Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com

Es un flan de huevo y un huevo de flan

Publicado el Viernes, Septiembre 16, 2016 por Cosas de Comé

El Mesón jerezano Hermanos Carrasco presenta un dulce trampantojo que es el resultado de separar los ingredientes de un flan de huevo y presentarlos como si fuera un nido y dos huevos, uno moreno –que tiene hasta yema- y otro blanco

El flan de huevo de los Hermanos Carrasco. Foto: Cedida por el establecimiento

Texto: Angeles Peiteado

 

Los trampantojos son esos alimentos que van por la vida fingiendo ser otros. Como esos dos huevos de la foto, uno moreno y otro blanco, que llevan huevo pero no son huevo. Uno de ellos tiene yema, pero no es yema. Y el nido donde reposan no es nido.

Estos dos huevos son, en realidad, un flan de huevo muy especial que prepara Juan Manuel Carrasco en el Mesón Hermanos Carrasco de Jerez. No está en carta, por lo que hay que aprovechar la oportunidad cuando el cocinero ha tenido el “ratito” que hace falta para preparar este dulce engaño.

Carrasco ha cogido los tres elementos que no deben faltar en un buen flan de huevo y los ha presentado de una forma muy diferente. El flan es el huevo moreno, y en su interior hay una yema… de mango. La nata (o más bien el helado de nata) es el huevo blanco. Y el caramelo que en la versión tradicional se desliza por las paredes del flan cuando se desmolda está en forma de hebras y crea la ilusión de un nido de gallina. La forma de los huevos se consigue con molde, azúcar y, claro está, mucho conocimiento de causa.

No es el único trampantojo que se puede degustar en el restaurante jerezano: también tienen un limón hecho de crema de limón que cae sobre una rama que, por supuesto, no lo es.

A la hora de degustar estos platos juegan los cinco sentidos, hasta el oído, por el crujientito del azúcar, explica el chef. Pero lo importante en este tipo de platos es que “en el paladar sepa a lo que es”, es decir, que por mucho que parezca una cosa, no quede duda de lo que es en realidad una vez que se degusta.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Mesón Hermanos Carrasco, aquí.

El cocinero Juan Manuel Carrasco, creador de este plato. Foto: Cosasdecome

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>