Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Cocina de plaza de abastos

Publicado el Jueves, Febrero 21, 2013 por Cosas de Comé

El restaurante Sopranis inicia una nueva etapa basada en una cocina de mercado en la que apuesta por productos frescos locales tratados de forma sencilla y que resalten su sabor. Su nuevo equipo de cocina y de comedor está formado por titulados de la Escuela de Hostelería de Cádiz

Verduras de temporada hechas "al dente" y acompañadas con un huevo escalfado y migas, uno de los platos de la nueva carta de Sopranis. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

El miércoles por la mañana habían encontrado una corvina de diez kilos en el puesto de Paco Tigre, de la plaza de abastos de Cádiz. Por el camino que va desde la plaza y hasta la calle Sopranis, José Luis Fernández Tallafigo va dándole vueltas a como la va a poner. Ha elegido unas alcachofas, ahora en temporada. Las ha partido en tiras finas y las ha refrito. Encima un buen taco de corvina con la piel crujiente y carne jugosa, como mandan los cánones.

Hoy le tocó plaza a él. Otros días le toca a Carlos Martínez Pérez. Los dos estudiaron Cocina en la Escuela de Hostelería de Cádiz. Viajaron, aprendieron en fogones de prestigio y luego han vuelto a Cádiz. El mismo camino ha seguido Francisco Rivera Pérez, maitre. Ha estado trabajando junto a Manuel de la Osa en su restaurante Ars Natura de Cuenca con el que logró una estrella Michelín. Ahora procura que todo sea agradable en Sopranis. Los tres rondan la treintena y son el tridente en el que se basa la nueva etapa de Sopranis que ha comenzado este mes de enero.

Lo que más llama la atención al comensal es la limpieza de sabores en todos los platos. No hay rebuscamientos innecesarios, sino una apuesta decidida por resaltar lo que horas antes se ha comprado en la plaza de abastos. Es una visión renovada de la cocina de mercado, un movimiento que triunfó hace décadas pero que se ha olvidado en exceso en los últimos años en los que el congelador ha adquirido un excesivo protagonismo en las cocinas. Uno de los rasgos que más llaman la atención es la casi carencia de especias en los platos.

La carta es corta, otra tendencia que triunfa entre los “gurús” de la gastronomía. Es la manera más lógica de garantizar la frescura de los productos. Si hay menos, salen más, pura lógica, más razonable aún en tiempos de crisis. Los platos están en formato de tapas (no todos), medias y raciones. Los precios están entre los 3,50 y los 13 euros, aunque la mayoría de las propuestas de platos está entre los 7 y los 8. En todo el establecimiento está la misma carta, lo mismo en la barra, como en los dos comedores, uno privado. Hay un menú degustación y una carta con una veintena de platos. A ello se suman algunas sugerencias diarias. Los días laborables también hay menú del día.

Clásicos y nueva cocina

Las propuestas van a medio camino entre los clásicos y la nueva cocina. No falta la ensaladilla, pero es de mariscos. Hay salmorejo y unas croquetas, aunque con su toque especial, pero siempre con preparaciones sencillas. Así unas verduras de temporada (brocolis, alcachofas, calabacines y zanahorias) llegan a la mesa en una cocción inmaculada, “al dente” como dicen los críticos de postín de los madriles. No hay ni salsa de queso, ni el inevitable caramelo al Pedro Ximénez, ni nada que enmascare el sabor de la huerta. Tan sólo un huevo escalfado y debajo de las verduras unas migas de pan refrito con ajo, setas y un poquito de jamón ibérico. Francisco, el maitre, sugiere al comensal que parta el huevo para que la yema se mezcle con el conjunto.

Igual de limpio en sabores es un pulpo asado que se sirve sobre una patata cocida o unos calamares que van rebozados junto a verduras y servidos en un papel de estraza como en el freidor. En el arroz los cocineros se permiten un juego colocando unos langostinos en carpaccio encima del grano que va aromatizado con gambones y un caldo de mariscos. El langostino crudo, cortado a lonchas casi transparentes, se hace sencillamente al contacto con el arroz caliente.

El arroz meloso con gambones y carpaccio de langostinos. Foto: Cosasdecome

 

 

En las carnes tampoco hay aspavientos. La carrillada se cocina estofada y se acompaña con un puré de patatas. Hay entrecot de ternera simplemente a la plancha y el cordero se sirve asado. Hay también una hamburguesa de presa ibérica que se presenta en un pan especial.

Los panes es otra de las cosas que se han cuidado. Los traen desde Sevilla, donde han surgido varios hornos artesanos que están cuidando el producto de forma espectacular. En este caso vienen desde el horno de Pablo Conesa y su Alternative Bakery. Traen pan de estilo gallego, de centeno o de masa madre además de las famosas regañás de Don Pelayo, perfectas para ensaladas o platos frios.

Los vinos son responsabilidad de Francisco Rivera y de Agustín Merello, el único socio que queda de la etapa anterior. A él se ha unido José Antonio Iglesias, para el que es su primera experiencia en el mundo de la hostelería aunque su padre trabajó en el sector durante más de 4o años. Hay presencia de vinos de la provincia de Cádiz y de distintas denominaciones de origen españolas.

Uno de los platos más llamativos de la carta es la tabla de quesos. Se puede tomar como aperitivo o como postre. Hay doce variedades, traidas desde distintos puntos de Europa y de España, aunque no falta la presencia del payoyo de Villaluenga y del Gazul de Alcalá. Si el cliente la pide a su mesa llega una imponente tabla de 70 centímetros de largo por 35 de ancho. En ella van 5 tipos de quesos que escoge el cliente, más un pan de naranja, nueces y cuatro tipos de mermeladas para acompañarlos. Además se ofrece la posibilidad de acompañar la tabla con un vino especial para ella.  También hay postres casero. Ahora, en Cuaresma, no falta una torrija y hay también un coulant de chocolate, un exótico sorbete de albariño y menta o un refrescante milhojas con frutas del tiempo.

La idea es que la carta cambie por temporadas, aunque siempre se apostara por esta cocina de mercado renovada. Pero este tan sólo es la primera parte del proyecto de Sopranis. En unas semanas abrirá al público “La Esquina de Sopranis” un nuevo local situado justo enfrente del actual y en el que situarán un bar de tapas. De esta manera en este establecimiento, con una amplia barra, se situará una zona especialmente dedicada al tapeo mientras que Sopranis quedará como restaurante con una carta diferenciada.

La espectacular tabla de quesos de Sopranis. Foto: Cosasdecome

El nuevo equipo de Sopranis: Carlos Martínez, Francisco Rivera y José Luis Fernández Tallafigo. Foto: Cedida por restaurante Sopranis.

 

3 Respuestas
  • por Miguel 25 Febrero 2013 en 11:08 am

    La última vez que fuí todavía estaban los anteriores rectores, y la verdad es que comí bien, sin aspavientos, pero rematadamente caro. Espero que los precios ahora los recorten un poquito, creo que así venderán mas. La calidad la doy por segura.

  • por bartolo 23 Febrero 2013 en 10:19 am

    En carnavales estuvimos comiendo y todo fue muy rico y nos sentimos muy comodos.
    Saludos

  • por Andrés 22 Febrero 2013 en 22:20 pm

    La verdad es que he ido hace poco,y hacia tiempo que no comia tan bien y con un trato espectacular.Os lo recomiendo de veras,y no es pasión de tío.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>