Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El “Caballero” de las diez esencias

Publicado el Jueves, Diciembre 8, 2011 por Cosas de Comé

La bodega portuense lanza “Caballero 10″ un cuidado licor que combina una decena de aromas que van desde la vainilla a las ciruelas pasas

Caballero 10, el nuevo licor de la bodega de El Puerto de Santa María. Foto: Cedida por Bodegas Caballero

Texto: Pepe Monforte

La fórmula magistral lleva piel de naranja y de almendras, uvas y ciruelas pasas y piel de mandarina, todo de España. Hay también coriandro de Marruecos, canela y clavo de Ceylan, nuez moscada de la isla de Granada y vainilla de México.

La base de la bebida es un brandy de los que cría la propia bodega portuense. Es la composición de Caballero 10, el nuevo licor que ha sacado la firma gaditana con el objetivo de entrar con fuerza en el sector más sibarita de las bebidas largas, lo que los expertos llaman “bebidas premiun” y que son la gama alta de los productos.

Aunque se trata de una especie de ponche de gama superior, la bodega no quiere catalogarlo así, considera que es algo más. En su diseño y composición han trabajado durante más de dos años de forma conjunta el laboratorio de la firma comandado por Fernando Pérez y el departamento de marketing que comanda Carmelo Ruperez. El producto se ha pensado largamente por dentro y por fuera de cara a crear un producto novedoso.

El primer contacto con la bebida recuerda a un brandy, tanto por el color como por el color. De hecho esta bebida, el ponche, se realiza con una base de brandy a la que se le añaden diversos aromas, lo que le da un sabor un poco más dulce. Federico Sánchez Pece, responsable de Comunicación del grupo Caballero resume las diferencias  de la nueva bebida con el ponche Caballero, el clásico de la firma: “Caballero 10 tiene más cuerpo, es menos dulce, tiene más caracter, más complejo de matices y creo que es más fácil de combinar”. De hecho este es uno de los retos de la nueva bebida entrar en el apetecible mercado de los combinados. Caballero 10 está pensado como un producto “global”, destinado tanto el marcado internacional como nacional y ha salido al mercado en botellas de 0.7 litros y un precio en torno a los 12,5 euros la botella.

Pero el caracter distinguido de la bebida no sólo se lo ha querido otorgar la bodega por dentro. La botella es más estilizada que la del ponche normal y la gran diferencia está en el color, dorado en vez del plateado que ha sido hasta ahora el rasgo más distintivo del Ponche Caballero. Su caracter internacional se deja ver en que en un lugar destacado de la botella se inscriben los colores de la bandera española y un mensaje en inglés: “The spirit of Spain” (el espíritu de España).

Ponche Caballero, todo un lider

Lo cierto es que el ponche, el ponche Caballero ha dado grandes alegrías a la bodega española. Aunque es un dato que no todo el mundo conozca, el ponche ha sido, y es, el producto más vendido por la firma.  En la década de los 90 Caballero llegó a vender en un sólo año 12 millones de botellas, es decir a un ritmo de un millón de botellas al mes. La bebida elaborada en El Puerto de Santa María ha llegado a estar entre las quince más vendidas del mundo y acapara el 85% del mercado de esta bebida.

Su origen está en 1917, el producto se acerca, pues, al siglo de existencia. Fue entonces cuando las bodegas Caballero empezaron a comercializar  un licor que combinaba el brandy con naranjas. El objetivo de esta bebida era aprovechar los sobrantes de brandy y hacer una bebida más suave del gusto, sobre todo, de las mujeres que veían este espirituoso demasiado fuerte al paladar. De hecho también existen en el mercado otras bebidas, como un brandy al melocotón que comercializa Barbadillo y que pertenecía al catálogo de las bodegas de Orleans y Borbón que compró la firma sanluqueña.

La fórmula del ponche ha ido cambiando con el tiempo. A veces se confunde el ponche del Marco de Jerez, que procede del brandy, con otras bebidas cuya composición es diferente. El grado alcohólico de la bebida ha descendido para adaptarse a las nuevas costumbres y se creó incluso la crema Caballero para abarcar otros segmentos del mercado. El ponche, al igual que Caballero 10, el nuevo producto creado por la empresa, lleva también aromas naturales provenientes de naranjas, ciruelas, uvas pasas, frusto secos, almendra o vainilla.

La historia de esta bebida es también la de su botella, una de las más peculiares del mercado, de color plateado. El envase pretendía hacer referencia a los recipientes de color plateado que se utilizaban para preparar, mezclando el brandy con los aromas,  este tipo de licores en el siglo XIX. En la actualidad el mismo color se mantiene e incluso  fue adoptado también por otros fabricantes de ponches del marco.

En una etiqueta del primer tercio del siglo XX que se conserva en la bodega se puede ver como al ponche se le nombra como “tónico reconstituyente” realizado en base a “coñac viejísimo”. El apellido de tónico reconstituyente se siguió utilizando hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, aunque el gran esplendor de esta bebida vendría después y acompañada de un importante despliegue publicitario de la firma portuense que creó incluso una mascota para la bebida: “Ponchelo” e hizo popular una frase: “Ponche con hielo, ponche ponchelo”.

El ponche no sólo se utiliza como bebida, también se emplea en postres como para aromatizar flanes, macedonias de frutas o helados.

Etiqueta antigua del Ponche Caballero donde puede verse la leyenda de "tónico reconstituyente" que se daba a la bebida. A la derecha catalógo de productos de la bodega de los años 60 donde puede verse la botella del ponche con un aspecto muy parecido al actual.

Buenas noticias

La bodega también ha tenido buenas noticias para sus vinos en las últimas semanas. Así su oloroso Don Nuño ha logrado el premio en la categoría de “Mejor Vino Generoso” en el concurso que, como cada año, convoca la prestigiosa Guía de Vinos Gourmets.

La particularidad de este premio radica en que no son los profesionales de dicha guía sino los lectores de la misma y los socios del Club Gourmets –club de gran tradición en España‐ los que se encargan de puntuar a los diferentes vinos y bodegas participantes. Por lo tanto, son los propios consumidores y amantes del vino los encargados de emitir sus propios juicios personales.

Por otra parte Candela Cream, otro de los vinos de la firma,  acaba de recibir la Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Vinos de España (CINVE), celebrado en Sevilla.

Ésta es la sexta edición del Concurso Internacional de Vinos de España, que cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. En ella han participado vinos y espirituosos de diferentes países,

 

 

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>