Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Ir a la página de la Conservera de Tarifa

Huevas de atún rojo de almadraba cocidas

Publicado el Lunes, Julio 21, 2014 por Cosas de Comé

Versión realizada por Juan Carlos Borrell de la taberna La Sorpresa

Huevas de atún cocidas de la taberna La Sorpresa. Foto: Javier Reina

Ingredientes

  • 1 hueva de atún rojo de almadraba de Gadira
  • Agua
  • Sal gorda de estero de la bahía de Cádiz
  • Aceite de oliva virgen extra de aceituna arbequina de Cortijo de Jara de Jerez

Elaboración

Las huevas de atún rojo de almadraba de Gadira las venden congeladas (más información aquí). Su peso es variable, pero suelen estar entre los tres cuartos de kilo y el kilo de peso cada una. Lo mejor es dejarlas en el frigorífico la noche anterior para que se descongelen lentamente en su propio envase al vacío. Juan Carlos Borrell, el propietario de la taberna La Sorpresa, señala que una de las precauciones que hay que tener es coger una olla grande donde quepa la hueva entera, sin romperla, ya que si se rompe se corre el riesgo de que se reviente y se salga el grano. Se pone abundante agua a calentar, que cubra la hueva, con dos cucharadas de sal. Se pone a fuego suave. No debe alcanzar la ebullición  y se deja hasta que esté cocida. El tiempo dependerá del volumen de la hueva aunque estará en torno a los tres cuartos de hora.

Una vez cocida se saca la hueva del agua con cuidado de que no se rompa y se deja reposar. Cuando esté fría se cubre con papel transparente y se mete en el frigorífico durante unas horas. Esto permitirá luego cortarla facilmente. Lo suyo es hacerlo en rodajas no muy gordas, como de medio dedo.

Se presentan con unas gotas de aceite de oliva arbequina de la provincia de Cádiz. En este caso se ha usado uno de  Cortijo de Jara. Para acompañar se cortan unas rebanás de pan de estilo gallego o de chapata. Se tuestan y se les pone también unas gotas de aceite de oliva por encima.

Si las huevas no se consumen al momento, para conservarlas, lo mejor es partirlas en rodajas y dejarlas en aceite de girasol en el frigorífico. Así se conservan bien por lo menos una semana. Cuando se vayan a comer se escurren de este aceite y se sirven con el de arbequina. Se conservan en girasol porque así el aceite no le transmite sabor a las huevas.

Juan Carlos Borrell señala “que en la taberna, especializada en productos de almadraba, las preparamos así porque es un producto excepcional, con un sabor y unos matices muy característicos. Lo mejor, por tanto, es intervenir lo menos posible para que el producto brille por si sólo. Pensamos, por tanto, que la cocción es la mejor manera de tratarlo, sin más florituras”.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la taberna La Sorpresa, aquí.

Más recetas con atún rojo de almadraba, aquí.

Esta receta es típica de Barbate. Más recetas típicas de Barbate, aquí.

Juan Carlos Borrell, el autor de esta receta, con otro de los productos característicos de la taberna, el vermouth. Foto: Cosasdecome

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>