Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Las habichuelas pías, una perla sin pulir

Publicado el Viernes, Abril 26, 2013 por Cosas de Comé

El experto en producto de la huerta de Conil Paco Vázquez, resalta el interés de este producto y aboga por su difusión entre los cocineros de la zona

Habichuelas pías. Foto: Lola Monforte

 

 

Ya llegó abril y mayo, los días se agrandan y las temperaturas son apropiadas de esta estación, surge de la huerta de aquí, como si de una mina se extrajese, una perla sin pulir, son las pías de Conil.

Nosotros aquí las cultivamos desde antaño y ha sido santo y seña de la agricultura y de la gastronomía conileña, pues cocinadas de diversas formas eran muy habituales en nuestras cocinas y nuestra mesa.

Las pías son sin más una legumbre, que una vez seca, es una judía, con pintas rojas y blancas. Según los viejos del lugar eran parecidas a manchas o lunares de algunos animales, dicen que por ellos tomo el nombre de habichuelas pías.

Allá por el mes de febrero, son plantadas en terrenos bien abonados, orientados al sol del invierno y resguardado de los vientos, especialmente del levante.

A los diez días aproximadamente de su siembra, empiezan a brotar las pequeñas plantas, que al nacer, son amarillentas, pero con el paso de los días, adquiere un color verde, con dos hojas, en forma de corazones.

Cuando la planta empieza a crecer se llena de hojas y aparecen las primeras flores, que dan paso a unos cornatillos, que luego con el paso de algunos días, se transforman en habichuelas pías. El fruto es de color verde pálido con forma de cuernecillo, de 6 a 8 centímetros y con poco peso.

Su recolección se debe de realizar antes de que se formen las semillas, pues entonces se vuelven fibrosas y pierden calidad. Para conseguir un kilo de judías hay que cosechar 5 veces más de vainas, que de otra variedad, de las que normalmente hay en el mercado. Por eso los agricultores, al ser tan poco productiva,  no las plantan, aunque algunos siguen cultivándolas para la venta, aunque son muy habituales en huertos familiares.

Como ya hemos dicho empiezan a conocerse fuera de nuestra localidad, gracias a los cuidados de un hortelano de pluma y libreta en mano, que ha difundido y sigue haciendo que nuestros productos y nuestra gastronomía sean conocidos y apreciados fuera de nuestra localidad, gracias señor Monforte

Ahora somos nosotros, agricultores,profesionales de la alimentación y cocineros de aquí , los que tenemos que poner las pías en el lugar que merecen, esta perla la tenemos que pulir entre todos, que hablen los paladares, pues cremosidad y calidad le sobran, para ser un producto referente de nuestra huerta y nuestra cocina.

Las pías, si las recolectamos con la vaina verde, ya no es una legumbre, es una verdura de temporada.

No es viable su cultivo, fuera de estas fechas, pues no es productivo, aunque la planta crece y florece en otras estaciones, no da frutos, las temperaturas altas, bajas o misterios de la naturaleza, hacen que solo las podamos recolectar por estas fechas.

Al ser un producto de temporada, solo disponemos de ellas poco tiempo, solo los meses de abril y mayo son recolectadas por aquí. Hoy gracias a los nuevos métodos de conservación , podemos disfrutar de ellas durante más tiempo, y utilizarla en otra fecha, que cocinadas de diferentes formas (sopas , guisos, entrantes, guarnición, tortilla, revuelto,etc) y que siga nuestra imaginación.

No dejemos de utilizar este producto para platos tradicionales, y platos de la nueva cocina , nuestro paladar nos lo agradecerán.

Daremos trabajo y riqueza a los agricultores y sin darnos cuenta estaremos tallando y dando forma a estas perlas que son las pías de Conil.

Paco Vázquez

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>