Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Llegan los alcauciles

Publicado el Lunes, Marzo 1, 2010 por Cosas de Comé

Mi amigo Paco Vázquez, frutero de profesión y que vive lo de la huerta con pasión, me llamaba el otro día para contarme la enhorabuena: los primeros alcauciles habían aparecido ya en Conil, los cimeros, como se le conoce en el argot y que son los más apreciados porque son tiernecitos como aquellas pachangas que vendía el horno de Compañía…esa si que ha sido una gran pérdida para Cádiz. Igual que Martínez Camino anuncia cada año que Jesús ha resucitado, Paco Vázquez anuncia que han llegado los alcauciles a Conil.

La Cuaresma en Cádiz va ligada a los alcauciles. Si en Sevilla se huele a azahar aquí, que somos menos románticos y más de comé, a lo que huele es a un buen potaje de chícharos con habas y alcauciles. Llegaron en el momento justo, porque coincidía con que la cocinera conileña Petri Benitez, catedrática de los platos de cuchara, iba a cocinarlos en la Escuela de Hostelería de Cádiz en su semana gastronómica de productos gaditanos. La idea era hacerlos como los de toda la vida, lo que pasa es que Petri los quiso poner ese día de etiqueta y les añadió unos taquitos dejamón, como se hace con las tortillas, cuando uno quiere vestirlas de domingo.

Los alcauciles son otro de esos tesoros ocultos de la provincia de Cádiz, otra de las bondades que tenemos que dar a conocer al mundo antes de que el cambio climático siga haciendonos la puñeta y nos esté poniendo de agua como un corredor de maratón después de correr en el desierto de Gobi a las tres de la tarde y sin gorrito.

Si el tiempo les deja les aconsejo un viajecito por Conil para degustarlos en su guiso clásico, el del trío La, la, la, pero en campestre: chicharitos, habas y alcauciles. Llevan poco más. Hay establecimientos como el restaurante Blanco y Verde, la venta José Mari o el bar El Galeón que bordan la fórmula clásica y después La Venta Melchor ya le pone su poquito de imaginación.

Pero sí tipico es el guiso de alcauciles con chícharos, no se queda atrás el de alcauciles con papas guisás y aquí los maestros son los de Trebujena. En abril tendrá lugar incluso un peculiar concurso en el que se determinará quien es el mejor cocinero de este plato. Será el 18 de abril y a los campeones el Ayuntamiento, que organiza el concurso, les entregará dos ollas expres…espero que estén homologadas para hacer menudo. Vivan los alcauciles con chicharos y habas, eso si que es un triduo y no el del Despojado.

Pepe Monforte

Tags:
No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>