Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de Viñas del Vero

¿Qué fue primero el huevo o la tortilla?

Publicado el Lunes, Octubre 3, 2011 por Cosas de Comé

El presidente del Grupo Gastronómico Gaditano, Pepe Pérez Moreno, reflexiona sobre la ciencia de la Tortillología

Tortilla del restaurante Los Corrales de Sanlúcar. Foto: Cedida por Charo Barrios del Blog Comeencasa.

¿Qué fue primero, el huevo o la tortilla? O quizás, resulta mejor comenzar con la ensoñación de la gran tortilla casera que nos espera tras un viaje, corto o largo, cerca o lejos, pero con retorno y que nos brinda un recuerdo placentero, que no por vivido deja de ser deseado con fruición. Estoy convencido de que es la memoria culinaria por excelencia en nuestro entorno.

 

Resulta obvio que al inicio de esta breve reseña, es importante conocer al responsable de la temática en si. Empezaré comentando algo de este personaje, Pepe Monforte, y como en su mente se funde lo sencillo con lo sublime en una idea global, que parece imposible pero, no sé como, termina viendo la luz. Conocido y destacado “Almacenero virtual gaditano”, pero con alma y espíritu (y también título) de “juntaletras”. Se le reconoce tanta habilidad para engullir como para largar, y va desde el menudo a la tortilla por el sendero que traza una buena telera de Medina, con títulos grandilocuentes que a veces -como es el caso que nos ocupa- se desbordan en ese enjambre de comunicaciones que son las llamadas “redes sociales”.

Y así va y larga la tontería de la Tapatología, que acogimos con simpatía y riéndonos (qué gracia, y qué age tiene er Monforte…), lo seguimos y apoyamos a pies juntillas. Craso error, porque le da rienda suelta a su cacao mental y sigue largando, qué si Master en Berzística, que si el Croqueterismo, qué si sí, qué si no… y va y larga lo de la Tortillología como licenciatura universitaria, y se queda más a gusto que…un Pepe. Y nosotros ahora, ¿qué hacemos?

Con este curioso apoyo, que no payoyo, saben de él y de su idea desde toda la piel de toro, hasta la mismísima Australia, pasando por la France y el Ruayón Iní y hasta Colombia y más sitios del mundo mundial. Y la tupida red, viñera y caletera ella, bulle hasta sangrar, pareciendo más que un costo de caballas una auténtica levantá almadrabera de atún rojo de derecho…

No me pregunten ni cómo, ni con, ni por qué, pero el tío –sigo con Monforte- se rodea del apoyo suficiente, como para reunir a casi 200 personas, a las 20 horas del reciente lunes 5 de Septiembre, en el Restaurante Los Corrales, de Sanlúcar de Barrameda, y organiza un Solemne Acto de Apertura del Curso de Licenciatura en Tortillología con sede virtual en el Excmo Colegio Oficial de Tapatólogos de la Provincia de Cádiz, y a mamar… que son dos días.

El acto navegó en el fino frío del portuense Pavón (decisión difícil y salomónica, en la fuente de la manzanilla), apoyándose en la universal tortilla de papas de 360 huevos, cuyas generosas raciones mostraban al mundo culinario la grandeza de la simplicidad que en situaciones como la vivida, alcanza una memorable excelencia.

Hasta aquí muy bien, pero algunos se preguntarán, ¿qué papel juega aquí el Grupo Gastronómico Gaditano? Pues ahora voy y les explico.

Cuestión de amigos

Como bien saben los amigos que siguen nuestras peripecias gastronómicas, somos un grupo de amigos y lo que mas nos llena -en la más amplia acepción del término-, es compartir dichas peripecias con nuestros amigos. Y D. José Monforte es un gran amigo, demostrada en múltiples eventos, algunos incluso de difícil degustación. Y resulta que D. Antonio P. Serrano (conocido, es un poné, como “er Canijo de Carmona”), come tanto o más que los anteriores y también es nuestro amigo y del amigo Pepe… pues “ya lo tienen…ahí”, “a buenas tragaeras, no importa el número de teleras, máxime si es con un buen reguera…”

Y de esta sencilla manera, Pepe nos invita y nos seduce (“…les diré al de Los Corrales que os larguen doble ración de tortilla…”), pero me tenéis que cantar algo solemne y universitario. ¡Fácil!, dijimos. Le largamos el Gaudeamus, con adaptación de letra y tipo, aunque vamos a ir cortito de ensayos… Bueno vale, cuándo nos vean hincar el diente a la tortilla, comprenderán lo alto de nuestro caché. Y allí fuimos, con toda la solemnidad de la que solemos hacer gala en nuestros desplazamientos y con un “As” escondido para después del acto.

Viajes Rico. 19 horas, Salida puntual. Sólo faltan Curro y Flores, pero en cambio se produce el primer doblete canario desde hace mucho tiempo. Geño y Mario, Mario y Geño, nos acompañan, en plena fase de recuperación… ¡Puta mare…!

En Puerto Real, se incorpora Julio, recién nombrado Sr Direztó de la denominada “Coral GGG”, y comenzamos los ensayos de la adaptación “GAUDEAMUS TORTILLORUM”. Olvidé comentar que llevábamos otra pieza escondida (aparte del As), en forma poética, desarrollada por er Canijo, en estado puro, o sea de hambre feroz, y denominada ODA A LA TORTILLA, y se decidió que la defendiéramos dos mosqueteros del comé, don Julio y el que suscribe, fundamentalmente porque gozamos de amplia experiencia y reconocida sapiencia delante de un tortillón.

Y así fue y así se hizo. Hemos de convenir que nuestra llegada fue emocionante, especialmente para Pepe Monforte, que cuando nos vio, tan formalitos y uniformados, con nuestro mandil, color “pendón de Cai” y nuestros escuditos y pines y nuestras medallas identificativas… En verdad era un primor, con una puesta a punto que asemejaba la apertura de las cortinas del Falla, en una final carnavalesca. Bueno, abrevio…no vaya a enfriarse la tortilla.

Tortilla en salida procesional

Tras los saludas obligatorios, con todos los Excmo e Ilmos posibles, aunque alguno faltó, se procedió a la defensa de una Tesis Tortilleril del insigne y docto, Profesor Monforte, titulada, algo así, como “Influencia de la subida de las primas de riesgo en el grosor de la Tortilla”. Sus conclusiones, coincidieron en el tiempo con la aparición por el fondo de la sala de una procesión presidida por una contundente y grandiosa TORTILLA ESPAÑOLA de 360 huevos y unos 100 kilos de peso, en andas y con los acordes universitarios del Gaudeamus Tortillorum, que llenaba el ambiente de solemnidad, procedente de las armoniosas y delicadas gargantas de los miembros del GGG. Fue un momento grande, casi único, solo equiparable al rugido de los mozos de Almonte antes de cargarse el paso de la Blanca Paloma, o al quejío, que tanto nos emocionó, tras el gol de Iniesta en la prórroga del Mundial… Con los ácidos en plena marabunta, Julio y yo, entonamos la Oda a la Tortilla, con auténtico chentimiento gaditano, elevando los versos del Canijo al supremo grado de “pelotazo”. Pelotazo, es lo que estaba haciendo, precisamente.

Tras el acto, como Curro en la Maestranza, cuando hacía faena de aliño, que eran las más, copita de Fino Pavón, taquito de tortilla, saludos, firma de autógrafos y pre-contratos varios y a buscar el As, nuestro As. ¿Se acordaban de él?

El que guardamos, ya saben lo del refrán, “el que guarda…no se afeita”. Y eso mismo hicimos nosotros y nos fuimos a ver a nuestros barberos particulares sanluqueños. De allí, autobús y a Bajo Guía, para cenar en El Bigote, de nuestros amigos, Paco y Fernando Hermoso Martín, Premio del GGG del Año 1989, pero eso ya corresponde a otra historia: La cena mensual, actividad gastrolúdicacultural, del GGG, con mas de 25 años de historia. No les resulta cuando menos ¿Memorable?

¡ BUEN PROVECHO !

José M. Pérez Moreno – Septiembre 2011.

Pepe Pérez Moreno es presidente del Grupo Gastronómico Gaditano

Pepe Pérez Moreno. Foto cedida por el Grupo Gastronómico Gaditano

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>