Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Los otros dulces de Semana Santa

Publicado el Jueves, Marzo 24, 2016 por Cosas de Comé

Además de las famosas torrijas, los roscos y el arroz con leche, en la provincia de Cádiz hay otra pastelería de Cuaresma más desconocida que va desde los gañotes o los hornazos a las alpisteras

Texto: Pepe Monforte

Tras la Navidad, la Cuaresma y su prolongación, la Semana Santa, es la época del año con una mayor riqueza gastronómica, con un amplio recetario propio tanto dulce como salado. La parte “azucarada” quizás sea la más interesante. Casi todas las fórmulas, van muy en consonancia con el espíritu “de sacrificio”. Se trata de dulces básicos, muchos de ellos basados en el pan, en los que no suele haber ni cremas, ni muchos colores.

Incluso se puede hablar de dulces con mensaje, como los roscos de Semana Santa, con los que se quiere representar la corona de espinas que lleva Jesús en su cabeza cuando fue ajusticiado. Los más conocidos de la Semana Santa, además de sus variantes como los roscos de vino que se hacen en Chiclana, son las torrijas y el arroz con leche. También tienen mucha popularidad el pan duro que se realiza especialmente en Vejer y que incluso se repartía entre los penitentes cuando terminaban su recorrido procesional para que se recuperaran del esfuerzo.

Sin embargo hay otros dulces en la provincia que también son típicos de Semana Santa y que no gozan de tanta popularidad. Hacemos un recorrido por cada uno de ellos y contamos sitios donde encontrarlos, para disfrutar de estas joyas de menos lucimiento.

Foto: Lola Monforte

Los Bollos de Arcos

Son un rosco, aunque muy diferente del de Semana Santa. Su único similitud es el color, tambien un rubio tostado. La primera gran difrerencia está en la textura. Los bollos, también conocidos como roscos, responden a su nombre y tienen una masa ligera, aunque se van poniendo más duros cuantos más dias pasan desde su elaboración. Se suelen presentar como los mostachones de Utrera sobre un papel en el que se han horneado y al que van un poco pegados. La masa está realizada con harina, aceite de oliva y almendras, con las que también se decora por encima. Van especiados con matalahuga, ajonjoli y canela y por encima van espolvoreados con azúcar. En Arcos ya se encuentran todo el año. Nos quedamos con la versión que realizan en la Panificadora Arcense en la calle Matrera número 10,  en el casco antiguo de Arcos. (más datos aquí)

Foto: Cosasdecome

Los roscones de almendra

Son una especialidad muy personal de la pastelería Fuentes de Villamartin. Son una variante de los Roscos de Semana Santa pero con muchos elementos diferenciadores. Lo primero que llama la atención es su tamaño, mayor que la palma de la mano y no de forma circular sino en forma elíptica. Luego la textura, mucho más abizcochada que los roscos típicos de Semana Santa. En sus ingredientes llevan almendras, lo que los emparenta también un poco con los cercanos bollos de Arcos. Estos “roscos de autor” que realiza el maestro pastelero José Manuel Fuentes Orozco se aromatizan con ajonjoli, clavo y canela. La pastelería está en la calle Rosario número 87 (más información aquí)

Foto: Cosasdecome

Los Gañotes

Se trata de un dulce de forma muy curiosa. Es una masa de harina, aceite y huevo aromatizada con canela y ralladura de limón. Con esta masa se hacen tiras redondas con las que se van rodeando unos canutillos, normalmente hechos con caña. Estos canutillos de frien en aceite y luego se les quita la caña, quedando un dulce alargado, redondo y hueco por dentro. A pesar de su aspecto espartano son muy agradables de comer. La población donde es más habitual encontrarlos es en Ubrique, donde varias pastelerías lo tienen todo el año, aunque se pueden encontrar también en otras poblaciones. Es también muy famosa la versión de la pastelería Orozco de Algodonales que incluso los envasa en cajas para regalos. Una versión bastante interesante la de la pastelería Los Nueve Caños en la avenida de España número 46 (más información aquí).

Hornazo. Foto cedida por la pastelería Okay.

El Hornazo

Es un dulce que se repite por muchos puntos de la provincia pero con nombres diferentes. La esencia es aprovechar la masa de pan que ha sobrado en el horno y con ella elaborar un dulce. Así se le añade azúcar y especias y se hornea. En Alcalá de los Gazules se le llama torta de pellizcos. Los hornazos son muy conocidos en Olvera y también en Puerto Serrano. En algunas localidades el dulce tiene una curiosidad y es que se le pone en el centro un huevo duro. En la panadería Paco de Puerto Serrano, donde también elaboran estupendo molletes, tienen los hornazos todo el año. La panadería está en la calle Calvario número 37. Su teléfono es el 956127070 y abren todos los días.

Borrachuelos. Estos son de la pastelería La Plata de Los Barrios. Foto: Cosasdecome

Borrachuelos y empanadillas

En varias poblaciones de la Sierra y también del Campo de Gibraltar se elaboran durante la Cuaresma los borrachuelos y las empanadillas. Los borrachuelos son una variante de los pestiños y pueden ir rellenos de cabello de angel. Tienen mucha fama en Málaga y por eso se han extendido a estas dos zonas de la provincia. Los suelen tener, por ejemplo en Algodonales o se pueden encontrar en Olvera. En la pastelería Virgen del Carmen de Alcalá del Valle, más conocida como Mari Pepa, hacen pestiños y también unas empanadillas, tipo borrachuelos, que rellenan con cabello de angel o con batata. (más información sobre la pastelería Mari Pepa, aquí).

Foto: Cosasdecome

Bollos de Cuaresma

Es un dulce que se puede ver también por el Campo de Gibraltar. Están hechos con masa de brioche y aromatizados con canela y pasas. Una vez horneados se bañan con miel y unas bolitas de anises. Es una especialidad típica de las pastelerías Okay con locales en Algeciras, La Línea y San Roque y los elaboran con varias formas. En estos establecimientos también elaboran los “hornazos”. Aqui los aromatizan con canela y matalauva y llevan como adorno huevos duros. (más información sobre la Pasteleríay Okay aquí)

Foto: Cedida por Bollería La Merced Casa Guerrero

Alpisteras

Curioso dulce característico de Sanlúcar, aunque también es posible encontrarlo en algunas confiterías de Jerez. Su textura recuerda a la de una galleta y la masa está hecha con harina y huevos aromatizado todo con ajonjolí. Parece que su nombre, precisamente, deriva de este último ingrediente que, a la vista, es parecido al alpiste. La masa se decora luego con una mezcla de azúcar glas con limón, según señala la pastelera Inmaculada Nieto Guerrero. Precisamente en su pastelería, la bollería La Merced Casa Guerrero, se puede encontrar una versión bastante acertada del dulce. (más información aquí).

Estos son los dulces menos conocidos de la provincia, pero conviene también hacer un repaso por los más conocidos como los Roscos, el pan duro, las torrijas…(aquí más información sobre ellos).

¿Quiere conocer las recetas de los Roscos de Semana Santa o las torrijas? pulse aquí

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>