Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

El vino, en sencillo

Publicado el Miércoles, Junio 6, 2012 por Cosas de Comé

La bodega Delgado Zuleta y la empresa de enoturismo Sanlúcar Descubrelá ponen en marcha el centro de interpretación del vino, un recorrido turístico por un casco bodeguero que pretende explicar de forma sencilla como se elaboran los vinos de la zona

Eva Bruzón de la empresa de enoturismo Sanlúcar Descubrelá muestra la forma peculiar como se colocan los barriles en las bodegas del marco. Foto: Cosasdecome

Texto: Pepe Monforte

 

La idea es que en una hora, las personas que visiten este centro de interpretación del vino y cuando al final del recorrido prueben en un impresionante salón rodeado de botas, la manzanilla, comprendan que hay detrás de esta bebida que la primera vez que se prueba da un ligero cosquilleo en la nariz.

La bodega Delgado Zuleta, la más antigua de Sanlúcar, fundada a principios del siglo XVIII se ha aliado para el proyecto con Sanlúcar Descubrelá, una de las representantes más pujantes de las empresas de enoturismo que están comenzando a florecer en el marco de Jerez para encauzar la fuerte demanda de turistas que quieren conocer más acerca de estas misteriosas bebidas que permanecen años reposando en salas a media luz.

Jorge Pascual, gerente de la bodega Delgado Zuleta, expresidente del Consejo Regulador del Jerez y Eva Bruzón, el alma de Sanlúcar Descubrelá, han trabajado durante varios meses para poner en marcha el proyecto, ahora en su primera fase y que se quiere ir desarrollando poco a poco hasta completar unos 60.000 euros de inversión.

Para explicar el vino se han montado cada día, de lunes a sábado, y en la bodega situada en la entrada de Sanlúcar desde Chipiona, dos visitas, una a las diez y media de la mañana y otra a las 12. Una guía se encarga de conducir a los visitantes. La visita está preparada para atender desde tan sólo dos personas y hasta 50, que es el máximo por sesión. Se pueden atender en inglés y en español y previa petición también en alemán y en francés.

Las viñas, el primer encuentro

La explicación comienza a la entrada de la bodega donde hay situadas varias viñas. Si hay suerte y es verano los visitantes podrán ver la uva ya gorda en los racimos y luego ya pasan al casco de la bodega, el sitio donde se encuentran descansando los vinos. La imagen impresiona. De pronto los visitantes se encuentran con unos muros de cuatro hileras formados por barriles. Hay más de mil en la nave. Se verán paseando por medio de ellos como si estuvieran en una calle con altos edificios. De fondo suena, suave, algo de música. Se repasa desde el suelo donde se produce la uva hasta todo el proceso que se lleva a cabo con ella para que está se convierta en vino. La explicación se hace mediante paneles muy visuales que acompañan a la explicación de la guía. Se intenta que todo sea sencillo y divertido. Los paneles se sitúan en medio de las filas de barriles. El público puede tocar la tierra donde crecen los viñedos y si es temporada incluso las uvas que se disponen en unos cestos con los que tradicionalmente se recogían, hoy sustituidos por envases de plástico de capacidad muy medida para evitar que la manipulación del fruto estropee la uva.

En el camino también diversos útiles y maquinarias de las bodegas y una sorpresa final, un apartado dedicado a la tonelería, al arte de hacer los barriles. Delgado Zuleta sigue manteniento un tonelero en su equipo conscientes de lo importante que  es conservar los envases en buenas condiciones para garantizar la calidad del envejecimiento. También de forma gráfica, con un pequeño barril iluminado y con una de sus paredes acristaladas, puede verse el misterioso “velo de flor”, una capa de levaduras que se forma en la superficie de la manzanilla y que la caracteriza.

Hasta ese momento ha funcionado la vista y también el tacto de los visitantes. Pero el final de la visita es para trabajar el olfato y el gusto. Eva Bruzón nos conduce hasta una estantería de madera, de esas con solera. En ella se alinean una serie de tarros con esencias. El juego consiste en que los visitantes mojen unos pequeños palitos en las esencias y luego traten de encontrarlas también cuando prueben los vinos. Así juegan por unos momentos a ser catadores, esa profesión tan imaginativa que permite ver ciruelas, melocotones y miles de olores más detrás de un sorbo de vino.

Los tarros con esencias dispuestos al lado de las botellas de los vinos en los que se pueden encontrar. Foto: Cosasdecome

 

 

El juego de los olores se lleva a cabo ya en el salón Carmen Viejo, una impresionante sala con muebles antiguos y barriles por todas las esquinas. Aquí también se lleva la última fase de la visita, la degustación de varios tipos de vinos desde la conocida manzanilla La Goya, el estandarte de la firma bodeguera, hasta otros vinos menos conocidos. Mientras los prueban los visitantes pueden mirar las inscripciones realizadas en los barriles de la bodega por personajes como el Rey Alfonso XIII y ver el barril en donde se criaba la manzanilla La Goya que se sirvió en la boda del principe Felipe en Madrid.

La última parada es la tienda de la bodega, para que los visitantes puedan comprar los vinos que han estado conociendo y que ya, saborearán de otra forma.

La visita cuesta 5 euros y las reservas pueden hacerse en el teléfono 956360133 o en el correo electrónico visitas@delgadozuleta.com. Se pueden también solicitar el recorrido con un final con catas maridadas con tapas o incluso una comida maridaje en la que se escogen los platos perfectos para acompañar a cada vino.

Para ver más propuestas de turismo enológico de la empresa Sanlúcar Descubrelá, pulse aquí.

 

Una Respuesta
  • por Manuel Mata 8 Junio 2012 en 23:05 pm

    Proyecto importante que desarrolla esta empresa para el conocimiento de todo aquel que le guste el vino,enhorabuena a esta iniciativa,en cuanto a los “olores”esto si que es novedoso y curioso la mayoria de las personas los almacenan y casi todos los olores nos parecen familiares,pero nos cuesta dar con ellos,eso nos pasa con el vinos que con sus matices de colores y olores nos embriagan y nos trasladan al paraiso,yo que soy un enamorado del vino con esta iniciativa tendreis muchos exitos.Ole la Manzanilla.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>