Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Antología de los huevos con papas

Publicado el Sábado, Octubre 15, 2011 por Cosas de Comé

El recorrido por los sitios de la provincia donde ponen versiones memorables de este plato permite conocer establecimientos y lugares cuyo atractivo no sólo está en la comida

Antonio Esquivel y su madre María Luisa Gallardo, triunfan en la Venta El Toro de Vejer con sus huevos fritos con papas, hechos en sartén. Foto: Cosas de Comé

Texto: Pepe Monforte

Rafael Muñoz Galvez “El Quinto” cuenta ya 70 años y su mujer, Caridad Molinares, 68. El lleva gafas y es de esos viejetes que ponen sonrisa socarrona y te lo ves venir. Estamos hablando en la cocina de los huevos con papas. Entra alguien en la venta. Educadamente, le digo…Rafael, ahí hay un señor…Rafael se rié y me suelta: “Po, ponle dos velas”.

En la Venta el Quinto la carta es de 9 platos. Están escritos a tiza en una pizarra de “Kaliber” escoltada por una cabeza de venao disecada y un cuadro de esos de Julio Romero de Torres que pintó a la mujer española. Está en el camino del Colorao. Llegar no es fácil del todo. Lo mejor es llegar hasta el pueblo marinero de Bonanza, cerca de Sanlúcar y nada más a la entrada coger una desviación a la derecha. A los pocos metros está el camino y ya hay que seguirlo, entre huertas de verduras, hasta llegar a este paraiso de la cocina “en sarsa” donde se puede elegir entre pato, venao, pollo, perdiz, jabalí o conejo todos hechos o con arró o con su fritá de papas. La salsa es la misma para todo, una sencilla combinación de aceite, verduras, especias y manzanilla de Sanlúcar que Caridad Molinares borda y que está para mojar pan.

Rafael Muñoz Galvez "El Quinto" y Caridad Molinares en la cocina de la Venta El Quinto. Foto: Cosas de Comé

 

 

Caridad cocina con bambito, nada de chaquetas blancas de cocinero, ni pantalones antiquemaduras. Ella va con su bambito que deja pasar el fresquito y te protege del calor que sale de los fuegos de la cocina. Los domingos hay plato extra, chocos fritos y unas peculiares papas aliñás con chocos cocidos. Pero la estrella de la casa son dos platos: el arroz con pato y los huevos fritos con papas. “El Quinto” dice que por lo menos hay que comerse dos, que o si no no se le coge el sabor. Le pusieron “El Quinto” por su abuelo, que no logró librarse de la mili como un hermano y ahí se quedó el mote como herencia. Mientras que Caridad corta las papas y te hace la fritá da tiempo para mirar las paredes. No tienen desperdicio. Tras la barra carteles de toros, banderas del Betis y de España, una buena bota de manzanilla “La E” y, para rematar, unas cuantas tazas con forma de organo viril masculino en estado de ya tú me entiende.

En el comedor no hay concesiones, mesas largas, casi de comedor de colegio, cubiertas de manteles de papel y sillas de plástico de las que regalan las cerveceras. Una tiernísima tapa de jabalí en salsa te llega a la mesa. En la pared una cabeza de bicho de la misma especie disecada en tono amenazante, pero a ver quien no rebaña la salsa, aunque sea con el jabalí disecado mirandote fijamente.

Llegan los huevos fritos con papas. Plato de duralex de los blancos, hasta arriba, no se le ven los bordes, reboza de papas y encima, a pelú, los dos huevos. Ellos saben que sus guisos son de mojar pan y toman precauciones por lo que el viena que te ponen para acompañar tiene un tamaño de “niño bien criao”, vamos que es de la talla superior. Para colmo está bueno y panida a la perfección cuando lo mojas en la yema, que es casi una crema de lo compacta que está. Rafael dice que “son de campo y se nota”. Las papas también son de la zona y se nota que son cortadas a mano porque las hay de todas las maneras. Las frien en una freidora “que tenemos solamente para eso, para freir papas” señala Caridad que cuenta orgullosa la cantidad de famosos que han ido al sitio a comerse sus famosos huevos. Por si fuera poco la tirada cuesta tan sólo 5 euros y, si quieres, le ponen hasta unos tropezones de chorizo.

Nota: El establecimiento cerró en 2014, cuando enfermaron sus propietarios.

Huevos con papas de la Venta El Quinto. Foto: Cosas de Comé

La Venta El Toro en Santa Lucía, Vejer

Para llegar hasta la Venta El Toro también hay que desviarse por un carril, asfaltado eso sí. Se accede desde la carretera de Cádiz a Algeciras, nada más pasar Vejer, cuando la autovía enlaza con la antigua carretera y antes de llegar a la desviación para Barbate. La indicación pone “Santa Lucía”. Es el mismo camino que hay que coger para llegar a otro templo de la gastronomía gaditana, la Castillería de Juan Valdés.

La Venta El Toro está a pie de carretera. Se pueden escoger “dos ambientes” para disfrutar de una singular comida. Un salón está sobre unas tiras de madera y situado sobre un riachuelo. Se escucha el agua como música ambiente, no está mal. En frente, la Venta. Se puede comer a la fresquita en la terraza, adornada con macetas, o en el salón interior, donde con suerte está el tio Antonio, bajo cuyo reinado en este singular establecimiento se pusieron de moda sus huevos fritos con papas. Su sobrino, que ahora regenta la venta y que ha reconvertido su vida de licenciado en Educación Física en ventero, señala que cuando alguien llegaba al lugar y decía si tenían algo de comer, su tío, Antonio Esquivel Aragón,  contestaba que si “se aviaba con unos huevos fritos con papas y de ahí salió todo”. Primero los hacía la madre de Antonio, Isabel Aragón Serván y luego le sustituyó en la tarea su hija, María Luisa Gallardo a la que todos conocen como “Maruja”. Las dos dejaban lo que estuvieran haciendo en casa para “aviarle” los huevos con papas al visitante.

La Venta el Toro es ya todo un espectáculo sin huevos con papas, pero la verdad es que los unos parecen estar hechos para el otro, porque no hay plato que “maride” mejor con este espacio que este plato, sencillo y bueno. Antonio Esquivel Gallardo tiene 38 años. Hace dos, su tío se puso enfermo y decidió coger las riendas del negocio “porque esto no se puede perder”. En cualquier sitio que supiera valorar lo que tiene, la Venta El Toro sería considerada un monumento. La carta es también aquí corta, una ensalada de lechuga con tomate y cebolla y su buen atún de Barbate, un poquito de chacinas, el almuerzo campero, una variante vejeriega del lomo en manteca y un amplio surtido de huevos con papas punto con: con chorizo, con morcilla de Ronda, con jamón, que llora cuando se le coloca sobre el huevo, o con un poquito de cebollita por encima ligeramente refrita. Para completar este cuadro la cerveza es de quinto, evidentemente de Cruzcampo, no podía ser otra. Nada de cerveza de barril.

El comedor junto al rio de la Venta El Toro rodeado de vegetación y con manteles de "a cuadrito". Foto: Cosas de Comé

Los huevos con papas son la estrella de la casa y la que los hace a diario es María Luisa Gallardo. Se nota que está orgullosa de su hijo que ha decidido defender este “monumento gastronómico”. Cuida todos los detalles y aunque haya mucha gente en el local, las papas se fríen en sartén y en aceite de girasol. El de oliva lo emplea para los huevos, que son de campo. Hay gente, los más osados, que piden un “completo” que son los huevos acompañados de un poquito de almuerzo campero. El calor de las papas derrite un poquito de la manteca en la que se ha frito la carne y ya las papas “bañás” en este ungüento son otro monumento a añadir a la lista del establecimiento.

Huevos fritos con jamón de la Venta El Toro. Se sirve en plato de duralex de los de cristal. Foto: Cosas de Comé

 

 

El pan, de telera, lo traen desde Cantarranas o de Vejer, depende de como lo coga la ruta a Antonio que trae las papas también de las huertas de La Janda, aunque a veces, si no es temporada, las trae de otros sitios.

Cada día, además, tienen un guiso, el mismo que cocinan ellos para comer: “Hacemos un poquito más y se lo ofrecemos a la gente; un poquito de arroz, un pollo guisao, una berza, lo que haya”.

Antonio señala que la gente incluso va a desayunar los huevos con papas y por la tarde acuden a merendar el pan de telera con la zurrapa (los pequeños pedacitos de carne que quedan en el fondo de la olla de hacer el guiso) colorá del almuerzo campero.

Interior de la Venta El Toro, con el techo hecho de madera. Foto: Cosas de Comé

La Venta el Frenazo en Los Barrios

De todos modos los más osados de la ruta de los huevos fritos con papas en la provincia de Cádiz tienen su cita ineludible en la Venta El Frenazo situada a la entrada de Los Barrios en el Campo de Gibraltar. Allí la hazaña está en comerse unos “huevos al frenazo”. Los hermanos Hidalgo Escalona, que regentan el establecimiento, dicen que han tenido clientes que después de disfrutarlos han sido capaces de meterle mano a un plato de cordero, otra de las estrellas del local.

Los huevos al frenazo son un plato famoso en todo el Campo de Gibraltar. La “hazaña” se compone de: dos huevos fritos, un taco en condiciones de lomo en manteca, que hacen ellos mismos, un chorizo a la plancha de estilo de los de Ronda con unas rajitas dibujadas para que le entre la caló, dos lonchas de jamón serrano y un pisto de verduras con tomate que corona el plato. ¡Ahí va! Para disfrutarlo se acompaña de pan de campo de la panadería Escalona de Algeciras.

La Venta El Frenazo es de las ventas de toda la vida. Salones grandes y espectaculares desayunos con mantecas de todos los colores. Es uno de los pocos sitios donde se pueden seguir comiendo platos antiguos de la localidad como la peculiar sopa tomate , los chicharrones o el refrito barreño que hacen por encargo. Los huevos al frenazo son un plato histórico y tienen su origen en otro plato, “los huevos al despiste” que se crearon en el bar del mismo nombre allá por 1958 los abuelos de los actuales propietarios: Antonio Hidalgo y María González.

La familia Hidalgo Escalona que regenta la Venta El Frenazo. Arriba los hermanos Kiko, Antonio y Jesús y abajo sus padres y fundadores del establecimiento, Andrés Hidalgo y Severa Escalona. Foto: Cosas de Comé

La Venta Esteban, el antojo de Jerez

Pero no sólo hay que ir a las ventas para comer versiones memorables de los huevos fritos con papas, también en la ciudad y en restaurantes de renombre es posible encontrarlos. En Jerez se dan dos versiones muy diferentes pero ambas dignas de probarse.

La Venta Esteban es un restaurante muy conocido en Jerez. Es de los pocos sitios de la provincia que pueden presumir de llenar a diario. Uno de los platos estrella de la casa es el “antojo”, un deseo comestible compuesto de dos huevos fritos con papas cubiertos a modo de edredón por lonchas de jamón del bueno y la clave del plato, una guarnción de cebollas rebozadas que muchos han intentado imitar sin éxito. Están cortadas muy finas, rebozadas en harina y luego fritas a fuego fuerte por lo que quedan crujientes.

El plato lo iventaron los hermanos Pedro y Antonio Ballesteros, los jefes de cocina del establecimiento. Surgió hace unos doce años en la antigua venta que tenía la familia también en Jerez. Era el gran premio de motos y llegaron unos moteros portugueses. Uno de ellos quería unos huevos fritos con papas. Para darle un toquesito de distinción al tema le pusieron el jamón por encima y las cebollitas fritas. La gente que lo vieron pasar dijeron ¡ese pa mí!, tuvieron un antojo y ahí se le quedó el nombre al plato. Ahora es uno de las especialidades más vendidos del establecimiento y la gente viene preguntando por él.

El antojo de la Venta Esteban, unos huevos fritos "enriquecidos". Foto: Cosas de Comé

Las patatas revueltas del Bar Juanito

Otros huevos fritos con papas famosos en Jerez y en toda España también surgieron de una casualidad. Faustino Rodríguez había estrenado ya nuevo local en la calle Pescadería Vieja, en pleno centro de Jerez, dejando el antiguo local de la calle Yebra, donde se inventaron las míticas alcachofas. En el establecimiento, que aún era una pequeña barra en la que reinaba el propio Faustino, se servía una tortilla de papas. Un día salió mal, pero él cogió el plato y lo sirvió a unos amigos. Gustaron tanto que lo repitió, aunque ideó un pequeño cambio, en vez de poner las patatas como para tortilla las cortó a rodajas muy finas y las frió un poco más hasta que quedaran crujientes, como las que se compraban en los quioscos callejeros.

Faustino no recuerda muy bien cuando sirvió su primer plato de patatas revueltas, aunque calcula que tuvo que ser entre 1983 o 1984, con lo que estarían ya cerca de cumplir 30 años de vida. Ahora este plato tan sencillo, y que se hace al momento, cuando lo pide el cliente, es la segunda tapa más vendida del establecimiento, después de las alcachofas. El Bar Juanito, uno de los pioneros en dar de comer a base de tapas, mucho antes de que los finos empezaran a hablar de los menús largos y estrechos, también fue de los pioneros en hacer popular un plato como este.

Faustino Rodriguez con la tapa de los huevos con papas que acompaña con una copa de fino de Jerez. Foto: Cosas de Comé

Los huevos “Parva” de Plato al Centro en El Puerto de Santa María

La última parada de la ruta está en un establecimiento de reciente apertura pero que tiene unos peculiares huevos rotos con papas también exquisitos.

Plato al Centro está en el centro comercial de Vista Hermosa y se ha convertido en un sitio bastante conocido en la ciudad por su cocina con una materia prima muy cuidada y platos diferentes. Ambiente desenfadado, decoración de gastrobar y en la cocina las detallistas manos de Pilar Vara de Rey. El bar se fundó, precisamente por sus fiambreras de croquetas con las que se alimentaba a su hijo Tomás cuando estudiaba en Madrid. La fritura de Pilar no sólo alimentaba a Tomás sino a sus compañeros que esperaban impacientes la llegada del “cargamento”.

Al final Tomás Fernández de Córdoba y su compañero de estudios Alvaro Ramirez hicieron en 2010 realidad la broma de la que habían hablado en muchas ocasiones, la de poner en marcha un bar basado en la comida de Pilar. Así en 2010 abría Plato al Centro.

Además de las croquetas, otro de los platos que se ha convertido en identidad del establecimiento es lo que Pilar ha bautizado como “huevos Parva” y que resultan ser unos magníficos huevos rotos con papas fritas de esas hechas de forma magistral, un poquito cucurruitas por fuera y tiernas por dentro. La cocinera señala que se los enseñó a hacer Manuel Amador, un torero de Albacete. Los huevos son de granja, muchos de ellos de dos yemas, señala Pilar, que llegó a dar clases de cocina y que atesora conocimiento de muchas culturas gastronómicas diferentes ya que ha vivido en varios puntos de España.

Pulse aquí para ver las direcciones de los establecimientos y las fotos de todos los huevos con papas que salen en la antología

Alvaro Ramirez y Pilar Vara de Rey en Plato al Centro. Foto: Cosas de Comé

 

19 Respuestas
  • por antonio Martin dubois 18 Octubre 2015 en 23:58 pm

    Todo excepcional, Pepe. Doy fe!!

  • por Cosas de Comé 17 Febrero 2013 en 11:21 am

    Estimados Papafritas. Estariamos encantados con contar con vuestras fotos. Las podeis enviar a pepemonforte@cosasdecome.es y las ponemos en las recomendaciones de los tapatólogos. Enhorabuena por vuestro esfuerzo por la “ciencia”.

  • por Los Papafritas 17 Febrero 2013 en 10:51 am

    Hola amigos.
    Seguimos en la brecha “investigando”.
    Quería comentaros que estuvimos en dos restaurantes más para la tesis de Huevos Fritos con Papas:
    – Venta El Toro.(Santa Lucia, Vejer)
    – Asador El Anticuario.(San Fernando)
    La verdad es que son otros lugares de antología y con un gran encanto. Os los recomendamos a todos.

    Tenemos fotos que hicimos a los platos, ¿hay posibilidad de ponerlas aquí?

    Gracias y saludos a todos.

  • por Cosas de Comé 26 Enero 2012 en 19:44 pm

    Estimados tapatólogos. En primer lugar felicitaros por vuestro intenso trabajo de investigación lo que deja ver que sois capaces de “sacrificaros” por la ciencia. Espero que sigais comunicandonos vuestros hallazgos y “trabajos de campo”. La Venta El Casarón es todo un descubrimiento, además de sus huevos salvajes, no se si probasteis su empanada que está magnífica.

  • por Los Papafritas 26 Enero 2012 en 8:31 am

    Hola.
    Somos un grupo de compañeros de trabajo de San Fernando, y estamos haciendo la “Ruta de los Huevos Fritos”.
    Cuando podemos librar a la vez, vamos a alguna de las ventas.
    Hasta ahora hemos ido a dos, una es la Venta Rosario, y la otra es la Venta Casarón. Tenemos que decir que las dos nos han gustado, pero en especial la Casarón, donde Pedro nos atendió y aconsejó unos platos de los que todavía no hemos podido olvidar.
    Intentaremos seguir probando más ventas.
    Seguiremos informando.

  • por Cosas de Comé 23 Noviembre 2011 en 21:23 pm

    Gracias por tu opinión, José Antonio. Esto es bueno que los distintos tapatólogos nos den sus opiniones para así todos tener las cosas más claras. Si te puedo decir que los del Casarón los he probado personalmente y están para mojar mucho pan…pero mucho, mucho pan. Saludos. Pepe Monforte

  • por jose antonio ayuso 23 Noviembre 2011 en 20:06 pm

    Hoy he estado por esos montes de Dios en busca de unas setillas, a la hora de comer, como me pillaba cerca he ido a la venta de puerto Galis, siento decir que los huevos con papas no valian nada, los huevos sabian a humedad y las papas refritas. Eso si el camarero muy amable. Habré tenido mala suerte no Pepe Baro??. Como pille los de la venta Casarón!!! qué ganas les tengo.

  • por Inmaculada de la Cruz 28 Octubre 2011 en 16:52 pm

    Sí que es cierto, como se come en el Casarón se come en muy pocos sitios de la provincia. Me llevó mi padre y me enamoró el sitio, pero sobre todo la comida…. comida de la buena!!!

  • por David Sánchez 21 Octubre 2011 en 9:22 am

    José Antonio, te paso las coordenadas de la Venta el Soldao, en Los Badalejos:

    36.3704150627, -5.87501856962

    En Google Earth, sólo tienes que copiar y pegar en el recuadro de “Volar a”, dentro de la pestaña “Buscar”. Ya nos cuentas qué tal…

  • por jose antonio ayuso 20 Octubre 2011 en 17:07 pm

    gracias por la aclaracion ,con estos datos ya no me pierdo, seguro.
    saludos
    joseantonioayuso

  • por Cosas de Comé 20 Octubre 2011 en 9:13 am

    José Antonio, está mitá y mitá. Saliendo de Medina coges la carretera que va hacía Barbate, pasarás por delante de la Venta de La Duquesa y luego llegas a un cruce. Coge a la derecha. Llegarás tras unos kilómetros a una venta, que no recuerdo ahora el nombre, pero se ve a tu derecha. A pocos metros hay un cruce y una desviación para Benalup. Coge esa carretera. Sigue hacia delante y a unos tres o cuatro kilómetros llegarás a Los Badelejos. Antes de entrar en el pueblo, donde está la Venta El Soldao, hay una curva, un poco antes es donde está El Casarón.

  • por jose antonio ayuso 19 Octubre 2011 en 16:15 pm

    Gracias por la informacion. Lo he intentado visulizar en Google Earth, pero no lo localizo, el lugar está mas próximo a Medina o a Benalup ?

  • por Ana de la Campa 19 Octubre 2011 en 7:16 am

    He comido un par de huevos con chorizo y “papas” en la venta El Rosario en Puerto Real. Buenisimoooo !!pa mojar!!

  • por Cosas de Comé 18 Octubre 2011 en 17:26 pm

    José Antonio está en Los Badalejos una pedanía que hay en la carretera que va de Medina a Benalup. Está antes de llegar a una curva muy cerrada. Verás una especie de cabaña a tu izquierda. Si vas, ya nos contarás que tal esos huevos salvajes…poque prometen.

  • por jose antonio ayuso 18 Octubre 2011 en 16:44 pm

    Alguien me puede indicar donde se encuentra la venta el Casaron???
    saludos y muchas gracias

  • por Juan Manuel 18 Octubre 2011 en 13:05 pm

    Doy fé de las “papas con huevo” de la Venta El Toro, la hermana de Antonio, la Sra. que aparece en la foto es la que mejor hace la carne en salsa, aún conserva en la terraza las mismas mesa que antaño.
    PD. el bar con la barra más grande que he visto, media to lo más 1,5 mts.

  • por Venta El Casarón 18 Octubre 2011 en 8:31 am

    Es buena la antología pero faltan los HUEVOS SALVAJES de VENTA EL CASARON que son de idem

  • por Raúl Arribas Pérez 17 Octubre 2011 en 6:57 am

    Hoy he estado en Benamahoma, Restaurante el Cancha y he dado cuenta de dos buenos huevos con papas y chorizo que merecen un registro en toda regla, de las carnes para que hablar… y precio bah.

  • por Pepe Baro 16 Octubre 2011 en 19:52 pm

    Dos sitios para los huevos fritos con jamón y/o chorizo. Venta Nueva de Puerto Gáliz, en el puerto del mismo nombre y Cafetería Avenida, en Benaocaz.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>