Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Mariscos Ortiz abre en la Zona Franca una tienda que venderá mariscos crudos y cocidos

Publicado el Sábado, Julio 23, 2011 por Cosas de Comé

La empresa gaditana ha inaugurado una tienda especializada en el parque de Levante con más de 250 metros cuadrados en la que ofrecerá desde langostinos de Sanlúcar hasta cigalas hembra, las más apreciadas

Iván Ortiz y su padre Antonio Ortiz posan con bandejas de marisco cocido en las puertas de su tienda en el parque de Levante de la Zona Franca de Cádiz

En la tienda, que tiene entradas por dos calles, Alcalá de los Gazulez y Villa de Rota, se alinean una decena de expositores especiales para productos congelados. El surtido es grande. En los congeladores hay gambas de varios tipos, un amplio surtido langostinos, cigales, langostas, carabineros, quisquillas y también algo de pescado congelado, pero entero, como urtas, rapes o puntillitas.

Iván Ortiz Cordero, 33 años, junto a su hermano Antonio, 39, forma parte de la tercera generación de la empresa que fundara su abuelo allá por 1935.

Señala que todavía la tienda está a medio gas: “Estamos aún colocando mobiliario, nos falta la decoración y muchos detalles. Pero hemos preferido abrirla ya al público porque la gente venía por aquí, buscándonos y había que atenderlos. Hemos abierto las puertas esta misma semana”.

Los Ortiz saben de lo que va el marisco. Su empresa va ya camino de cumplir los 80 años. La clave, estiman, está “en la calidad que siempre hemos ofertado. Cuando se trabajaba el marisco fresco, buscábamos lo mejor y ahora que lo que entra es casi todo congelado, sólo vendemos marisco salvaje, nada de criaderos y, además buscamos que sea congelado en alta mar y de los mejores caladeros para cada especie”.

De todos modos señalan que una gran parte del producto que venden les llega desde el caladero del Norte de Marruecos que es donde estiman que se encuentran ahora las mejores gambas blancas o algunos de los langostinos. Los segundos grandes abastecedores de la tienda son los barcos de la flota gallega que pesca en sus costas o en la zona de Gran Sol. De allí, por ejemplo, llegan las cigalas, “todas hembras, no compramos machos, porque son las que traen el coral”.

No obstante algunos productos siguen siendo de la provincia de Cádiz. Así se abastecen en Sanlúcar de langostinos. “Los solemos vender frescos, sin congelar, porque se acaban en seguida” y también cuentan en ocasiones con langostas de la Bahía de Cádiz donde a veces se sigue encontrando este crustáceo.

El surtido es grande, tanto en gambas como en langostinos hay muchas variedades: gamba blanca y gamba roja de muy diferentes tamaños, langostinos blancos y tigre y los “jumbo” unos ejemplares de gran tamaño que son buenos para hacer a la plancha. En el apartado de cigalas las estrellas son las conocidas como “perno” que pesan cada una más de 300 gramos.

La oferta se complementa también con pulpo, calamares o con puntillitas “de las de verdad” aclaran, traidas también de la costa marroquí, en concreto de Kenitra y también tienen urtas enteras congeladas que traen también de esa zona. En la oferta de la tienda hay también algo de pescado congelado. como pez espada en grandes filetes, rapes, lenguados o gallos del lunar, todos enteros y también traidos desde el Norte de Marruecos. Señalan que los traen así porque son congelados en alta mar y porque de esta manera conservan mejor sus cualidades.

Marisco cocido

La segunda estrella de la tienda es la venta también de marisco cocido, además del crudo congelado. Iván señala que “lo cocemos bajo pedido. Tenemos muy poco stock para que la gente se lo lleve recien hecho, porque esto se nota luego en la calidad. Lo habitual es que lo hagamos cuando la persona lo pide. Nos pueden llamar por teléfono y hacernos el encargo y cuando llegan se lo encuentran ya preparado”. No obstanta también tienen preparados unas especies de fiambreras ya listas con diferentes tipos de marisco.

Iván y su padre señalan que las claves para cocer bien el marisco es “primero descongelarlo. No cocerdo directamente congelado. Si son gambas o langostinos pequeños basta con sacarlos del congelador y darles varios lavados en agua fría y si son mariscos más grandes deben estar más tiempo en agua. Luego echarlo en al agua, aunque eso sí, debe estar hirviendo y con sal”.

En la tienda tienen preparadas unas tarjetas en las que se detalla como se cuece el marisco correctamente y se la entregan a los clientes.

Langostinos "blancos" ya cocidos y listos para vender en la nueva tienda de Mariscos Ortiz. Foto: Cosas de Comé

 

 

El cocedero se encuentra en las mismas instalaciones de la tienda que ocupa 250 metros cuadrados. La idea es, poco a poco, ir aumentando la oferta, que siempre tendrá que ver con productos marinos, aunque piensan introducir algo de salazanes y ahumados.

La tienda es la más grande que existe en Cádiz  en este campo y supone recuperar el cocedero de mariscos un tipo de tienda que se encontraba antes en la ciudad y que desaparecieron. Los únicos que quedan en la actualidad están situados dentro de cervecerías, pero no existía uno de estas características. La nave, que alojaba antes un gimnasio, tiene dos plantas, aunque por el momento los Ortiz no han decidido que hacer con el segundo piso.

Mariscos Ortiz se fundó en 1935 por parte de Antonio Ortiz Carmona. Trabajaba en Córdoba, en una marisquería y como su empresa necesitaba buscar marisco lo enviaron a Cádiz con tan sólo 15 años. Finalmente terminó montando negocio propio en el muelle. Entonces se trabajaba el marisco fresco y capturado incluso en la zona. La labor de Antonio, la continuó su hijo Antonio Ortiz Zambrano que continúa con el proyecto junto a sus hijos. La empresa, que cuenta también con una nave frigorífica de 1000 metros cuadrados en Puerto Real, después de que abandonaran el muelle de Cádiz, centra su negocio en la provincia de Cádiz y Sevilla aunque sirven marisco a toda España. También cuentan con tienda en internet (www.mariscosortiz.com) y este nuevo establecimiento que acaban de abrir. Por el momento abren de lunes a sábados de nueve de la mañana a tres de la tarde y los viernes también abren por la tarde de 6 a 9. El teléfono de la tienda es el 956278558.

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>