Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Camarones, lisas, pato con arró…y pijama

Publicado el Miércoles, Febrero 25, 2015 por Cosas de Comé

Manegodor, “ciudad de camarones”, una singular taberna situada junto al río Guadalquivir y rodeada de esteros, ofrece una oferta gastronómica con platos típicos de la zona y toques originales como una “mojama de albur”, los langostinos salineros o unas huevas al ajillo servidas frías, a modo de ensalada

Uno de los carteles en plan de broma realizados por la taberna para promocionar el establecimiento.

 

Texto: Pepe Monforte

Aunque Cádiz tiene la fama sostengo que la ciudad más “cachonda” de la provincia de Cádiz es Trebujena. Sólo ella fue capaz de tomarse a broma el hambre de la posguerra creando una fiesta gastronómica dedicada  a un guiso de conejo, pero sin conejo, más que garbanzos y arroz. Trebujena fue la única población de la provincia que mantuvo su Carnaval durante la Dictadura. La ciudad más antigua de Occidente, la cuna del Carnaval, sin embargo,  los cerró “por obras” y sólo se atrevió años después a sacar unas fiestas típicas, que más bien deberían haberse llamado tópicas, porque todo era piropo.

Sólo en una ciudad donde se es capaz de cachondearse de todo, se le puede poner a una taberna “Manegodor, ciudad de camarones”, un juego de palabras que hace alusión a la famosa Marina D’Or, la ciudad de vacaciones que es, en verdad, un supermercao y tres apartamentos. Lo de Manegodor tiene su historia.  José Manuel Gómez Arellano, el fundador de la taberna, es hijo de toda una institución en Trebujena,  José Manuel Gómez Rodríguez, “El Manego”, que fundó y sigue atendiendo la Venta Las Compuertas, uno de los bares de la provincia situados más lejos de la civilización, a cinco kilómetros de un carril paralelo al río. El hijo del “Manego”, no podía haber sido bautizado de otra forma que de “Maneguito”, un apodo que José Manuel lleva con orgullo.

Pero de “El Manego” no sólo ha heredado José Manuel el apodo sino también su dedicación al río. “Maneguito” explota unos esteros donde crecen camarones y estos están situados a pocos metros de su taberna, donde estos también son los protagonistas…el nombre estaba cantado:  “Manegodor, ciudad de camarones”.

A la ciudad de los camarones no se llega fácil, la verdad. Hay que situarse en  Trebujena y una vez en la ciudad, cuando empiezan las casas, coger una calle que dice que va para el río. Una vez que se sale de Trebujena hay que seguir las flechas y después de varios kilómetros entre plantaciones de viñas, de tomates buenos pa aliñá y de paisajes de esos que relajan hasta a Vladimir Putin se llega al sitio.

Vista exterior de la taberna. Foto: Cosasdecome

Junto a uno de esos proyectos imposibles que se diseñaron cuando España vivía por encima de sus posibilidades, un pequeño complejo de bungalows de lujo con apariencia de cabañas, ahora abandonado, está la entrada de la taberna. Un cartel indica que se ha llegado a Manegodor y especifica que sólo abren viernes, sábados y domingos. Para completar la escena hay una barca pintada de verde, situada al pie de los esteros. Tras recorrer un carril sin aslfaltar de poco más de cien metros se llega a un amplio aparcamiento donde hay ya unos pocos “afortunados” que han descubierto el sitio. Se les nota que son tapatólogos avezados, de esos que se conocen los mejores secretos de cada pueblo.

 

Manegodor, que abrió en octubre de 2013, está situado en el local que ocupaban unas antiguas cuadras.  Fuera han puesto unas mesas de madera de esas de bancos corridos, como las que hay en los merenderos. Se adivina que las noches de verano allí tienen que ser espléndidas. Como hace fresquete nos metemos en el interior. Al fondo hay una chimenea que funciona. Encima, como decoración hay una vieja escopeta y algún trofeo de caza. De fondo suenan compases rocieros.  Los techos están cubiertos de una especie de toldo blanco. Debajo vigas de madera, decoración vegetal y las inevitables lámparas del Ikea. Ya sólo me queda encontrarme las puñeteras lámparas en un paso de Semana Santa, sustityendo a los candelabros de cola. Me llamán la atención los servicios, una habitación grande, más que para un “watercló”, parece perfecta para salón comedor. Al fondo está el inodoro, algo desvencijado, pero en la estancia huele a limpio, a esos desinfectantes que aromatizan con olor a frutas.  En el pequeño lavabo han colocado jabón líquido para el que quiera tener las manos sin mácula a la hora de meterle mano a los langostinos.

En la pared  del salón algunos cuadros de bodegas  y un cartel que anuncia que hay mosto. Lo hacen ellos mismos y en Trebujena se sabe de esto. Por las mesas se ven algunas jarras. Hay una carta, muy colorida, con las especialidades de la casa y en la pared cuelga también un cartel para los que son cortitos de vista.

José Manuel Gómez Arellano, Maneguito, delante de los esteros que rodean la taberna. Foto: Cosasdecome

Como aperitivo de la casa te ponen unas papitas arrugás con una salsa a medio camino entre el chimichurri y el mojo picón. Con el arte que me caracteriza cojo media papa y rebaño la salsa: 8,5, como si fueran los saltos esos que daba Nadia Comaneci cuando hacia doble salto mortal con tirabuzón.

 

Sobre la mesa nos colocan unos panes y picos de la panadería de Los Reyes, la de Timermans, como la conocen en el pueblo. Además de lo que hay en carta nos anuncian la presencia de albures y robalos de estero vuelta y vuelta y con guarnición y un arroz con pato, una de las especialidades de la zona que todavía no ha llegado al gran público. No logro el consenso familiar y renunciamos al arró para así poder probar más cosas.

En la carta hay platos originales. El más llamativo puede ser la “mojama de albúr”. José Manuel cuenta la historia del plato. Se trata de una creación de su madre, Juani Arellano Muñoz, la cocinera de la otra venta de la familia, Las Compuertas. Ella es la que corta en filetitos la lisa (en Trebujena se le llama albúr), los mete en sal, como se hace con el atún en Barbate y luego los limpia y, en plan sibarita, los pone sobre unas rodajitas de pan de Los Reyes y un poquito de salmorejo. La cosa la corona con un poco de ajo y perejil. También tienen chicharrones que hacen ellos mismos, un surtido de pescao frito de un kilo a 9 eur0s (no me he equivocado con el precio) y otro placer de la costa, los chocos fitos enteros.

Probamos las tortillitas de camarones. Van al estilo de Trebujena, un poquito más gorditas que las que ponen en Sanlúcar o en la Bahía de Cádiz. Los camarones  parece que han hecho pesas de los grandes que son. Las tortillitas los llevan en abundancia. La ración (6 euros) lleva 5 unidades de tamaño casi tan grande como la mano de un campero de Conil. No faltan en ninguna mesa y lo mismo ocurre con los langostinos de “salinas”, como llama José Manuel a los langostinos de estero, como se conocen en otros puntos de la provincia. José Manuel los captura en temporada, de agosto a diciembre y luego los congela. Cuando le van haciendo falta los saca para cocerlos. El plato, con unos 200 gramos calculo, te sale a 8 euros…vale la pena la excursión. Para acompañarlos hay manzanilla de barril de las bodegas de Yuste, de la vecina Sanlúcar.

Esta ración de langostinos de estero sale por 8 euros. Foto: Cosasdecome

En la taberna se pueden probar también platos originales como unas huevas de bacalao hechas al ajillo pero que se comen frías. Es una creación del “Maneguito” y están exquisitas. Caen dos rebanás del pan de Reyes con la salsita con el ajo, muy picado, ligeramente crujiente. La lisa llega abierta, sin cabeza, pero conservando el pellejito negro que envuelve el estómago. Lleva la espina central, pero esta sale con facilidad. Para acompañar una fritá de papas salteadas con verduras…nada de minimalismo. En una mesa de al lado sirven el arró. Lo traen en una cacerola de aluminio, la misma en que se ha guisado. En un grupo, uno de los comensales incluso se arranca por sevillanas cuando llega el pato, servido en plato hondo.  El plato estrella de Manegodor lo guisa Juani Arellano con pato de la zona, como pato real se le conoce. Su hijo lo que hace es echarle el arroz y palante. Lo bueno es encargarlo, porque no siempre lo tienen.

 

Así se sirve el pato con arróz, cacerola incluida. Foto: Cosasdecome

Pero la ciudad de los camarones todavía guardaba una sorpresa final. De postre tienen pijama, el clásico, el de los pegotones de nata, que sepultan al tocino de cielo, el flan y un trozo de tarta de queso. No faltan tampoco ni la piña, en el centro del plato y dos cuartos de melocotón en almibar…no me eché allí mismo la siesta porque lo suyo es, al terminar la comida, darse un paseito por la orilla del río, situada a apenas 200 metros.

Damos las gracias al tapatólo C. D., que prefiere mantenerse en el anonimato por haber proporcionado la pista de la ciudad de los camarones.

Horarios, mapa de localización, teléfono y más datos de la taberna Manegodor, aquí.

El Pijama, el postre estrella de Manegodor. Foto: Cosasdecome

Tortillita de camarones de Manegodor. observersé el tamaño de los bichos. Foto: Cosasdecome

Huevas de bacalao al ajillo. Foto: Cosasdecome

 

 

 

5 Respuestas
  • por CHARO FRANCO 27 Febrero 2015 en 23:36 pm

    COMO SIEMPRE “COSAS DE COMÉ” ES UNA MARAVILLA. HOY LA REENVIO A UNA AMIGA MIA QUE TIENE UN RESTAURANT EN CAÑOS DE MECA Y QUE CONTACTARÁ CON VOSOTROS.
    COMO SIEMPRE OS DOY LAS GRACIAS POR ENVIARME VUESTRO BOLETÍN. DEBERÍAN RECETARLO LOS MEDICOS PARA CURAR A LAS PERSONAS CON PROBLEMAS DE POCO APETITO. !!EXITO ASEGURADO !!
    SALUDOS MUY CORDIALES
    CHARO

  • por Cosas de Comé 27 Febrero 2015 en 22:12 pm

    Estimados tapatólogos ya está añadido el enlace con la localización exacta del sitio para el que desee ir.

  • por Angel Marco 27 Febrero 2015 en 19:17 pm

    ¡Qué grande Pepe! En cuanto tenga el plano me voy para Trebujena. Se te hace la boca agua.

  • por Cosas de Comé 27 Febrero 2015 en 18:06 pm

    Estimado José, ante esta situación de emergencia te prometo que mañana tienes el planito publicado. Un abrazo.

  • por José Crespo Redondo 27 Febrero 2015 en 16:59 pm

    Es de muy canallas dar tanta y tan buena información sin acompañar de un planito o datos muy claros para poder llegar a satisfacerse uno con todo eso o, al menos, algunas cosas mientras aguante el buche.
    Solucionarlo, por favor

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>