Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Reabre el conocido bar chiclanero de “El Cerro del Trigo” bajo la dirección de El Molino Tapas

Publicado el Viernes, Diciembre 13, 2013 por Cosas de Comé

Los hermanos Avila han rehabilitado el local al que han trasladado su negocio de la calle Bailén. Ofrecen tapas y raciones en una zona de barra y un patio cubierto de hojas de parra

El nuevo local de El Molino Tapas cuenta con un patio interior cubierto de hojas de parra. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

El patio cubierto de hojas de parra llama la atención. Tiene calefactores puestos para combatir el Invierno y el sitio promete para las noches de verano. Han pintado las parades de blanco, con algún elemento bodeguero para adornar. Caben unas cincuenta personas en mesas y sillas de madera de color claro y adornadas por unos manteles en color negro. Encima flores de Pascua por aquello de conmemorar la Navidad.

El Cerro del Trigo, un conocido bar de Chiclana ha vuelto a abrir, tras tres años cerrado. Abre con nuevo nombre, “El Molino Tapas”, completamente rehabilitado y con la idea de sus nuevos propietarios, los hermanos Adolfo y Ana Avila, de reproducir en este espacio, mayor y mejor situado, el éxito que han obtenido en el establecimiento de tapeo que abrieron en la calle Bailén en el año 2012, recuperando la actividad hostelera de la familia ya que su padre fue el propietario del “Bar bisté”, que se hizo famoso por ese plato.

El Cerro del Trigo da la bienvenida con una amplia barra con una estructura de arcos que le da un toque rústico. A lo largo de toda la barra corre paralela una hilera de mesas. Es la zona de tapeo. La oferta gira aquí en torno al tapeo con tapas frías y calientes y un amplio apartado también de montaditos. Se han “importado” las tapas de éxito de El Molino como el solomillo al Pedro Ximénez o a los tres quesos, las croquetas o el salmorejo y se han incorporado novedades como una ensalada de queso de cabra con cebolla crujiente, el pulpo a la gallega, unos huevos fritos flanqueados de patatas fritas, cebolla, pimientos y jamón y dos apartados nuevos, uno dedicado al pescado frito y otro a los arroces. A las ortiguillas y los calamares se unen algunas propuestas menos habituales como unos calamares rellenos en pimentón, un bacalao rebozado acompañado con brócolis, o un atún en tacos. En los arroces, que hay que pedir para un mínimo de 4 personas, tienen el negro con alioli y uno caldoso de mariscos.

En el patio no hay tapas sino platos para compartir. Han tratado de cuidar al máximo los precios y la banda de está entre los 5,5 y los 10 euros, una cifra a la que llegan muy pocas propuestas de la carta. Cuentan también con un reservado con capacidad para 18 personas sentadas.

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Molino Tapas, aquí.

La zona de barra del nuevo establecimiento. Foto: Cosasdecome

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>