Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

La bodega Collantes de Chiclana saca al mercado Viña Matalian, un nuevo blanco del año realizado con uva palomino

Publicado el Lunes, Marzo 17, 2014 por Cosas de Comé

La firma chiclanera ha realizado un primer embotellado de 4000 botellas

Primitivo Collantes, el gerente de la bodega Collantes de Chiclana, con el nuevo vino que ha puesto en el mercado. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

“Quiero terminar con esa idea preconcebida de que los vinos del año realizados con uva palomino son vinos planos, que dicen poco”. Lo dice Primitivo Collantes, uno de los gerentes más jóvenes de bodega que hay en la provincia en la actualidad. A sus 32 años dirige una de las bodegas más antiguas de Chiclana, Collantes, que fuera fundada por su bisabuelo, Primitivo Collantes Lloredo allá por 1889, cuando llegó a Chiclana desde Arenas de Igüña (Cantabria) para meterse en el mundo de las bodegas y el cereal. Tuvo buen ojo, porque 125 años después la cuarta generación de la familia sigue manteniendo ambos negocios.

El biznieto de Collantes tiene ganas de innovar y por eso ha decidido capitanear personalmente el proyecto de un blanco. Para Primitivo, que habla con pasión de su proyecto, “el vino comienza en la tierra”. Por eso su primera medida para obtener un vino “afrutado, que diga cosas” fue seleccionar el terruño. Así escogió, dentro de la Viña Matalian de la firma, que ocupa 25 hectáreas de terreno, las parcelas donde la tierra tuviera un mayor porcentaje de carbonato cálcico. La idea obtener un fruto con más intensidad en el sabor.

Tanto Collantes como el enólogo de la firma, Ramiro Ibáñez Espinar se empeñaron entonces en cuidar la viña y tomaron una segunda decisión para incidir en la calidad del vino, apurar al máximo la recolección de la fruta con el objetivo de obtener el punto de maduración óptimo. Esperaron hasta los últimos días de agosto y fueron las últimas uvas que recogieron, a mano, en el campo. Luego vendría la fermentación a baja temperatura, como último recurso técnico para “embellecer” el zumo de la palomino.

Tras seis meses de reposo en depósitos de acero inoxidable Collantes saca a la venta su blanco “Viña Matalian”, en honor a la viña donde se hace. Tiene 11º y para este joven bodeguero “tiene cierto toque a fruta tropical”. Está muy contento con los resultados y espera vender las 400o botellas que integran esta primera cosecha. El embotellado fue todo un acontecimiento en la bodega. Sus ocho trabajadores quisieron participar en la ceremonia y brindaron con la primera botella que salió de la cadena de producción. “Estoy muy agredecido a ellos -refiriéndose a los trabajadores- a nuestro enólogo y también a Juan Antonio Mena y Pilar Acuaviva, del blog de Tubal, que han vivido conmigo todo el proceso de creación y han aportado muchos matices”.

El vino se presentaba hoy  por primera vez en público y lo hacía ante un nutrido grupo de cocineros en el Bar Cádiz 11 de Conil, donde se celebraba un taller de trabajo de la asociación de cocineros “Los Borriquetes” de Conil que mantuvieron un encuentro para intercambiarse ideas en torno a la nueva temporada de los alcauciles que acaba de comenzar. Pronto se celebrarán en la localidad unas jornadas sobre las verduras y están ya preparando platos para esta.

Collantes estaba muy satisfecho con el resultado obtenido en el encuentro: “Los alcauciles son una pareja dificil para los vinos y todo el mundo salió muy satisfecho. Al igual que considero equivocada la idea de que un blanco de uva palomino es un vino plano, también rechazo la idea de que sólo sirven para acompañar mariscos y pescados. Hemos probado Viña Matalian con arroces de caza o con carnes y el resultado es muy bueno”.

El vino se vende ya tanto en el despacho de la bodega en la calle Ancha número 51 de Chiclana (abren de lunes a viernes por la mañana) como en la bodeguita “El Chirimono” situada en la calle Arroyuelo número 12 y donde se expenden también los productos de la firma y se podrá también tomar por copas el nuevo blanco. El precio de la botella en bodega es de 4,20 euros.

La bodeguita El Chirimono abre todos los días de 8 de la mañana a 4 de la tarde y de 8 de la tarde hasta el cierre, tras el horario de cenas.

 

Viña Matalian visto de cerca. Foto: Cosasdecome

 

 

Una Respuesta
  • por yoni 14 Junio 2014 en 10:10 am

    señor ramiro grandioso enólogo

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>