Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Los otros museos

Publicado el Sábado, Noviembre 21, 2009 por Cosas de Comé

La Confitería Maype de Cádiz, una de esas tiendas que son casi un mueso. Foto: Cosas de Comé

La Confitería Maype de Cádiz, una de esas tiendas que son casi un mueso. Foto: Cosas de Comé

Nunca he comprendido muy bien porque en los libros de viajes se dedica tanto espacio a los monumentos de piedra y tan poco a los monumentos vivos, a los que están aún en funcionamiento y siguen provocando que te quedes con la boca abierta porque lo que ves es un regalo para tres o cuatro sentidos a la vez.

Maype, como puede ser la taberna de La Manzanilla de Cádiz, la venta de Vargas de San Fernando, los tabancos que todavía se ven en el centro de Jerez, la confitería de Guerrero o la de Pozo en Sanlúcar, La Tarifeña y Bernal en Tarifa, La Plata en Los Barrios, las Trejas de Medina, Galván de Vejer, Tres Martínez en Barbate o la preciosidad que tiene la familia Ibañez en el centro de El Puerto de Santa María para vender sus tejas, son también museos visitables en los que se cuenta otra historia, quizás menos trascendente pero igual de importante porque han producido muchos momentos imborrables, de esos que nunca vienen en los libros de historia, pero que si están en las historias diarias de la gente.

Es una lástima que no mostremos más todos estos museos, que no presumamos de ellos al exterior y cuando alguien nos pregunte que hay que ver aquí, además de llevarlo a ver la cúpula de la Catedral y las Puertas de Tierra, también le invitemos a tomar una copa de manzanilla de Sanlucar con dos aceitunas y a sufrir delante del mostrador de Maype porque nunca sabe uno porque decidirse ante tanta delicia de chocolate. Ojalá algún día defendamos estos museos igual que lo hacemos con los de piedra.

Pepe Monforte

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>