Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com

La Alacena: El interiorista Gaspar Sobrino vuelve a lucirse en Vejer

Publicado el Viernes, Septiembre 2, 2016 por Cosas de Comé

El diseñador de Las Delicias recrea ahora una cocina de la segunda mitad del siglo XX en un nuevo bar que centra su gastronomía en la comida callejera de distintos paises. El establecimiento incluye una barbacoa especial para brochetas inspirada en la cocina japonesa

La barra de Alacena está construida con antiguas cocinas de las que se le colocaban en las casas en la segunda mitad del siglo XX. Foto: Cedida por La Alacena

Texto: Benjamín Colsa/Pepe Monforte

El interiorista Gaspar Sobrino va camino de convertir a Vejer en una especie de exposición permanente de su obra, en un museo de su genialidad. Su última creación se llama La Alacena. Es un bar y está en la calle Corredera número 37, muy cerca de su obra cumbre en la ciudad, el “sitio del Oh”, el restaurante Las Delicias, un antiguo teatro que el artista reconvirtió en bar revistiendo unas impresionantes paredes de 10 metros de alto de palets y colocando en medio del espacio unos andamios decorados con plantas. Sobrino creó tendencia y ahora los palets de madera reciclados se ven en multitud de establecimientos de nueva apertura y hasta como soporte, en miniatura, para servir tapas.

La Alacena no es un espacio tan impresionante. Es un sitio mucho más pequeño, apenas un salón con una decena de mesas, una barra y otra espectacular terraza desde la que se ve medio Cádiz, como ocurre en todos los bares situados en esta zona de Vejer. Los mismos socios de Las Delicias han vuelto a confiar en él para este nuevo local que acaban de abrir y con el que quieren captar a un público joven ahora muy interesado en la comida callejera, un fenómeno que crece como la espuma en España y que define a un tipo de comida que se puede comer con las manos, paseando por la calle, internacional y que va desde los tacos mejicanos a las brochetas o los bocadillos.

Para servir esta comida Sobrino ha recreado una especie de cocina de esas de finales del siglo XX, cuando aún no habían llegado las vitrocerámicas y los fuegos eran de butano. El sitio a pesar de que utiliza para su decoración muchos elementos metálicos es cálido y llamativo, sorprende y enternece a la vez. Los suelos de colores. Las paredes están cubiertas de estanterias metálicas, de las que había en las ferreterías antiguas. En cada una de ellas elementos de cocina de lo más variado, desde botellas a cacerolas antiguas a tarros o morteros…también se ha colado alguna cesta del Ikea…afortunadamente no se han colado las albóndigas en el menú.

El comedor de La Alacena. Foto: Cosasdecome

Uno de los socios de Corredera 31, la empresa propietaria de Las Delicias y también de La Alacena, señala que “nos hemos recorrido muchísimos mercadillos y almacenes de desechos buscando objetos”. Todos están pintados como de color crema, como si estuvieran recubiertos por la patina del tiempo. Esta falta de colores aún de más brillo a los coloristas manteles de las mesas, de hule, de los antiguos, de los que no dejaban pasar las manchas de tomate de los macarrones. Son de flores y están cubiertos con un cristal para que no se estropeen con el trajin del bar.

 

Para iluminar el espacio cuelgan del techo una legión de escurrideras, de esas que han salido en las chirigotas simulando un casco de soldado. Este despliegue de diseño sirve para acoger una comida también singular. Sobre el mostrador unos paquetes de vivos colores en rojo y blanco. Son bolsas de patatas de las de feria. Las hacen en el propio establecimiento y sirven para acompañar la comida del local.

Casi todos los platos se hacen en dos aparatos de cocina que están a la vista del público. Uno es uno horno. Son conocidos entre los profesionales como “Josper” por su marca. Es un híbrido moderno entre el horno y la barbacoa. Se alimenta con carbón o con leña pero los cocineros están que dan saltitos por los puntos de cochura que logra y, además, “sin pringar” ya que es cerrado e impide que el humo lo invada todo. Al lado del “Josper”, otro aparato menos visto. Los socios de Corredera 31 lo vieron en Madrid y decidieron traerse uno para Vejer. Es una barbacoa “Robatayaki”…el nombre suena un poco rarito pero es el que recibe un método de cocción japonés, que traducido resulta hacer pequeños trozos de algo a la brasa…es lo que en Cádiz se llama una brocheta. El robatayaki permite poner a los “pinchitos en amarillo” a varias alturas e ir asándolos sin que se sequen. Desde La Alacena también tienen acceso a la cocina de Las Delicias con lo que algunos platos llegan también desde ahí.

Así es la brasa japonesa que utilizan en el local y que permite asar con comodidad las brochetas apoyándolos sobre los laterales de las brasas. Foto: Cedida por La Alacena

La carta se basa en lo que ahora se conoce como comida callejera. Se abre con unos tacos mejicanos y un par de ensaladas. Luego ofrecen también hamburguesas (de retinto, de atún y de carrillada) y un amplio surtido de panes chinos, una versión del mollete andaluz, pero con un pan sin tostar, muy blando y esponjoso. Lo tienen de panceta, de presa ibérica, de pollo o de retinto, acompañados con salsas orientales.

 

Tienen también bocadillos, aunque la oferta fundamental se basa en las brochetas. Tienen hasta trece variedades que van desde las de carne de retinto certificada a las de atún o las de cerdo ibérico. Hay también de pescados como salmón, bacalao o pulpo y una versión vegetal. Todas se acompañan también con salsas orientales. Los postres se sirven en vasitos como uno de queso con arándanos u otro de chocolate blanco y maracuyá.

Los precios son bastante moderados y giran, la mayoría entre los 3 y los 4 euros. El plato más barato es la brocheta de carrillada de retinto o la de salmón, a 2,80 la unidad, mientras que lo más caro es el bocata crujiente de kebab que sale a 4,50.

La idea del establecimiento es enriquecer la carta con otros platos “una vez que ya veamos que hemos consolidado lo que ofrecemos y todo va a gusto de los clientes”. La idea es incorporar cortes de carne de retinto o de atún hechos a la barbacoa u otros platos dentro de la misma filosofía de la cocina a la brasa.

Ellos mismos elaboran las patatas frita estilo "feria", que se presentan en estos vistosos cartuchos. Foto: Cosasdecome

La Alacena abrió el 19 de agosto de 2016. Está en la calle Corredera número 37. Su teléfono es el 956451807 y abren todos los días en horario de tapeo al mediodía y por la noche.

 

Otros establecimientos de hostelería decorados por Gaspar Sobrino en Vejer:

Las Delicias

El mercado gastronómico de San Francisco

Garimba Sur, su primera incursión en Vejer.

Colmado Selecto Palomita

Aquí la guía gastronómica de Vejer

 

2 Respuestas
  • por Cosas de Comé 21 Septiembre 2016 en 19:06 pm

    Cierto Vicente. Me he olvidado de citarlo. Fallo imperdonable. Lo añado a la información. Un saludo y muchas gracias por advertirnos del error.

  • por Vicente 21 Septiembre 2016 en 14:24 pm

    Y COLMADO SELECTO PALOMITA!!!!

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>