Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El encanto de comer como en casa de tu abuela

Publicado el Miércoles, Febrero 1, 2012 por Cosas de Comé

La Taberna de Segura, un singular establecimiento abierto en el casco antiguo de Jerez, ofrece una original propuesta con comidas caseras que se sirven  en un patio donde se escucha cantar a los canarios  o en un comedor  junto a la cocina

En esta mesa, situada en un comedor con muebles antiguos y desde donde se ve la cocina, se puede comer en la Taberna del Segura. Foto: Cosas de Comé

Texto: Pepe Monforte

Dos canarios cantan alegres en el primer piso mientras te llegan a la mesa unas habichuelas aún humeantes. Es uno de los guisos del día. Se sirve en plato sopero de los redondos, decorado con ribetes floreados. Llega a la mesa echando humo, con algunos tropezones de chorizo. Antonio Segura, el propietario de este singular establecimiento, afirma que sólo han hecho un kilo, nada más, para que no falte pero también para que no sobre guiso para el día siguiente.

Se come en un patio de una antigua casa de la calle Juana de Dios Lacoste, en la zona conocida como Carpintería Alta y a 5 minutos andando de la concurridisima calle Tornería, en el centro de Jerez. Antonio Segura, 52 años, jerezano, cumple así el sueño de su vida, el de abrir un restaurante en el que los clientes pudieran comer como si estuvieran en casa de su abuela.

El proyecto le ha costado 11 años de trabajo, lo que le ha llevado restaurar una casa de dos pisos en la que destaca un patio interior donde está situado el comedor principal del establecimiento y una pequeña barra de servicio para el bar.

Otro salón, presidido por una gran mesa de las de madera, que respira historia por todos lados, sirve como comedor privado para 10 o 12 personas. La pieza más especial de la casa es el comedor situado junto a la cocina donde también se puede comer en grupos y “con vistas” a la cocina del local. Antonio está ahora habilitando un nuevo comedor, también singular, situado en otro pequeño patio interior de la casa. Todo tiene encanto, hasta los cuartos de baño, especialmente cuidados. De todos modos el mobiliario, con piezas antiguas restauradas, del comedor junto a la cocina te enamora especialmente.

Uno de los muebles antiguos situados en el comedor que hay junto a la cocina que, como puede verse, es igual que la de cualquier casa antigua. Fotos: Cosas de Comé

 

 

La cocina, donde oficia Ana Arellano, una veterana cocinera jerezana, es como la de una casa particular, aunque con todas las especificaciones que requiere un establecimiento público. Antonio Segura destaca que “queremos que esto sea así, como comer en casa, aún a riesgo de no tener una carta muy amplia ni grandes cantidades de ningún producto”.

Pero no sólo la estética es como la casa de tus abuelos, también se come, de alguna manera, como en casa de los abuelos. Los días entre semana se puede comer de menú con dos platos y postre, con fruta del tiempo incluida, además de las tapas y las raciones, que están siempre en la carta. Si vienen en grupo se colocan las fuentes en el centro de la mesa y cada uno se va sirviendo en su plato.

El patio principal, donde se sitúan la mayoría de las mesas, está decorado con flores y se contempla el primer piso del inmueble donde ahora vive Antonio Segura “porque esto tenemos que cuidarlo y no lo podemos dejarlo solo por las noches”.

Los techos son de madera y en las paredes cuelgan cuadros y objetos antiguos. Cuando se le pide a Antonio que recomiende algo te contesta “que aquí todo está bueno, se cuida igual. Voy todos los días a la plaza a comprar el pescado y lo que veo bueno me lo traigo. Con eso hacemos la carta, aunque muchos de los platos y guisos están siempre porque el público los demanda”.

Antonio Segura no es un advenedizo en el sector. Estuvo 21 años trabajando en el Casino de El Puerto como administrativo y luego tuvo el Bar España en la calle Pedro Alonso. Abrió la taberna en el pasado mes de agosto y señala que no se queja de la clientela: “Está funcionando el boca a boca y la gente viene recomendada por sus amigos”.

Antonio Segura, con su delantal de tabernero, en el patio donde está situado el comedor principal de la taberna del Segura. Foto: Cosas de Comé

 

 

Por la mañana sirven desayunos con pan y mantecas y aceites para ponerle encima. En la carta para el mediodía y la noche platos clásicos. Empiezan por unos aliños como las papas aliñás, la ensaladilla o el salmorejo y ofrecen también chacinas que van desde el jamón y el queso hasta la morcilla, el queso y la butifarra.

Hay también montaditos y algo de pescado frito, pero lo más demandado de la casa son los guisos jerezanos de cuchara. Hay unas pequeñas albóndigas, carrillada, costillitas en adobo, cola de toro, alitas de pollo en una salsa de la casa y reliquias como la sangre en tomate o los riñones al Jerez. Además hacen algún guiso diario que puede ir desde unas habichuelas hasta una berza. El otro plato estrella son los huevos con papas fritas que se sirven en ración generosa y cubiertos por lonchas de morcilla, chorizo o jamón.

Plato de habichuelas de la casa. El plato se cotiza a tres euros. Foto: Cosas de Comé

 

 

Para el postre Ana Arellano prepara algunas tartas caseras aunque no es raro observar en las mesas como la gente se pela una naranja o una manzana, antes de tomarse el reconfortante café. Los canarios siguen cantando y un reloj de los de carrillón anuncia, con un sonido algo desvencijado, que son las cuatro de la tarde, las tres en Canarias.

Media ración de albóndigas con su fritá de papas. El plato sale por 6 euros. Foto: Cosas de Comé.

Agradecemos al tapatólogo Francisco Pisto la pista que nos dió para descubrir este establecimiento. Si quiere conocer horarios, localización y más datos sobre este establecimiento pulse aquí.

 

 

5 Respuestas
  • por jesus manuela 31 Diciembre 2014 en 19:32 pm

    Antonio es una maquina, da gusto el trato que da a sus clientes. La comida es espectacular,todo casero y hecha en el dia. La mejor comida que puedes comer en todo Jerez. Yo lo tengo claro siempre que vaya a Jerez en Carpinteria alta estaré concretamente en la taberna del Segura. Se me olvidaba decir que con la berza del segura se te caeran dos lagrimones jaja

  • por Míriam Segura 7 Febrero 2012 en 13:15 pm

    Qué voy a decir yo, si Antonio Segura es mi padre. Se come de vicio, comida de casa, la carrillá HAY QUE PROBARLA, la ensaladilla, la sangre en tomate, vamos, todo.

    Además los sábados se hace un guiso de degustación, dependiendo de la temporada. Berza, sopa de tomate, cabrillas…

    Esta es nuestra página de Facebook: http://www.facebook.com/latabernadesegura

    Gracias a Cosas de Comé por hacernos esta mención.

  • por Eddy 2 Febrero 2012 en 14:25 pm

    Por cierto, las habichuelas están para mojar sopa.

  • por Eddy 2 Febrero 2012 en 14:23 pm

    Este descubrimiento no me lo puedo perder y como buen Jerezano amante de la cocina casera tengo que conocerlo. Ya os contaré mi experiencia…

  • por Charo Barrios 2 Febrero 2012 en 10:00 am

    Una maravilla, para sentirse mejor que en casa…

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>