Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Mesas en cuesta y un centenar de jereces

Publicado el Viernes, Agosto 12, 2016 por Cosas de Comé

Viña y Mar, situado en el casco antiguo de Vejer, se define como Sherry Bar y ofrece más de cien vinos de Jerez que se pueden tomar por copas

José Ramón Fernández Trujillo posa con una selección de jereces en suestablecimiento. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

Lo primero que llama la atención es la terraza. Las sillas y las mesas están adaptadas para poder superar la fuerte pendiente de la calle Nuestra Señora de la Oliva, en el centro de Vejer. Se las hicieron especialmente con hierro y cada una de ellas tiene patas extensibles que permiten que todo se adapte a la pendiente y el cliente coma comodamente, sin que platos y vasos resbalen.

El sitio se llama Viña y Mar y es un restaurante especialmente destinado a los que le gusten los vinos y, especialmente, los jereces. Estos abren una carta que ocupa más de 17 páginas…casi un libro. José Ramón Fernández Trujillo, el gerente del establecimiento, un vejeriego de 43 años, reconoce que el documento tendría que ser aún mayor “pero no nos da tiempo a actualizarlo porque no paramos de incorporar referencias”. La oferta supera, en este momento, las 400 etiquetas, y eso que el sitio es pequeño. No llega a diez mesas y una pequeña barra en su interior, donde la cocina está a la vista del público.

José Ramón señala que “los 400 vinos los tenemos aquí”. Lo que pasa es que la mayoría descansan en un almacén que tienen en la primera planta y que está dedicado sólo a ellos. En la planta baja, dos de las paredes están completamente cubiertas de botellas, una dedicada a los jereces. Aparecen marcas poco habituales en la zona, de esas que gustan a los aficionados.

Está “Viña La Callejuela”, una bodega situada en Sanlúcar que es el último hallazgo de los entendidos, un valor en alza. No faltan otros clásicos de prestigio como la portuense Gutierrez Colosía, la jerezana Hidalgo o las bodegas Barón de Sanlúcar, con una espectacular presentación, muy colorista.

La gran novedad es que este centenar de jereces se sirve también por copas lo que permite probar varios productos durante la comida o evitar tener que pedir una botella. José Ramón señala que disfruta atendiendo personalmente a los clientes y recomendándoles que vino pueden tomar. “Trato de averiguar los gustos de cada uno a través de la conversación. A algunos ya los conozco y sé que desean.”

Resalta que los extranjeros son especialmente receptivos a la hora de probar los jereces “pero cada vez se va viendo más interés entre el público español e incluso en los de la zona”.

La curiosa terraza en cuesta de Viña y Mar. Foto: Cosasdecome

La copa más barata puede salir por 1,5 euros y la más cara, un palo cortao de Gutierrez Colosía sale por 20. Hay también vinos de la tierra de Cádiz y productos de otras zonas porque la verdadera profesión de José Ramón es distribuidor de vinos “aunque quise poner en marcha este restaurante especialmente para disfrutar, para hablar con gente de vinos que es lo que me gusta”.

 

Fernández Trujillo empezó joven en lo de la hostelería. Con 16 años se colocó fregando platos y preparando hamburguesas en “El Ratito?”

Tuvo negocios propios en Vejer pero se fue a Madrid a conocer a fondo el mundo de los vinos, un tema en el que ya tenía una importante referencia, su hermano Nicolás, con quien tiene actualmente una distribuidora en esta ciudad bajo el nombre de Scott Henry. Nicolás es un prestigioso sumiller. Llegó a llevar los vinos de sitios como El Chaflán. En Madrid José Ramón estudió cursos de Enología y de Sumiller, pero al final decidió volver a su tierra donde montó Viña y Mar, primero una distribuidora de vinos y luego también una vinoteca y tienda de delicadezas gastronómicas.

En el año 2011 se vinieron al local que actualmente ocupan en la calle Nuestra Señora de la Oliva y allí comenzaron a poner tapitas frias con los vinos. Al final en el 2012 se decidieron a poner en marcha el restaurante, al que han bautizado como “sherry bar” un término muy poco habitual en la zona y que se podría traducir, aunque su definición no está clara, como un sitio especializado en jereces. Estos sitios están triunfando ahora en el Reino Unido y también hay alguno en Madrid, pero en Cádiz, curiosamente la cuna de los jereces, son muy difíciles de encontrar

La originalidad de Viña y Mar no sólo está en la carta de vinos. Su propuesta gastronómica tampoco es la habitual. José Ramón señala que “nos basamos en el producto. Buscamos cosas buenas y que estén en temporada. En verano tenemos atún y en invierno preferimos trabajar otros productos”.

Estos panes de remolacha que elaboran ellos mismos sirve para servir el tarantelo de atún. Foto: Cosasdecome

Elaboran hasta su propio pan para las tapas, como unos llamativos bollitos de color rosa, un pan de remolacha que utilizan para envolver unos trozos de tarantelo de atún. Tienen también otro pan negro que sirven con un morrillo de atún aromatizado con oloroso. Hay también unas originales croquetas de cecina de buey que llevan también queso payoyo y una crema de calabaza para acompañar. Sirven también unos tomates, en una especie de milhojas, con requesón de la quesería el Gazul de Alcalá.

 

Se come a base de platos con un precio que va desde los 4,75 euros de un semisalmorejo con manzana y caballas marinadas hasta los 22,50 que cuesta un escabeche de atún rojo aromatizado con mandarinas y servido sobre una crema de espinacas.

Tienen también corvina asada, pulpo o cocochas de bacalao y para los carnívoros tienen vacuno de La Janda y cerdo ibérico que les surte la carnicería de Paco Melero.

Viña y Mar está en en la calle Nuestra Señora de la Oliva número 8. Su teléfono es el 956455167. El hoario varia mucho en función de la temporada. Mejor consultar por teléfono.

Más información gastronómica y más sitios interesantes en Vejer, pinchando aquí.

La ensalada de tomates lleva también requesón de la quesería El Gazul de Alcalá de los Gazules. Foto: Cosasdecome

 

 

 

 

Una Respuesta
  • por Arrumbador 18 Agosto 2016 en 11:12 am

    Realmente sorprendente la carta de jereces; por su manera de aconsejar se nota q son unos enamorados de Jerez. Sitio muy recomendable. Importante reservar mesa.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>