Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El sitio donde aún hay pollitos

Publicado el Viernes, Abril 10, 2015 por Cosas de Comé

Este curioso merengue se puede encontrar en “La Casa de las Tartas” de Chiclana donde los sigue haciendo el pastelero Manuel González Garabito. La firma han reinaugurado en la urbanización Los Gallos su cafetería y pastelería con la dirección de la pastelera Mati Amaya

Los pollitos de merengue que elaboran en La Casa de las Tartas. Foto: Benjamín Colsa

Texto: Benjamín Colsa

Son de merengue, al que luego se le da forma de pollito, que se refuerza dándole color con un almibar. Era un dulce típico de algunas pastelerías a finales del siglo XX pero ahora son muy difíciles de encontrar. En la Casa de las Tartas de Chiclana se pueden encontrar aún.

El maestro pastelero Manuel González Garabito fundó “La Casa de las Tartas” en 1982.  Ahora tiene 64 años y sigue con la misma energía que el primer día. En sus inicios el obrador lo tenía en su garaje, hasta que compró una parcela que estaba junto a su casa en el Callejón del Aguila de Chiclana, zona de El Mayorazgo. “La gente me decía que estaba loco por montar algo en el extrarradio, aquí solamente había campo. Hasta el camino cuando llovía era un peligro”, comenta. Sus inicios fueron de panadero y heladero, de esos de pala antigua. Desde hace 17 años lo acompaña en el obrador José Alonso Cabeza de Vaca.

Manuel aprendió el oficio en la pastelería “El Castillo” de San Fernando con un maestro que era de Cádiz, Ramón Ocaña, que montó en Cádiz la  “Pastelería El Cisne”. Luego González pasó por la plaza de la Catedral de Cádiz, y estuvo durante nueve años con Pedro Hidalgo en la pastelería “Casa Hidalgo”. Luego también trabajó por las tardes en “La Chiclanera” y “La Puertorealeña”

Hay un momento que marca el rumbo de su vida profesional. Se trata de un contacto que hizo en Chiclana con un sueco que veraneaba en Conil, el cual le propone irse a Suecia para trabajar en una pastelería durante los cuatro meses de verano. Estamos hablando de hace mas de 40 años, pero Manuel lo recuerda como el primer día. “La primera vez fui en coche, muchos kilómetros hasta llegar allí. No sabía hablar el idioma, me compré un diccionario y mientras que no trabajaba me entretenía y ponía los nombres de las cosas en español en todos los ingredientes dentro del obrador. Otra de las cosas que mas me llamó la atención es que siempre era de día” manifiesta González. Su experiencia en el extranjero fue solamente durante una temporada de verano, ya que había pedido una excedencia en el trabajo.

Manuel González Garabito junto a José Alonso Cabeza de Vaca . Foto: Benjamín Colsa

De todas los dulces que podemos encontrar en su obrador y en la cafetería, su paso por Suecia ha dejado una huella en todos ellos, donde las almendras y avellanas tienen mucha presencia en la elaboración. Entre su variado surtido destaca el “pastel Budapest” que Manolo González aprendió en Suecia. Es como un brazo gitano, pero que tiene una cobertura de pasta de avellana de los toros, y en su interior nata y fresas. También la tartaleta de “Mazarin” de almendra, una masa de almendra con fresa confitada y naturales o una “Montaña de Almendra” de merengue tostado, donde en su interior encontramos la almendra fileteada crujiente. El “bombón de almendra” con una de base de bizcocho de almendra, trufa y bañado en chocolate. Otras especialidades son el mazarín de piñones o la tosta de avellana de los toros. Las tartas, son el buque insignia de la casa y tienen una gran variedad que elaboran artesanalmente cada día, desde las mas clásicas con nata, o de mousse de turrón, de fresas naturales, de limón, de almendra, hasta las más innovadores con dulce de leche, bombón blanco y negro, piñones o Ferrero Rocher. Se pueden personalizar para eventos y celebraciones.

 

Uno de los dulces que mas gusta a los pequeños es el “pollito de merengue”, un dulce que se hace de manera tradicional, con la manga pastelera y cuando el merengue está acabado de hacer se da la forma de un pollito sobre una base de almendra. El color amarillo es un baño de gelatina.

La firma acaba de reinaugurar hace dos meses cafetería con terraza y en la urbanización Los Gallos. Si pasamos por la carretera de la Barrosa, a la altura de la urbanización Los Gallos, lo primero que nos llama la atención es una fachada donde resalta un gran cartel que pone “La Casa de las Tartas”. Allí es donde la pastelera Mati Amaya ha reinaugurado desde el pasado 1 de marzo la cafetería pastelería “La Casa de las Tartas” con dulces y tartas del obrador del Callejón del Aguila y algunas novedades como el brownie 3 chocolates y frutos secos, bizcochos de manzana, cookies americanas, pastelería creativa o pastas de té artesanas.

Mati Amaya es una joven pastelera que tras pasar por la pastelería Canela y Miel de Conil y formarse, decidió emprender un nuevo camino haciéndose cargo de la dirección de “La Casa de las Tartas” en Los Gallos.

El local cuenta con unos 150 metros, donde los colores pastel juegan con el lugar donde nos encontramos, todo un paraíso para los amantes de lo dulce. Disponen de 19 mesas en el interior del local así como una terraza con otras seis. El horario de apertura es de lunes a viernes de 8 a 14 horas y de 14 a 20.30 horas. Los sábados y domingos el horario es ininterrumpido de 8 a 20.30 horas. La dirección es urbanización Los Gallos de Chiclana,, local 21 a pie de la carretera que une Chiclana con la playa de La Barrosa. Su teléfono es el 956401952.

La Casa de las Tartas está en el Callejón del Aguila número 23 de Chiclana. Su teléfono es el 956400747 y abren todos los días en horario de mañana y tarde.

Interior de la cafetería de la Casa de las Tartas en la urbanización Los Gallos de Chiclana. Foto: Benjamín Colsa

Mati Amaya en la pastelería de Los Gallos. Foto: Benjamín Colsa

 

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>