Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Tomates con biografía

Publicado el Jueves, Julio 10, 2014 por Cosas de Comé

El Huerto de Tía Lou, una curiosa empresa creada en Sanlúcar, tienen plantados en su huerta 150 clases de tomates diferentes. Los venden en cajas surtidas con varias clases en un intento por recuperar los productos auténticos y con sabor

Lourdes Rosano, Tía Lou, con una de sus cajas de tomates recién cortados. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

En “El Huerto de Tía Lou” los tomates tienen biografía. Si les preguntas por  los  que están colgados en el árbol, Lourdes Rosano y Manuel Mateo, miran su nombre en un palito de los de polos de chocolate reciclado y “mu escamondao” que está colgado en la tomatera. A partir de ahí te cuentan todos los detalles, desde quienes son “sus padres”, a el país de donde proceden, su sabor y como entró en este paraíso metío en tomate situado a las afueras de Sanlúcar, en tierra de marismas y donde crecen hasta 150 tipos diferentes de este fruto.

La historia comenzó hace dos años, bueno quizás cuatro, porque la historia del huerto de Tía Lou es también casi una historia de amor, de esas de película en la que siempre estas deseando que los protagonistas se besen. La historia de una directora de marketing harta del estrés de la gran ciudad  y de un agricultor que le descubre que el tiempo no lo marcan los relojes sino el sol, la luna, los fríos, las lluvias y las calores. Ambos encontraron en el campo la vida que buscaban y de ahí surgió todo. Hablando, que hablando sobre el eterno tema de que “estos tomates ya no saben a tomate” a Lourdes, Tía Lou, como la bautizaron sus sobrinos, y a Manuel se les ocurrió recuperar algo tan sencillo como el sabor de los tomates y a ello se pusieron.

Para Lourdes Rosano, gaditana, 42 años, eso de ponerse a vender era fácil. Lleva toda su vida ayudando a grandes empresas a hacerlo. Así que con la ayuda de Cadigrafía, una empresa gaditana especializada en diseño, crearon “El Huerto de Tía Lou” y una frase de esas que inventan los de publicidad y que lo dicen todo en tres palabras: “Sabores para disfrutar”. Para contar sus experiencias y todo lo que iba ocurriendo en el campo pusieron en marcha un blog. Manuel Mateo, 47 años, se ocupó del otro lado de la empresa, la de lograr que los tomates fueran de verdad “sabores para recordar”.

El primer año plantaron más de 60 tipos de tomates diferentes, pero este año la cosa ha llegado hasta 150. Su proyecto ha logrado tanto interés que entre las semillas que ellos han buscado y las que les han llegado, su pequeño huerto es el “Babel metío en tomate”. En unas cuantas líneas conviven tomates con semillas de Estados Unidos, de Francia, de España, de Oriente… de colores que van desde el amarillo al casi negro y de aspectos que van desde el tamaño de una uva al de casi un melón…bueno en esto último he sido un poquito exagerao, pero es que soy de Cádiz.

Ahora la labor para el tercer año será seleccionar y quedarse con las variedades más interesantes por su sabor. La idea será seleccionar medio centenar, aunque en este tema son muy elásticos y además seguirán investigando con las semillas que les lleguen. Lo del tomate es una historia de esas de globalización salvaje. Las multinacionales del sector han impuesto a los agricultores usar sus semillas y por eso un tomate que se encuentra en un Carrefú de esos en España es igual al que se encuentra en uno de Wisconsin…y los dos saben a lo mismo…a agua oxigenada, es decir, a ná.

La labor de algunos agricultores está siendo luchar contra esta dictadura de los del taco (otra más de las que estamos sufriendo) y plantar semillas propias con lo que consiguen, después de cuidar también al detalle su crecimiento, tomates con sabor. Manuel señala que utilizan métodos naturales para intentar terminar con las plagas, nada de productos químicos que terminan con la plaga pero también con el sabor. Dejan actuar a la naturaleza y por eso a veces en las matas, fruto del trabajo “en complú” de las abejas y de los vientos, se producen cruces entre los diferentes tomates lo que ha dado también resultados sorprendentes.

Una de las cajas de tomates de Tía Lou. Foto: Cosasdecome

Este año el Huerto de Tía Lou ha puesto en el mercado su primera producción. Así venden cajas surtidas de tres kilos de tomates a 20 euros. Lourdes Rosano señala que no pueden establecer previamente que tomates irán en cada caja. “Cuando recibimos un pedido, el día que va a salir vamos al huerto por la mañana y arrancamos los tomates que están en su punto, de las variedades que sean, lo importante es que estén maduros y hasta entonces no se arrancan de la rama. El mismo día en que dejan la mata salen para el domicilio del cliente”.

Como ocurre con todo este tipo de empresas lo fundamental es trabajar directamente con el cliente, sin intermediarios. Por eso venden sus cajas por internet, a través de elhuertodetialou.com. Lourdes está preparando un pedido para Bilbao. Es una clienta “que nos conoció a través del blog que hacemos y donde hablamos de nuestro proyecto, de tomates, de recetas y de todas esas cosas”. La cesta tiene un colorido tentador. Hay tomates de todos los colores y formas. Hay un “maravilla de Chipiona”, un tomate de esos gordos, de un colorao casi provocativo, como los de los labios de las muchachas que salen en los anuncios de las colonias. A su lado, la “Lámpara de Aladino” un curioso tomate en forma de corazón, rayado, como los tigres. Por dentro es muy carnoso. Una de las cosas que llaman la atención cuando pruebas los tomates de Tía Lou, me los sirvieron acompañados de una manzanilla de crianza propia así como fresquita y unos piquitos del mítico horno de San Rafael, otro tesoro sanluqueño, es que son muy carnosos. No aparecen estos grandes agujeros que tienen los tomates esos del tres por dos. Hay pocas pepitas y mucha menos agua.

Pero la sorpresa final viene en el sabor. Manuel, ante la cara de carajote ensimismado que pone el periodista, explica que “el tomate es una fruta” y a eso saben algunas de las diferentes clases que probamos. No le hacen falta ni aceite de oliva virgen arbequina de extracción temprana, ni sal rosa del Peloponeso, ni el mejor de los perfumes de Jerez transformado en vinagre, solos y con piel, es la mejor manera de degustarlos.

Llama la atención un tomate en forma de pimiento, el “Andine Cornude” se llama, en un nombre que no le tiene que hacer ninguna gracia al pobre tomate. A su lado una de las estrellas de la casa, el “peche blanche”, algo sofisticado como casi todo lo que llega de la vecina Francia. Cuando lo acaricias…si,  ¿qué pasa? me puse a acariciar el tomate, es como terciopelo, como si tuviera unos insignificantes pelitos. Es de color amarillo, como las ciruelas y por dentro casi se podría confundir con ellas. Su sabor impresiona, tienen un toque dulce y el pellejo, a pesar de que te comes con él, casi ni se nota. La cesta se complementa con un “Amish Paste”, uno de los que crían la famosa comunidad “Amish” en Estados Unidos o innumerables “tomates cerezas”, de esos pequeñitos, de los que se comen en un bocao, los que ponen los cocineros de gastro bar para darle aire glamouroso a unas papas aliñás, cuando el único glamour que tienen unas papas aliñás es un buen taco de melva en lo alto.

Los hay coloraos, amarillos, azulones, en forma alargada, reondos casi perfectos. Rosano señala que somos conscientes que cuando a alguien se le diga que la caja “vale 20 euros, le puede parecer excesivo, pero es que estamos hablando de muchas horas de dedicación y de productos de muy alta calidad”.

Uno de los tomates del huerto. Se puede observar que es mucho más carnoso. Foto: Cosasdecome

 

 

Uno de los problemas del Huerto de Tía Lou es que el tiempo de los tomates, al hacerse todo de forma natural, es corto. Los primeros se recogen en los últimos días de mayo y los últimos en octubre. La idea ahora es diversificar, lo que dicen los libros que se ha estudiado Lourdes y lo que dice también el sentido común de agricultor, de Manuel. En eso están. Han pensado en los pimientos. La idea es producir pimientos picantes, algo que ahora demandan mucho los buscadores de sabores, esas personas que cazan nuevas tendencia en los que es comé. También han plantado calabazas y están estudiando otros productos exquisitos para hacer más grande el “Huerto de Tía Lou”.

Se puede contactar con el Huerto de Tía Lou en el correo electrónico  info@elhuertodetialou.com

Pinchar aquí para visitar la página de El Huerto de Tía Lou

 

 

5 Respuestas
  • por Teresa Almendros 14 Julio 2014 en 21:18 pm

    Enhorabuena Lourdes por tú proyecto. ¡Menudo cambio de vida¡ Mucha suerte.

  • por Carmen 13 Julio 2014 en 19:49 pm

    Doy fe, los tomates están de escándalo, lo mejor es probarlos todos de verdad!!!

  • por jesus navarro 13 Julio 2014 en 12:09 pm

    si los tomates tienen la mano y el cariño de lourdes seguro que seran los mejores tomates del mundo. enhorabuena por este reportaje sincero, original y con sentido del humor. que os vaya muy bien el negocio y que seais felices. lou se lo merece. un abrazo de alguien que la admira. de alguien quien siempre la ha admirado.

  • por Lola Ojeda y Blanco 12 Julio 2014 en 21:16 pm

    Muy interesante….la pena es que no utilizo las tarjetas….me pondré en contacto, con algunas amigas del Puerto de Sta Mª….para que sean las intermediarias….

    Mucha, mucha suerte…

    Lola

  • por Edu pan 11 Julio 2014 en 19:37 pm

    Enhorabuena por la iniciativa, espero que tengais mucho exito. Hay que apostar por la calidad y los productos locales.

    Y enhorabuena por el articulo que me parece como los tomates, buenisimo…

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>