Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El sitio de David y Amalia

Publicado el Miércoles, Enero 22, 2014 por Cosas de Comé

La Peña El Berrueco, situada en la pedanía de Medina es un espacio singular que sólo ofrece comidas previa reserva o encuentros temáticos con un menú fijo. El restaurante está situado en una casa de campo junto a la carretera y también vende antigüedades

El comedor de la peña El Berrueco está decorado con objetos y muebles antiguos. Las sillas de cada mesa, vestida con manteles de vivos colores, son diferentes. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

Nada es convencional. David Shields, el cocinero, fue militar de las fuerzas especiales y después profesional de la hostelería. Tuvo restaurantes en Alemania, Checoslovaquía o Escocia y llegó  a trabajar en la sede de la ONU de Ginebra como cocinero personal de dos generales, de esos con muchas estrellas. Este escocés de cuidada barba blanca y que aún no habla español, aunque lo entiende, decidió un día retirarse a Medina, donde lleva ya varios años, “porque no aguantaba el frío del Norte de Europa”. Ahora, ha decidido embarcarse en la aventura de Amalia Quero, 58 años, criminóloga. Hace unos años, cuando vivía en Alicante, también decidió romper con lo del estrés y esas cosas y de la misma manera encontró en Medina El Paraiso, en una finca situada al pie de la carretera de la pedanía de El Berrueco. Amalia, encontró la paz en la afición de su padre, la gastronomía y el pasado 11 de octubre inauguró la Peña Gastronómica y Vinícola El Berrueco.

Señala que lo suyo no es un restaurante. Convencional no es, desde luego, pero el local irradia una confortable calidez desde que se pisa la finca “que vamos arreglando poco a poco”, destaca. La casa, de dos plantas, tiene una parte privada, donde vive Amalia y luego la zona dedicada a la peña que, a la vez, es tienda de antigüedades. Muchos de los objetos que se pueden ver en el salón principal están marcados con su precio porque están a la venta. Es  una de las grandes pasiones de esta mujer que nació en la calle José del Toro, en la ciudad de Cádiz, encima de Radio Cádiz. De hecho su tío, Julio García Muñoz, llegó a ser director técnico de la emisora.

Su otra gran pasión es la gastronomía. Se la inculcó su padre, Manuel Quero, capitán de la Marina Mercante. Se llevó años surcando los mares gobernando petroleros. Su hija señala que la tripulación se ponía la mar de contenta cuando se enteraban de que el capitán Quero estaba al mando “porque sabían que iban a comer muy bien”. Le gustaba cocinar, hacer la compra y disfrutaba de todo lo relacionado con la mesa. Su hija, que asegura que borda la paella después del tiempo que pasó en Alicante, ha diseñado un establecimiento que se sale de lo habitual.

Salvo un cartel colocado en la carretera, a la que se accede tras desviarse por la salida hacia “El Berrueco” en la vía que une Chiclana con Medina, poco advierte de que allí hay un sitio para comer. Tampoco dentro hay ningún cartel. Hay sitio en el patio para aparcar y se accede a un salón cubierto donde está el comedor. Las paredes están pintadas en color tierra. Hay cinco mesas, no más. Cada una tiene las sillas diferentes. Están vestidas con manteles de colores vivos y encima un detalle de esos caseros, unas botellas de las antiguas de las gaseosas, también de colores y adornadas con flores.

David Shields, el antiguo cocinero y Amalia Quero, la propietaria del establecimiento y que se ocupa en la actualidad también de la cocina. Foto: Cosasdecome

 

 

Una puerta conecta con la cocina donde aún funciona un viejo fogón restaurado alimentado con carbón y que consigue un magnífico punto con las cosas que se cocinan sobre él. Otro marco lleva hasta la zona de barra. Sobre ella descansa un jamón, pudicamente cubierto por un pañito y una fuente con dulces, también tapada con una mosquitera. La nevera está decorada con flores y hay una mesa con una exposición de vinos. Por las mañanas algún parroquiano acude allí a desayunar. Por el momento sólo abren los fines de semana para los que quieran empezar allí el día con un café, algo de pan  o algún bizcocho realizado por David. Después, al mediodía, hay alguna tapa para picar, pero ya está. Si se quiere ir a comer hay que avisar con 48 horas de antelación. Amalia pacta con el cliente la comida “dentro del extensísimo catálogo de David, que conoce muy bien la cocina internacional”. Amalia señala que, de todos modos, tiene algunos menús ya diseñados para ofrecercelos a los clientes que desean que ellos mismos sean los que se encarguen de ello. Los platos estrella de David son los filetes “strogonoff”, el cerdo agridulce o la tarta de queso.

La segunda fórmula de funcionamiento es la convocatoria de catas o comidas temáticas con un menú cerrado y a las que se puede apuntar el que quiera hasta llenar las 30 plazas que más o menos hay disponibles. Hasta la vajilla tiene también su personalidad ya que hasta se puede comer en platos con historia, “depende de la ocasión y de cuantas personas sean, ponemos una vajilla u otra” señala Amalia.

Ahora, a partir de febrero, inician nueva aventura lo que Amalia llama un “crucero gastronómico por España”. Cada 15 días tendrán un fin de semana dedicado a la cocina de una autonomía o de una provincia. Comenzarán por Bilbao. Los vinos también serán de la zona y serán seleccionados por Vinum Populus de San Fernando, la tienda con la que colaboran. La idea es también continuar con las catas “pero siempre tratando de que esto sea un sitio diferente, señala Amalia.

Nota: Desde el primer trimestre de 2014 David Shields ya no se ocupa de la cocina del establecimiento, siendo la propia Amalia Quero la que se ocupa de esta parcela.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la peña gastronómica y vinícola El Berrueco, aquí.

Objetos antiguos expuestos en el comedor de la peña El Berrueco. Foto: Cosasdecome

 

7 Respuestas
  • por Carmela 9 Febrero 2014 en 13:19 pm

    Precioso día que pasé en la Peña el Día de la Mar, en efecto delicioso arroz de marisco que aun lo siento en mi paladar, espero volver pronto, hay algo para San Valentín?

  • por Peña Gastronómica y Vinícola el Berrueco 6 Febrero 2014 en 11:52 am

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios, este fin de semana Iniciamos nuestro Crucero en Bilbao para poder mostraros algo de su gran gastronomía y sus vinos, os esperamos.

  • por Alberto 4 Febrero 2014 en 22:46 pm

    It sounds like a very special place run by very special people.
    Congratulations and good luck.
    Saludos, Amalia

  • por Carlos Ambrosy. 25 Enero 2014 en 21:30 pm

    Me ha causado una impresión magnífica! El lugar,bello y acogedor.El local,muy cálido.Y la atención personalizada,digna de destacar.La comida,estupenda!El mejor couscous,en mucho tiempo.La Carta de vinos,bien.Volveré!Enhorabuena!

  • por Marte 24 Enero 2014 en 18:26 pm

    Voy a guardar la dirección para ir en verano. Aunque igual me acerco a desayunar

  • por Rocio 23 Enero 2014 en 20:15 pm

    Es un lugar con mucho encanto y te tratan de maravilla, la comida fantástica

  • por francisco sanchez 22 Enero 2014 en 16:08 pm

    Un sitio fantastico y el crucero gastronómico seguro que sera genial

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>