Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

Aceite “benemérito”

Publicado el Viernes, Septiembre 16, 2016 por Cosas de Comé

Tres hermanos sevillanos producen dos marcas de aceite virgen extra, Señorío de Villamartín y Oleovilla, en el terreno que ocupaba un cuartel de la Guardia Civil en Villamartín, en la Hacienda Los Horgazales. La finca cuenta con un Museo que permite ser un aceitunero por un día

Entrada a la Hacienda Los Horgazales. Foto: Cedida por la almazara

Texto: Angeles Peiteado

Tres hermanos sevillanos, los Bonilla, han comenzado a producir aceite de calidad en Villamartín, en Hacienda Los Horgazales, un terreno que antes ocupaba un cuartel de la Guardia Civil. Según explica uno de los hermanos, Fernando, esta finca era antiguamente un olivar, y estos árboles han vuelto a plantarse allí hace unos quince años.

Gracias a esta recuperación, estos agricultores pudieron hacer realidad una aspiración que llevaban mucho tiempo persiguiendo: producir su propio aceite, un “aceite de calidad extrema” para cuya elaboración se aúna la tradición con los últimos avances tecnológicos.

El aceite está realizado con una variedad de aceitunas, entre ellas algunas autóctonas como el lechín. Aunque es el momento en el que se recoge la aceituna el principal responsable del sabor que tendrá finalmente el aceite, esta variedad suele tener un cierto sabor afrutado, como a manzana. Las aceitunas “se miman” y se molturan el mismo día en el que se cogen, que es la forma de obtener sabor y calidad en el aceite, indica. Además de lechín, el aceite incorpora las variedades verdial, manzanilla, hojiblanca y picual para conseguir un sabor “suave, afrutado y de exquisito sabor”.

La empresa produce dos marcas, Señorío de Villamartín y Oleovilla, esta última más enfocada a la exportación. La versión Gourmet se obtiene únicamente con la variedad manzanilla y resulta ser “un auténtico zumo de aceitunas sanas, completamente natural”, además de “muy agradable para el paladar” y un concentrado de los elementos nutricionales “del mejor aceite de oliva”, que favorece la digestión debido a la escasa proporción de ácidos grasos saturados.

Los Horgazales también imprimen una gran variedad al envasado, con recipientes que van desde los 5 litros en plástico hasta los 100 mililitros en cristal, un formato pensado para hacer un regalo gourmet.

Explica Fernando que sus aceites están a punto de conseguir la certificación ecológica, una meta que se marcan para el próximo año. En esta finca sólo utilizan aceitunas de producción propia y emplean medios mecánicos para obtener el aceite. Se basan en los criterios de Agricultura de Producción Integrada que garantiza los recursos y los mecanismos de producción naturales de la agricultura, con el objetivo de asegurar una agricultura sostenible que compatibiliza producción con respeto al medio ambiente. La trazabilidad (el seguimiento de la producción) es total.

Almazara Turística

La empresa presume de contar con la primera Almazara Turística de la provincia. Cuentan con un museo propio con una prensa formada por dos piedras cónicas de 1860, una vasija de 1815 y máquinas de sulfatar antiguas. Hasta el momento se han realizado visitas guiadas y concertadas, que incluyen una introducción al mundo del aceite, la explicación de los detalles del funcionamiento de una almazara, la explicación completa del proceso de elaboración, la visita al interior y la degustación del aceite. Además, se puede probar a ser aceitunero por un día y degustar un desayuno molinero. El salón y el patio de la finca también están disponibles para banquetes.

La Finca Los Horgazales está en el kilómetro 29,200 de la carretera Jerez-Antequera, en Villamartín. Los teléfonos de información y para concertar visitas al Museo son el 617 194 792 y el 675 875 835. Más información en su página web. Pinchar aquí.

Fernando Bonilla con sus aceites. Foto: Cosasdecome

 

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>