Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

La gran fusión

Publicado el Viernes, Febrero 12, 2010 por Cosas de Comé

La tienda de Vélez, el nuevo establecimiento de El Balandro, presenta un nuevo concepto de negocio en Cádiz en el que se mezclan las tapas, la comida informal, los desayunos,  comida para llevar, panadería, pastelería y hasta una pequeña vinoteca.

Texto: Pepe Monforte

Vista del establecimiento presidido por una amplia barra cuadrangular rodeada de mesas. Foto: Cosas de Comé

Vista del establecimiento presidido por una amplia barra cuadrangular rodeada de mesas. Foto: Cosas de Comé

El concepto podría ser el de unir varios negocios en un sólo espacio. El mérito es hacerlo de forma armónica y ese es el objetivo de la familia Vélez, muy conocida en la Bahía de Cádiz por su buque insignia, el restaurante El Balandro, al que ahora se une este nuevo establecimiento, la tienda de Vélez (Avenida Cayetano del Toro n. 17), un espacio que definen como gastrobar, el primero de la Bahia, pero que engloba aspectos tan diferentes como una panadería pastelería, una pequeña vinoteca, un amplio bar de tapas donde también se pueden comer platos de forma informal, y de forma ininterrumpida y un lugar para desayunar o merendar.

Es una “gran fusión” gastronómica que se ve no sólo en el concepto del negocio sino también en sus propuestas gastronómicas en la que se proponen novedosas fórmulas que combinan la cocina gaditana con otras cocinas como la japonesa o la italiana, dando frutos como el sashimi de cazón en adobo, el sushi de langostinos de Sanlúcar, la pizza de queso payoyo, con tres clases de queso de esta conocida quesería de Villaluenga o un surtido de pescado frito en el que este viene envuelto no en harina de pescado, que sería lo habitual, sino en pastas de cocina de influencia oriental. Precisamente el producto se sirve en una cesta japonesa que se utiliza para cocinar al vapor. El menudo, un plato imprescindible de la cocina de cuchara andaluza se acompaña con una tosta con queso italiano.

Javier Vélez delante de la peculiar carta de la tienda escrita en tiza sobre la pared negra. Foto: Cosas de Comé.

Javier Vélez delante de la peculiar carta de la tienda escrita en tiza sobre la pared negra. Foto: Cosas de Comé.

Javier Vélez, 38 años y uno de los tres hermanos que comandan el negocio en unión de sus padres, resalta que el proyecto llevaba ya años fraguándose en la cabeza de Francisco José Vélez, el creador del grupo y todo un enamorado de la cocina que le llevó allá por 1992, cuando tenía 47 años, a abandonar sus ocupaciones y fundar en el centro de Cádiz un pequeño bar llamado El Mesón de las Américas. Luego, en 1995 vendría el primer Balandro en el Paseo Marítimo y luego el de la Alameda, cogiendo el local del mítico Anteojo, uno de los restaurantes estrella del Cádiz del último cuarto del siglo XX.

José Francisco tiene ahora 64 años y sigue siendo el “más creativo” de la familia. Hace pocos meses abrieron también Avenida 28 (Avenida Ana de Viya n. 28. Teléfono: 856173159) en el que ya introdujeron algunos de los conceptos que han desarrollado ahora en La Tienda de Vélez. Uno de los más novedosos es ofrecer desayunos y meriendas con emparedados rellenos de diversas cremas, una oferta novedosa en Cádiz. Pero ahora la apuesta es mucho más fuerte. El nuevo local, situado en el número 17 de la avenida Cayetano del Toro, muy cerca de la plaza Ingeniero La Cierva, tiene en primer lugar una panadería y pastelería donde el público podrá adquirir estos productos directamente, sin necesidad de consumir en el establecimiento. Por el momento no está abierta ya que le faltan algunos detalles pero se abrirá en los próximos días. Sin descanso, el cliente se encuentra a continuación con un amplio expositor donde puede ver las tapas que se ofrecen en el establecimiento que, si lo desea, puede comprar y llevárselas a casa. Es la segunda pata del negocio, la cocina preparada de calidad para llevar. En frente, dentro de una cristalera, una vinoteca con unas 120 referencias. Los Vélez ya introdujeron en Avenida 28 la posibilidad de comprar vinos para llevar y ahora amplian esta experiencia con una tienda de vinos propiamente dicha.

Cocina abierta todo el día

Se accede ya al salón principal del establecimiento con cocina para finalizar los platos a la vista del público y una amplia barra en forma de cubo en el que los clientes pueden ocupar 3 de sus cuatro caras. Alrrededor de la barra unas cuantas meses donde se pueden degustar las tapas y algunos platos. La idea es que la cocina esté abierta todo el día (el establecimiento abrirá de 8 de la mañana a 12 de la noche todos los días) y pueda servir platos a cuaquier hora, aunque no sean las habituales para almorzar o cenar. La decoración del local es obra de Paco Vélez, uno de los tres hermanos (Javier, Paco y Eladio). El ha sido el artífice de la personal ambientación de todos los locales del grupo, especialmente lucida en Albarizuela, el restaurante que abrieron en 2007 en Puerto Real en una casa del siglo XVIII. Las claves se repiten, blanco y negro como colores y elementos minimalistas que se combinan con algunas decoraciones muy barrocas. Los contrastes y las fusiones que se verán luego en la carta.

La Carta de La Tienda de Vélez

La carta del establecimiento advierte desde el principio que es algo diferente. Comienza con “Nuestra versión de” y hace referencia a la ensaladilla o a la ensaladilla de pulpo, uno de los platos señeros del grupo El Balandro y que les ha dado mayores alegrías. La novedad es que se presentan en vasos de cristal. Hay patés caseros que van metidos en tarros para que el público se los pueda llevar comodamente o comerlos en el local.

Otro punto que llama la atención son los platos de cuchara. Hay berza y menudo. Ambas se presentan en unas pequeñas ollas y van acompañadas, con unas tostas de pan. De pringá para la berza y con queso italiano para el menudo. Las croquetas son otra propuesta llamativa. No van fritas como estamos acostumbrados, sino que la masa, realizada con bechamel, como toda la vida, se cubre ligeramente de algo de pan rallado y se hornean en vez de freirse con lo que tienen una textura diferente. Las hay de cinco tipos, y llaman la atención la de rabo de toro o la carrillada ibérica y pimientos del piquillo.

Pero donde quizás la imaginación de Los Veléz ha volado más alto es en su peculiar surtido de pescado. Nada de harina, sino que las tres especialidades que lo componen: gallo, langostinos y tortillitas de camarones van cubiertos de pastas de clara influencia oriental. Así el gallo va recubierto de pasta brick, mientras que los langostinos se envuelven en pasta kataifi, unos fideos muy finos que se frien y envuelven de forma crujiente el alimento. Su origen es griego, aunque es un producto utilizado en la cocina de vanguardia. La tortillita de camarones también va envuelta en pasta brick. El toque oriental del plato se plasma también en su presentación ya que llega a la mesa en una cesta de las que se utilizan en la cocina japonesa para cocer alimentos.

El singular "frito gaditano" de la Tienda de Vélez. Foto: Cosas de Comé

El singular "frito gaditano" de la Tienda de Vélez. Foto: Cosas de Comé

En brick también va la tapa de chocos de trasmallo y también se fusionan Japón y Cádiz en dos peculiares platos más, el sushi nori (rollos de arroz envueltos en alga nori japonesa y pescado crudo) de langostinos de Sanlúcar y el sashimi de cazón en adobo en el que el pescado se macera en un adobo pero no se frie luego. La debilidad de Los Vélez, la cocina italiana, que introdujeron con éxito en el Balandro fusionándola con la cocina gaditana queda patente en las originales pizzas del establecimiento. La masa la realizan ellos en sus cocinas centrales, que inauguraron en 2009 en la avenida Juan Carlos I. La más llamativa una de quesos payoyos de Villaluenga. Sólo lleva algunas especias y tres clases de queso de Villaluenga, al romero, de oveja y de cabra, nada de tomate, para que se pueda apreciar como merece este peculiar producto gaditano.

Las fusiones están por todos lados. Como plato de pescado se propone un bacalao confitado en manteca colorá o un rape se presenta acompañado de un risotto (arroz italiano) de romescu (una salsa catalana) y cous-cous (plato árabe) de langostinos. La ternera se acompaña también de una espuma de queso payoyo al romero y hasta hay un guiño a la cocina americana con un solomillo de pollo que se acompaña de ketchup, aunque, eso sí, casero.

Se han decidido a bautizar el local como gastro bar porque así se están nombrando a los establecimientos que ofrecen tapas modernas, de alta cocina y esta es la idea en la que quiere moverse La Tienda de Vélez. En este campo, como gastro bar, serán pioneros en la Bahía de Cádiz, aunque en este campo, aunque sin bautizarse como gastro bares ya funcionan algunas propuestas como Show de Tapas o Barra 7.

Si quiere ver la carta completa que ofrece La Tienda de Vélez puede verla pulsando sobre el recuadro de abajo.

Si quiere conocer la historia de la familia Vélez, de El Balandro y del restaurante Albarizuela de Puerto Real pulse aquí.

Carta de La Tienda de Vélez (Esta recogida el 30 de diciembre de 2009. Puede tener cambios posteriores).

Carta de La Tienda de Vélez (Esta recogida el 30 de diciembre de 2009. Puede tener cambios posteriores).

7 Respuestas
  • por Perico 30 Junio 2012 en 13:46 pm

    Miguel todo el mundo tiene un mal dia, creo que lo que estas hablando no es cierto, pero bueno cada uno es libre de poner lo que quiera, y para gusto colores, yo solo puedo decir que, ENHORABUENA HNOS VELEZ, Y SUS TRABAJADORES, SEGUIR ASI, Y MEJORANDO CADA DIA EN TODOS LOS ASPECTOS

  • por miguel 30 Junio 2011 en 8:00 am

    coincido plenamente con mi tocayo, al principio estaba genial, raciones generosas, buenos precios y todo muy bueno al cabo de un mes, cambiaron la carta, subieron los precios, bajaron las cantidades y lo que es peor empeoro la calidad. Yo hace ya tiempo que no voy, no se me da la impresión que los establecimientos que están abriendo los Vélez, se están quedando cada vez mas en la fachada, todo muy bonito y de diseño pero después fallan en lo importante.

  • por Natalia 7 Agosto 2010 en 13:21 pm

    Bueno, que esté todo el día abierto no quiere decir que esté todo el día abierta la cocina. Yo he ido varias veces a almorzar y cierran la cocina a las 4,30 despues de esa hora empieza la merienda y cierra la cocina.

  • por miguel 21 Julio 2010 en 13:47 pm

    Por cierto, lo de cocina abierta todo el dia ni hablar, el camarero me ha dicho dos veces de las que fui que no me podía poner un plato por que estaba la cocina cerrada, y eran las 4 al salir del trabajo.

  • por miguel 21 Julio 2010 en 13:45 pm

    Bueno a ver, cuando abrió nos parecio un sitio espectacular, con una carta realmente atractiva, con propuestas innovadoras, y sobre todo a unos precios muy buenos, al cabo del tiempo, un mes, empezaron a cambiar la carta y ya los platos empezaban a ser menos atractivos, y los precios ni por asomo de lo original. En total hasta hoy he ido unas 8 veces y siempre ha ido a peor. La carne creo, es mi opinión, no la hacen bien, y el pescado hay veces que está bueno y otras no te lo puedes comer. Para mi lo único que mantienen bueno son los postres, que desde el primer día me ha parecido lo mejor.
    Voy a dejar pasar tiempo para volver, pero volveré, a ver si han mejorado.

  • por Cosas de Comé 27 Enero 2010 en 20:20 pm

    Hola Rocío. Bienvenida a Cosas de Comé. La Tienda de Vélez ya está abierta por lo que puedes añadir a tu lista este nuevo establecimiento. Coincido contigo en dar la enhorabuena a esta familia por su capacidad para innovar y también para crear escuela.

  • por Rocío 27 Enero 2010 en 12:07 pm

    Ya estoy desendo que lo inauguren.
    Soy una cliente asidua de La Albarizuela y de vez en cuando me paso por El Balandro y, ahora más, por el Avenida 28: cada uno tiene su encanto y la carta no es la misma, con lo que tenemos más variedad.
    Mi más sincera enhorabuena a la familia Vélez por seguir innovando y creando para todo Cádiz.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>