Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Empanada de Domingo de Ramos

Publicado el Jueves, Abril 1, 2010 por Cosas de Comé

Pedro Hidalgo con una de sus conocidas empanadas en su confitería de la plaza de la Catedral. Foto: Cedida por la página "Empanadas del gallego de la Catedral"

Pedro Hidalgo con una de sus conocidas empanadas en su confitería de la plaza de la Catedral. Foto: Cedida por la página "Empanadas del gallego de la Catedral"

Siempre he creido que a la Catedral no le han puesto lo de santa por lo que tiene dentro sino por las empanadas que vende en frente Pedro Hidalgo. Esa es la verdadera razón por la que en Cádiz la Semana Santa no huele a azahar a lo que huele es a las empanadas de Pedro Hidalgo que inundan el ambiente. Hasta he visto yo algún año al Cristo de la Santa Cena, uy perdón de la Sagrada Cena quería decir,  cuando pasa el domingo por allí, guiñarle a Pedro con un ojo y decirle por lo bajini…quien pudiera tener aquí puesta una buena de atún en vez de las narajas de plástico que nos ponen todos los años a mí y a estos doce que vienen conmingo…y te digo una cosa Pedro, entre tú y yo, uno me traicionará porque tiene la boca llena de Ketchup del Macmona.

La Semana Santa de Cádiz huele a empanadas de Pedro Hidalgo, a cucuruchos de los Italianos y hasta a choquitos de Las Flores, porque que bien sientan después de ver al Nazareno. Pepe Landi en su magnífico blog el Obelix de la calle San Felix que les recomiendo como persona de comé que soy, proponía hace unos meses una calle para Pedro Hidalgo y sus empanadas porque es cierto que las empanadas de Pedro son la alegría de muchos niños. Recuerdo como mi padre me premiaba alguna buena acción que hubiera hecho como niño de provecho regalándome una empanada de la Catedral. Siempre me gustaba empezarla por la esquinita, por el lado crujientito, donde Pedro le hace un adorno de trencitas, para después, en segundo bocado, ya jincarle el diente al relleno de atún.. Es la filosofía de la vida, pero en empanada, alternar las partes duras con las partes blandas.

Ayer volví a entrar en la Casa de Hidalgo. Yo en vez de entrar en la casa del Señor entro en la Casa de Hidalgo. Es mejor, en vez de oler a incienso huele a anises, que le gusta a Pedro ponérselos a los dulces. Yo sé que su secreto, la causa de que las empanadas le salgan tan buenas, es que toma baños en la playa de la Caleta. Pepe Landi es ya el hermano mayor de la Hermandad de las empanadas de la Catedral y le pido el puesto de mayordomo cortador en su junta de gobierno. Me da lo mismo tener derecho a voto, lo que quiero es derecho a darle bocaos a las empanadas…lo demás me da igual, aunque me gustaría llevar una empanada a hombros con la corporación bajo masas tostaitas delante.

Hoy debemos pedir un homenaje sentido a las empanadas de Pedro Hidalgo, que todos los pasos paren delante de su pastelería y se mezcan en homenaje a la de atún, Qué el capataz toque fondo y cuando la Virgen se levante, se oiga la voz del cargador que diga: listas las de carne y más que al cielo, que vaya al horno con ella y que la ponga doradita.

Cada día me interesan más los milagros…como se multiplican las tapas de los bares con milagros tan celestiales como la aparición de la berza en la carta de El Balandro. Me temo que yo no iré al Paraiso…pero yo creo que ese lugar soñado, donde cayó Adán tentado por Eva con una manzana Grany Smith, está muy cercano a la línea imaginaria que va desde el gallo rebozado que hace Pelayo en el restaurante de la Catedral hasta la empanada de atún de Pedro Hidalgo. Qué le pongan una calle…o mejor una avenida, una glorieta no, que suena feo. Me uno a Pepe Landi en su petición de homenaje para Pedro Hidalgo y pido un grito a todos los gaditanos: ¡Vivan las empanadas de la Catedral! Qué suene Cádiz empanado. Maestro Hidalgo tome la batuta.

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>