Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

La empresa gaditana La Gorda te da de comer abre bar en Sevilla

Publicado el Jueves, Marzo 1, 2012 por Cosas de Comé

El establecimiento gaditano ha realizado un espectacular crecimiento en tan sólo 10 años pasando a tener ya 4 locales y 25 empleados

José Molina, uno de los fundadores y propietarios de La Gorda te da de comer, delante del conocido logotipo de sus establecimientos. Foto: Cosas de Comé.

Texto: Pepe Monforte

 

Todo surgió casi por casualidad. José Molina, Nino, trabajaba para la cadena de pizzerías Pizza Hut. Llevaba nada más y nada menos que la zona de Andalucía. Con él trabajaba también Antonio García, su socio.

La cadena realizó una remodelación de esas duras y ellos dos se quedaron en la calle. Era el momento. Juntaron el dinero del paro y salió “La Gorda te da de comer”.

El nombre, que no cabe duda de que es llamativo y peculiar, surgió por que en el grupo de amigos, siempre le pedían a José Molina, 38 años y nacido en Sevilla, que preparara algo. Dijeron, pues le ponemos “el gordo te da de comer. Pero nos pareció más comercial y divertido, más entrañable, lo de la gorda y allá fuimos”.

Costo poner en marcha la idea. Corría el año 2002. Tuvieron el local en marzo pero hasta diciembre no obtuvieron la licencia de apertura y pudieron abrir: “imaginaté los gastos corriendo y nosotros sin ingresar un duro. Pero aunque no teníamos nada, el primer día, con la alegría del momento, regalamos todo a los clientes. Al otro día ya teníamos cola para comer”.

El éxito les acompañó a Nino y a Antonio, 33 años y gaditano, desde el principio y de forma arrolladora. Pocos sitios pueden presumir de haber tenido muchos días colas en la puerta antes de abrir. José, el cocinero y creador de las cartas del grupo empresarial, considera que la clave está en que “desde el primer día me plantee que lo que tenía que poner eran cosas sencillas, caseras, lo que a mi me gustaría comer todos los días”.

No cabe duda de que ha acertado. El fin de semana del 19 al 21 de marzo, todavía no tienen seguro el día, abrirán sucursal en Sevilla, en la calle Relator, esquina con Faustino Alvarez, no muy lejos del centro de la ciudad (ver aquí mapa). José señala que está muy ilusionado por abrir en su ciudad natal. Del establecimiento se encargará Carmen Bejarano, que ya ha trabajado con ellos en Cádiz y dirigirá el establecimiento sevillano. El local es de parecidas dimensiones al que tienen en Cádiz, en la calle General Luque.

No es la única nueva apertura reciente que han hecho, en el pasado mes de octubre abrían también en la calle Ceballos en Cádiz y esto se unía a sus otros dos estableciminetos, el primero, que tienen en la calle General Luque y el segundo, el más grande con dos plantas, con que cuentan en la calle Valdeiñigo esquina con Rosario.

Los llenos de público son habituales en los establecimientos del grupo. Su popularidad ha sido tanta que le han salido incluso copias idénticas en la provincia. José Molina destaca que “tenemos un público variopinto, de todas las edades”, señala al ser preguntado sobre si su clientela es, sobre todo, gente joven.

De todos modos no se puede negar que los establecimientos tienen muchos atractivos para este tipo de público. Una decoración colorista, en colores llamativos, un ambiente informal e incluso exposiciones de artistas.

La carta en todos los establecimientos es la misma y es José Molina el que da las directrices de los platos: “Hacemos cambios en la carta, pero mantenemos muchos de los platos que se pusieron porque es imposible quitarlos. La gente los pide”. Eso pasa con la ensaladilla o las patatas bravas. Lo que si cambia cada día es “la tapa de la gorda” que es donde José va introduciendo innovaciones. Los precios varían entre los dos euros, que tiene la mayoría de las propuestas, y los 3,5 que cuesta la más cara, por lo que comer en el establecimiento puede salir, perfectamente, ya que las tapas son generosas, por menos de 10 euros.

Molina está especialmente contento con sus albóndigas, simplemente preparadas con una salsa de cebolla y especias. “Mucha gente me pregunta que llevan y fijaté que sencillo”. No es cocinero, aunque reconoce que desde los seis años, en que su madre se fue a trabajar, aprendió a hacer cosas.

Sobre la posibilidad de seguir creciendo, José Molina señala que “no lo tenemos pensado aún. Hay que pensárselo mucho y le estamos dando vueltas. No lo descartamos pero no tenemos nada pensado en este momento”. Lo cierto es que en 10 años han pasado de tener a 4 establecimientos y de ser tres en el negocio, como empezaron, han pasado a tener, con el nuevo establecimiento de Sevilla, 24 trabajadores.

Entrada del local de la calle General Luque, el primero que abrieron. Foto: Cosas de Comé

 

 

4 Respuestas
  • por Iñigo 11 Junio 2013 en 14:37 pm

    Me he sentido como en casa. Acababa de pedir en la barra cuando el que debe ser jefe de sala, barra cocina o lo que sea, comienza a hablar con un chico negro, que también es de ellos y empieza a gastarle la típica broma de “yo no soy racista pero lo que pasa es que los dos litros de cocacola que llevas entre las piernas…”, “que si con eso se te queda el culo como tal y cual”, “que si una hemorragia”, vamos, ni a las cuatro de la mañana y borracho perdío me habría hecho gracia el tema, no por ná, porque el nota no tenía gracia ninguna. A esto que un camarero, el que me estaba atendiendo, le dice bajito: “el señor podría molestarse”, a lo que el menda contesta a grito pelao: “el señor seguro que no se molesta” y lo repite. El señor era yo. A esto se cuela por allí una patulea que debía ser de la familia y se junta con una mesa que de forma más o menos normal estaba desarrollando su comida. Resulta que hacía tanto tiempo que no se veían que se tuvieron que saludar a grito pelao. Tras esto, empiezan todos a meterse en la barra a echarse cervecitas y demás. Todo tan “guay” que no daba crédito. Me parece perfecto si hubieran hecho esto a puerta cerrada como una celebración particular, pero no era el caso. Y la cosa es que he ido por darle una segunda oportunidad a la Gorda, que, a todo esto, estaba allí sentado impertérrito. Me refiero a Julio Molina, el señor de la foto de arriba. Lo de la segunda oportunidad es porque hace unos años me pasó algo también muy “guay” en La Gorda, pero pensé que ocurría porque el local estaba a rebosar. Hoy no era ese el caso. El tema es que, para ser comida de fiambrera y modales de borrachera, tiene nada menos que tres locales en Cádiz que yo sepa. Tan sólo lo siento por el camarero que me ha atendido, que creo que estaba deseando que terminara todo pa tomarse un “ortalidón”. El local al que he ido concretamente es el de la calle General Luque.

  • por Comercomer 21 Diciembre 2012 en 13:36 pm

    Me han hablado genial del sitio. De hecho tengo que celebrar algo y pienso ir allí estas navidades. Enhorabuena al grupo por emprender y arriesgar para que todos lo podamos disfrutar!

  • por Carmelo 7 Octubre 2012 en 15:17 pm

    Pues yo pienso todo lo contrario yo llevo llendo desde 2007 y las tapas son de gran calidad, el ambiente de allí me encanta y la atención al cliente muy familiar. Se lo recomiendo a todo el mundo.

  • por m angeles 4 Mayo 2012 en 13:43 pm

    Estuvimos comiendo allí, en Cádiz y fue una total decepción.. tapeo y del malo… Podrían ofrecer mejor calidad.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>