Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

La bodega de la Torre

Publicado el Viernes, Noviembre 6, 2009 por Cosas de Comé

Entrechuelos, el nuevo proyecto bodeguero familiar de Miguel Domecq se lanza al mercado con vinos blancos y tintos criados en una finca de Torrecera en que han invertido 6 millones de euros

Texto: Pepe Monforte

Miguel Domecq (con chaqueta) explica las características de la bodega delante de la Torre del siglo XIII que preside la Finca Torrecera. Foto: Cosas de Comé

Miguel Domecq (con chaqueta) explica las características de la bodega delante de la Torre del siglo XIII que preside la Finca Torrecera. Foto: Cosas de Comé

Torrecera es una pedanía de Jerez. Está, en coche, a unos 20 minutos de la ciudad y tiene poco más de 1000 habitantes dedicados, sobre todo, a la agricultura. En el punto más alto están las ruinas de un castillo construido en el siglo XIII con la finalidad de poder defender desde él el territorio. Desde el cerro en que están enclavado se ve gran parte de la provincia. En 1994 la familia de Miguel Domecq, ingeniero y que llegó a ser uno de los máximos dirigentes de la empresa Pedro Domecq, adquirió la finca de unas 800 hectáreas a la que han bautizado con el nombre de Finca Torrecera. Los Domecq son una de las familias más ligadas al vino en Jerez hasta el punto de que ya son ocho las generaciones dedicadas a él desde 1730.

Miguel Domecq enseña orgulloso la finca. No es para menos. En el proyecto han invertido más de 6 millones de euros para lograr convertir unas tierras de secano en un cultivo de regadío centrado en la producción de aceitunas y uvas, los dos cultivos típicos mediterráneos. Ya están en producción tanto los olivos como los viñedos, después de varios años de experimentación y de perfeccionamiento de los cultivos. Ahora, lo que ha visto la luz ha sido la bodega que ha sacado al mercado la marca “Entrechuelos” en honor al pago donde están plantadas las uvas. La bodega está construida a vista de la torre y también a vista de la casa en la que habita la familia. No se trata de una simple nave donde guardar el vino. La planta baja se dedica a almacenes y el sitio más reservado para dejar las botas de roble francés donde descansan los vinos. Arriba, una gran terraza con vistas a toda la provincia donde se podrán celebrar eventos y que es otro de los atractivos de la finca.

Entrada a la bodega Finca Torrecera donde se podrán celebrar eventos. Foto: Cosas de Come.

Entrada a la bodega Finca Torrecera donde se podrán celebrar eventos. Foto: Cosas de Come.

Todo se ha cuidado al detalle. Javier Díaz, uno de los dos enólogos que ha participado en el desarrollo de los vinos, dos tintos y un blanco monovarietal Chardonnay, una variedad muy poco vista en la zona, señala que los barriles en los que se produce el envejecimiento de los vinos “procede de diversos bosques de Francia, no de un solo tipo de roble ya que esto proporciona diversos matices”. Díaz es todo un especialista en la cuestión. Es enólogo de las prestigiosas bodegas Valtravieso de la denominación de origen Ribera de Duero y se muestra muy ilusionado en los resultados obtenidos. A su lado trabaja un enólogo gaditano, Joaquín Gómez Besser, uno de los destacados de la nueva generación de enólogos que está provocando una auténtica revolución en el sector bodeguero de la provincia donde cada vez suenan con más fuerza blancos y tintos. Un ejemplo de ello es esta bodega en la que un clásico del Jerez, los Domecq, han optado por estos productos.

En total son 26 hectáreas dedicadas a las viñas que se plantaron en 2003. Se han cuidado durante años para que ya den sus primeros frutos, aunque todavía la producción es pequeña. De todos modos la idea de la firma no es realizar producciones masivas, sino vinos de calidad. La vendimia se ha hecho de madrugada para preservar al máximo la calidad de la uva, relatan los enólogos y se han utilizado los más modernos sistemas de control para garantizar la calidad del producto. Los vinos cuentan ya, en su primer año, con el sello Calidad Certificada que otorga la Junta de Andalucía.

En esta primera añada se han presentado cuatro productos. Por un lado el monovarietal chardonnay y un rosado y por otro dos tintos, uno del año y un crianza en roble, ambos de la vendimia de 2008. En principio los cuatro están acogidos a la denominación vinos de la Tierra de Cádiz. Los tintos son un coupage de uvas tempranillo, cabernet, merlot y syrah, todas plantadas en la finca Torrecera.

En la tienda de La Alacena (www.laalacena.net) pueden adquirir ya el chardonnay “Estrechuelos”.

El vino blanco Entrechuelos. Foto: Lola Monforte

El vino blanco Entrechuelos. Foto: Lola Monforte

2 Respuestas
  • por Cosas de Comé 16 Junio 2011 en 8:30 am

    Andrés, le preguntamos a la bodega, en cuanto tengamos contestación, lo ponemos aquí.

  • por Andres Juan 15 Junio 2011 en 21:17 pm

    Me parecen interesantes estos vinos, ¿donde se pueden adquirir en Malaga?

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>