Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El rey Arturo

Publicado el Domingo, Agosto 7, 2011 por Cosas de Comé

El Bar Arturo, un pequeño establecimiento situado en una barriada de Jerez, se ha convertido en un sitio de referencia en la provincia para comer pescado frito y marisco

Arturo Ojeda junto a una caricatura suya que preside el establecimiento: Foto: Cosas de Comé

Texto: Pepe Monforte

Tenía 17 años. Su padre decidió que para hacer de aquel muchacho un hombre de provecho lo mejor era ponerle al frente de un pequeño tabanco de vinos en la calle Guita, en el barrio de Picadueña Baja y para allá fue Arturo.

Su padre, Antonio Ojeda, el torero como le decían en el trabajo, le había conseguido unos toneles de la firma Domecq para la que trabajaba y así comenzó la historia en la hostelería de Arturo Ojeda, 67 años, jerezano y todo un sabio en pescados y mariscos con los que lleva ya trabajando muchos años.

El Bar Arturo, al que se accede por una calle trasera al hotel Quitagolpe, situado en la circunvalación de Jerez, se ha convertido en un sitio de referencia en la provincia de Cádiz para los que quieran comer buen pescado y buen marisco. Nada de lujos, un pequeño salón alicatado hasta la mitad y decorado con cuadros de toros, manteles de papel, y, eso sí, servicio atento y rápido.  Arturo, cuando se le dice como es posible eso, que en Jerez esté uno de los mejores sitios de pescado de la provincia, sonrie de forma socarrona.

El buen humor es una de sus características. Bromea y continuamente cita a las personas que le ayudan en el negocio. Tiene especial predilección por José Campos “El patata”, su camarero, con el que lleva ya siete años “y lo considero como mi hijo”. No cabe duda de que el camarero es todo un virtuoso capaz de atender el solo la docena de mesas que hay en el local y que ahora, en verano, están abarrotadas, aunque fuera, en la calle, haga un calor capaz de derretir en 10 segundos el hielo del tinto con casera.

El Bar Arturo ha crecido. Sus dos hijas, Manuela y Noelia (36 y 34 años respectivamente) han abierto una freiduría a escasos metros del bar del padre, en la calle Nuestra Señora del Pilar número 48 (teléfono: 956336120). La oferta, idéntica a la de la casa madre, buen pescado y buen marisco. Lo único que no tienen es plancha, porque el establecimiento es muy pequeño. Arturo, en tono de broma, dice que ha hecho lo mismo que hizo su padre con él, ponerle un bar a las hijas.

Los comienzos

Para Arturo los primeros años no fueron nada fáciles. La idea de su padre, un pequeño tabanco de vinos no funcionaba. Los parroquianos iban al establecimientos a jugar a las cartas y al dominó y se “fiaban” las copas. El resultado era que el cuaderno de apuntes del Bar Arturo no paraba de crecer, a Arturo, cada vez le debían más dinero sus clientes. Le tocó la mili en la Aviación. Se fué voluntario. Cuando podía y le dejaban las guardias atendía el bar, pero cuando volvió de la mili, tomó la decisión. Se acabó el juego, y se acabó lo de fiar. Rompió el cuaderno donde se apuntaban las deudas de los clientes y a partir de ese momento todo el mundo pagaría al contado. Su padre no comprendía muy bien aquella decisión de su hijo pero el joven tenía claro que aquel negocio tenía que cambiar. Más tarde compró una freidora y empezó a freir pescado “pero aquí no venía nadie”.

Imagen del Bar Arturo a finales de la década de los 70 del siglo XX. Puede verse al propio Arturo Ojeda con una fuente de pescado. Foto: Cedida por el Bar Arturo.

 

 

Lo cierto es que poco a poco la freidora de Arturo va triunfando. Sus boquerones, sus choquitos y sus coquinas al vapor comienzan a ganar adeptos. Recuerda que las coquinas las hacía con el vapor que soltaba la máquina de café que echaba sobre un recipiente en el que estaba el marisco. Todavía conserva la pequeña olla donde ahora “guardo dinerito para dárselo a mis nietos”. También conserva, bien escondido, encima de la nevera, el último de los juegos de dominó que retiró del establecimiento.

Con los años el local se ha convertido en un sitio de referencia. La gente viene incluso desde fuera de Cádiz a probar el pescado y el marisco de Arturo. En la pared cuelga un comentario del actual crítico gastronómico de la Cadena Ser, Ignacio Medina, donde elogia el punto de su pescado frito y hace mención a uno de sus platos estrella, los tomates aliñados. Arturo dice que puede gastar en un día 30 kilos. No faltan en ninguna mesa y son el colmo de la sencillez: Buenos tomates que le traen de Conil, aliñados con aceite, vinagre de Jerez, sal y un poquito de ajo, nada más. Arturo señala que ahora, con los invernaderos, los tomates “los tenemos todo el año y siempre los tengo buenos”.

Los tomates aliñados del Bar Arturo. Foto: Cosas de Comé

 

 

Arturo no es un hombre de tópicos. Habla con claridad. No tiene secretos. Señala que el pescado  y el marisco que tiene es siempre fresco y si es congelado “se lo advertimos a los clientes para que lo sepan”. Por la puerta entran precisamente unas impresionantes gambas blancas que trae una furgoneta desde Huelva. Arturo enseña también otra fuente de langostinos de Sanlúcar. Lo habitual es que los tengan habitualmente al igual que las bocas y los ostiones. Le traen el pescado a diario y señala que suele venir de la costa gaditana “y también de Marruecos donde, no nos engañemos, hay también muy buen pescado”, afirma.

Otra de las estrellas de la casa es un salteado de huevos de choco y langostinos con un toquesito de vino oloroso de Jerez. “Eso no lo tengo todos los días, señala Arturo, porque los huevos deben ser pequeños y buenos para hacerlo, sino los tengo como me gustan no lo hago”.

Su carta varía mucho en función del pescado que encuentra. El pasado jueves le habían traido unos “voraces”, también conocidos como besugos de la pinta, ” que los puse a la plancha y no veas como estaban”. En el Bar Arturo no hay ni un plato de carne, nada de nada. Ensalada, marisco y pescado, este último frito y a la plancha.

En la oferta del establecimiento se pueden encontrar algunas joyas como las castañitas (más información aquí), también conocidas con el nombre de almendritas, una especie de chocos pequeños, que resultan exquisitos y también le ventresca de pez espada, un bocado muy dificil de ver en los restaurantes de la provincia de Cádiz.

Lo que más gusta, señala Artuto son los “chocos”. Es lo que más pide el público junto al cazón y las acedías de Sanlúcar. En la casa también es posible encontrar otro producto exquisito y complicado de disfrutar en la provincia, las coquinas. Arturo señala que las consigue “siempre depuradas y con sus papeles” y luego las hace con un poquito de vino fino para la salsa. Para las almejas, sin embargo, prefiere el vino oloroso.

Las coquinas del Bar Arturo. Foto: Cosas de Comé

 

 

A sus 67 años sigue al pie del cañón, aunque su hija Manuela le ayuda limpiando el pescado, una de las labores más duras. Considera que las claves de su éxito están en la materia prima, todo de buena calidad, aunque también, no cabe duda, influye su simpatía y su sencillez, el mismo tesoro que han heredado también sus hijas. Arturo es el rey del pescado y el marisco.

Horarios, localización, información actualizada y más datos del Bar Arturo, aquí.

 

 

Una Respuesta
  • por María Marieta 8 Agosto 2011 en 8:23 am

    Obligatorio pedir las huevas a la plancha….. ¡¡¡¡exquisiiitaaassss!!!!

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>