantiene una fórmula ideada hace más de 70 años

Los huesos de santo de la confitería La Predilecta de Chiclana, ya expuestos para la venta. Foto: Cosas de Comé

Los huesos de santo son un dulce de origen bastante antiguo. Se sabe (ver aquí artículo de la wikipedia) que existían ya en el siglo XVII y se considera un dulce típico de la zona de Castilla León, aunque se ha extendido por otras zonas de España.

Lo cierto es que en la provincia de Cádiz es un dulce que elaboran la mayoría de las pastelerías con motivo de la festividad de los Tosantos, una fiesta, que tiene lugar a finales de octubr y principios de noviembre, muy relacionada con la gastronomía ya que no sólo se consumen estos dulces sino también frutos secos y en mercados de algunas poblaciones se llevan a cabo singulares fiestas que consisten en adornar los puestos.

Pepi Benitez Causin tiene 59 años y para ella estos festejos significan una época de mucho trabajo ya que los huesos de santo de La Predilecta, la confitería que regenta en Chiclana, tienen fama y el público los demanda. En estos días está especialmente contenta porque la la Asociación de Mandos Intermedios de la provincia de Cádiz le acaba de otorgar un premio que reconoce la trayectoria de su empresa.

En La Predilecta utilizan para hacer los huesos una fórmula que tiene ya más de 70 años y que supone un importante trabajo ya que el dulce puede tardar en elaborarse cerca de dos semanas, con lo que es necesario trabajar con mucha antelación y, además, tener mucho cálculo en las predicciones de ventas ya “que cuando se acaban se han acabado, no tenemos posibilidades de hacer más”, señala Pepi.

La dilatación en el tiempo para preparar los dulces se basa en que la masa que se realiza con almendras y azúcar no se hornea para que el dulce se cueza, sino que, una vez que se le ha dado la forma de canutillo, la masa se deja reposar entre 10 y 12 días, depende de las condiciones del tiempo, hasta que queda dura por fuera, y un poco tierna por dentro. Cuando ha terminado este proceso es cuando ya los canutillos se rellenan y se ponen a la venta.

Los huesos de santo en el proceso de secado que se realiza en la confitería. Foto: Cosas de Comé

 

 

La fórmula que utilizan en La Predilecta la creó José Panés Díaz, el pastelero chiclanero que, en 1940, creó la confitería “La Predilecta” en la céntrica calle de la Vega. El ya realizaba la misma masa que se emplea ahora. Pepi Benitez señala que se mantiene la fórmula intacta “y cuidando al máximo la calidad. Las almendras las traemos del tipo marcona desde Cataluña y las molemos nosotros mismos en el obrador para darle el punto que deseamos. La mezcla sólo lleva las almendras y azúcar. No utilizamos nada más, ni colorantes para ponerlo de otros colores ni procesos que aceleren que la masa alcance su punto óptimo. Todo se hace de forma artesana”.

La fórmula de José Panés, la siguió su hijo Antonio Panés y tras la muerte de este fue Pepi Benítez, su esposa, la que elabora el dulce en colaboración con el pastelero Diego Butrón, chiclanero también y que lleva en el obrador desde 1985. Diego, se formó precisamente con Antonio Panés y ahora, en el nuevo obrador que tienen en la calle Padre Añeto número 1, muy cerca de la plaza Mayor, se encarga de hacer estos dulces.

El trabajo comienza a principios de octubre con la realización de la masa de los huesos y formando los canutillos. Ya estos se dejan reposar hasta que están secos. Es entonces cuando se rellenan y se les pone por encima una fina capa de azucar glaseada. Luego se meten en el horno muy poco tiempo para que esta capa se solidifique y le de brillo al dulce. Los primeros huesos de santo suelen ponerse en el despacho de la calle Añeto a mediados de octubre. Ya, en concreto, están disponibles.

Benítez señala que no le gusta utilizar tampoco rellenos artificiales para los huesos “por lo que tan sólo los hacemos de 3 tipos diferentes, los de batata, los de yema y los de chocolate. Las tres cremas que llevan las elaboramos al completo nosotros, con ingredientes naturales y con los boniatos de temporada”. El kilo de huesos suele salir en torno a los treinta euros.

La confitería también elabora para estas fechas “panellets”, que son unas pequeñas bolas de mazapan  que hacen de piñones, de almendras, de fresa y de chocolate. Además la propia Pepi Benitez elabora los buñuelos con crema pastelera, nata natural y chocolate, “pero estos sólo los hacemos los días de la fiesta, que es cuando se venden”.

Más información y horarios de la confitería La Predilecta pulsando aquí.

El pastelero Diego Butrón y Pepi Benitez junto a una bandeja de huesos de santo ya dispuesta para la venta en el despacho de La Predilecta en la calle Padre Añeto. Foto: Cosas de Comé

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>