Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Gaditanas pero con vocación global

Publicado el Jueves, Diciembre 18, 2014 por Cosas de Comé

Tres nuevas iniciativas de la provincia en internet. Ecofoodnet, desde Tarifa, facilita el intercambio de comida e incluye hasta una moneda virtual para la página. Cooking Art desde Jerez difunde recetas en video de cocineros gaditanos y Cerotenedores desde Barbate pretende convertirse en un gran archivo de recetas al alcance de todo el mundo al que se puede acceder desde el móvil

Portada de la página de ecofoodnet, destinada a ayudar a las personas que quieran intercambiarse comida ya preparada.

Texto: Pepe Monforte

Son tres propuestas que tienen varios rasgos en común. El primero de ellos es que han nacido en la provincia de Cádiz. El  segundo es que se basan en las nuevas tecnologías y el tercero es que tienen como tema la gastronomía. Un cuarto punto también les une, las tres no pretenden quedarse tan sólo en la provincia. Por lo pronto tienen vocación nacional, pero aspiran a convertirse en herramientas globales.

Casi dos años han estado los hermanos Eduardo y Pablo Romero Ariza, granadinos de 40 y 37 años, y el algecireño Octavio Ariza, de 31, dándole vueltas a su idea. Lo que les rondó la cabeza, buscando negocios que poner en marcha pero a la vez cierta función social, fue ayudar a la gente a aprovechar más la comida, evitar que esta se tire y también echar un cable a los que tienen poco tiempo que dedicarle a eso de ponerse en la cocina. La solución una red de personas dispuestas a intercambiarse entre sí raciones de comida, aunque al final incluso le han visto una rama más comercial al proyecto y es la posibilidad de que en esta red social de intercambio de alimentos preparados los restaurantes puedan ofrecer también sus propuestas, que cobrarían a sus clientes.

El primero año, cuenta Eduardo Romero fue de mucho análisis, de mirar iniciativas, de preguntar a la gente, con la idea de ir madurando el proyecto. Luego vendría otra parte fundamental, la intervención de una empresa gaditana, con sede en Algeciras y dedicada al desarrollo de juegos y aplicaciones informáticas, especialmente para móviles, Omnium Lab, se llama. Ellos han sido los encargados de traducir en una herramienta en la nube todo lo que tenían pensado en sus cabezas los hermanos Romero y Pablo Ariza.

Romero resalta “el entendimiento que tuvimos desde el principio con Omnium Lab. Su disposición, su capacidad tecnológica, sus ganas de sumar  y también, porque no decirlo, sus buenos precios hicieron que nos decidieramos a desarrollar aquí el producto”. De hecho la intervención de la tecnológica algecireña ha tenido mucho que ver en que la idea se haya comenzado en el Campo de Gibraltar.

Compartir comida

El funcionamiento de la página es sencillo. El que quiere compartir su comida o que otros cocinen para él se da de alta en la página. Si cocinas no hace falta pagar nada. Si lo único que quieres es recibir comida y no aportas ningún plato tendrás que comprar “ecos”, la moneda virtual con la que funciona el portal. Cada 100 ecos valen un euro. A partir de ahí el programa, al que has facilitado tu domicilio, te indica donde hay personas en zonas cercanas que ofrezcan comida. Ya es cosa de quedar entre ambos para el intercambio o para la compra de comida con el dinero virtual. La comida se puede entregar fresca o congelada. Cada usuario fija el precio de lo que pone a la venta. Los clientes pueden llevar sus propios recipientes o comprar unos que ofrece ecofoodnet, uno de cartón ecológico (admite congelación y microondas) u otro de cristal. El primero es de usar y tirar y el segundo es reciclable. La página aconseja ofrecer raciones individuales para el intercambio ya que se estima que los usuarios serán personas que precisamente porque vivan solas, tengan poco tiempo o no les guste cocinar preferirán este formato.

Este es el lado de la página para particulares. La idea es parecida a un proyecto que también nació en Cádiz hace unos años y que tuvo gran repercusión mediática, la iniciativa Darme (más información aquí). Los impulsores destacan que tras el proyecto hay un interés por evitar que se tire la comida y que se ahorre al cocinar. “Por ejemplo si vives sólo, explica Eduardo Romero, puedes hacer en vez de una ración sólo para tí varias. Gastas menos dinero y ganas tiempo. Tú te quedas una y el resto de las raciones las intercambias y así tienes comida para varios días”.

Ayuda a personas con alergias

También señalan que el proyecto puede ser de gran ayuda para colectivos con una alimentación determinada, como vegetarianos, o personas con problemas de alergias. El programa diseñado -explica Romero- permite crear grupos cerrados de intercambio con intereses comunes. Así por ejemplo un grupo de celiacos puede crear un grupo de intercambio de comida apta para ellos. La vocación social también incluye la posibilidad de donar comida, de no venderla o intercambiarla.

Por el momento ya han alcanzado los mil usuarios inscritos en la web. La página sirve para toda España y esperan que poco a poco se vayan creando grupos de intercambio en todo el territorio nacional. Luego podrá venir el salto internacional…quién sabe. Por el momento, al cierre de esta información (17-12-2014) ya hay gente ofreciendo comida, además de en el Campo de Gibraltar, en Málaga (donde se ofrecían dos raciones de  potaje de habichuelas por 200 ecos) o en Zaragoza donde se ofrecían dos raciones de cocido por 250 ecos. El que lo quiera puede optar por comprarlas con la moneda virtual de la página o cambiarlo por otro plato hecho por el y con el mismo valor en ecos.

Las posibilidades del programa llaman la atención. Así el usuario puede detallar, y así se aconseja, los ingredientes de su plato y hay una clasificación con los platoso los cocineros más valorados. Los que fallen en la entrega o en la recepción cuando queden también se verán perjudicados porque este dato aparecerá en su ficha personal si la otra persona se queja.

Evitar negocios fraudulentos

Para evitar la picaresca, las personas no podrán acumular gran cantidad de moneda virtual y luego intercambiarla por dinero. De esta manera quieren evitar que se haga negocio sin contar con los preceptivos permisos sanitarios. En la página también hay una serie de consejos de higiene para que los platos lleguen al usuario en buenas condiciones sanitarias.

Pero ecofoodnet también tiene su lado comercial. Las empresas dadas de alta como firmas dedicadas a la hostelería también tienen un apartado dedicado a ellas y se pueden inscribir en el programa como usuarios “premium”. Estos si pagan por utilizar el sistema pero la ventaja que tienen es que pueden vender sus productos a través de la web a los usuarios. También utilizan la moneda común el eco, pero luego pueden cambiarlos por euros a través de ecofoodnet.

Eduardo Romero señala que ya son varias las empresas que se han interesado por el proyecto. “Lo cierto es que aquí pueden vender por internet sin necesidad de crear una infraestructura informática para ello. Pueden aprovechar la nuestra. Además llegan directamente a un colectivo interesado por sus servicios”.

El proyecto comenzó a funcionar en el pasado mes de septiembre. No han contado con ayudas de la administración y señalan que “aún estamos afinando detalles. Escuchando mucho a los clientes y tratando de sumar con las propuestas y las puntualizaciones que nos hacen”. Pinchar aquí para ver ecoofodnet

Imagen de uno de los videos de cooking art

Angel Jiménez, 50 años, ha pasado más de 20 en Onda Jerez. Los problemas económicos por los que pasa la emisora hicieron que decidiera marcharse y arriesgarse a montar aventura propia. Ha invertido dinero en adquirir un equipo técnico competitivo para poder realizar programas de televisión y videos de calidad. Le gusta la gastronomía y de hecho realizó programas en este ambito para la televisión jerezana. Ha puesto en marcha “cooking art” un canal por el que pretende difundir, por lo pronto, la gastronomía de la provincia.

El primer paso ha sido crear canal en “youtube” una red social en la que cada día hay puestas más miradas. Los más optimistas incluso hablan ya de que será el “buscador” del futuro, más que google. Jiménez ha puesto ya ahí diez videos que van desde un reportaje sobre el ronqueo del atún o de la pesca del mero hasta grabaciones de recetas con varios cocineros gaditanos como Mauro Barreiro (La Curiosidad de Mauro), Miriam Rodríguez (La Duquesa), Jesús Recio (Valvatida), Ciprián Iordan (La Breña) o el pastelero Juan Enrique Villagrán de Pos3, de Trebujena, que cuenta, junto a Iordan, como se hacen unos polvorones artesanales.

Jiménez resalta que su proyecto está “ahora mismo muy abierto. Nuestra idea es informar a través del formato de imágenes de la gastronomía gaditana”. El siguiente paso será la creación de una página web. Por el momento ya están también en facebook. Pinchar aquí para ver los videos de Cooking art con los cocineros gaditanos.

Logotipo de cerotenedores

En Barbate ha surgido otra iniciativa, es cerotenedores una red social que los usuarios pueden utilizar para alojar sus recetas e intercambiarla con otros usuarios. La página, que tiene también una aplicación para móviles con el sistema operativo android, comenzó a funcionar en el pasado mes de mayo y ya tiene registrados 150 usuarios y unas 200 recetas.

El proyecto es de dos ingenieros técnicos informáticos, David Dominguez (29 años), Enrique Amores (30) y una diplomada en Empresariales, Ana Reyes (27 años). Los tres son de Barbate y con la puesta en marcha del proyecto pretenden darse a conocer en el mundo de la creación de páginas web.

La forma de funcionar de la página consiste en darse de alta, como en facebook. A partir de hay cada usuario tiene una página que el mismo administra y donde va poniendo sus recetas. Los demás usuarios pueden votarla o hacer comentarios sobre ella. La idea es que las recetas que se difundan en la página sean sencillas y las pueda hacet todo el mundo. La página también incluye un buscador que permite hacer búsquedas por ingredientes, por grado de dificultad o por tipo de platos. En principio la idea de los creadores es que la página se financie con publicidad y en ello están, en la búsqueda de patrocinadores.

David Domínguez señala que una de las grandes ventajas de la página es que así las personas que quieran poner sus recetas en internet no tienen que crear una página con la complejidad técnica que ello supone. Pueden optar por usar el formulario que tiene cerotenedores que es mucho más fácil de usar.

Pinchar aquí para ver la página cerotenedores

Aquí la guía de páginas web sobre gastronomía en la provincia de Cádiz.

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>