Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com

Platos y productos típicos de San Fernando

Publicado el Domingo, Junio 9, 2013 por Cosas de Comé

Presentamos los imprescindibles de San Fernando, las cosas que hay que probar en esta ciudad, sus platos típicos y, sobre todo, donde disfrutarlos

Las salinas rodean San Fernando. Foto: Cosasdecome

San Fernando bien merece levantarse temprano. Disfrutar desde primera hora. Lo mejor es leerse este artículo mientras se desayuna junto al mercado central de abastos situado en medio de la ciudad. Puede optar por unos churritos en El 44, en la plaza del Ayuntamiento o incluso en La Plaza o La Florida, situados justo a la puerta del mercado, con lo que se vive con toda su intensidad la bulla del lugar. (pinchar aquí para ver todos los sitios para desayunar)

En el mercado de abastos (más información aquí) es posible ya encontrarse con una de las joyas de la ciudad, el pescado. Este llega de las propias flotas de pesca artesanales de la ciudad, incrustadas en los puertos deportivos de Gallineras o la Casería. Ellos se encargan de surtir  a la ciudad de especies como doradas, robalos u otros pescados de roca y también, en temporada, de caballas, otra de los pescados más utilizados. Es habitual comerlas asadas y acompañadas de piriñaca (ver aqui la receta), en adobo, un producto muy habitual en los freidores o también guisadas con fideos o babetas (recetas aquí)

Para comer caballas tiene varias opciones:

Pero no cabe duda de que los pescados estrella de San Fernando, son los que se crían en torno a las salinas. La dorada de estero, de sabor diferente a la salvaje, es uno de los más populares. Aquí hay que tener mucho cuidado con confundir a la dorada de estero, que se alimenta de forma natural, con la que crían en las piscifactorias industriales situadas también en los esteros alimentadas a base de piensos y por tanto de una calidad en el sabor muy inferior. El pescado más singular de los esteros es la lisa, un animal de carne blanca, muy jugosa, también conocida con el nombre de mujol. Es complicado encontrarla en bares y restaurantes. De todos modos si pulsa aquí encontrará algunos sitios donde comer pescado de estero. Es mejor llamar antes por teléfono ya que no siempre lo tienen.

La anguilla frita del Bar León, un establecimiento muy conocido por sus frituras en San Fernando. Foto: Cosasdecome

 

En los esteros también se cría otro pez singular, la anguila, o anguilla, como se le conoce en San Fernando. Se come frita o también en un guiso en amarillo (ver aquí la receta). Pinchando aquí puede ver sitios para comerla. También tienen fama los lenguados de estero, cuyo sabor también es singular. (Pulsar aquí para ver sitios donde comerlos)

Las salinas no sólo producen pescado sino también mariscos. En ellas incluso crecen langostinos, aunque en San Fernando no se encuentran. Si crecen en ellos también almejas, coquinas, una especie de almejas más planas y también los camarones, el ingrediente fundamental para uno de los platos más típicos de la ciudad, las tortillitas de camarones (ver aquí la historia de este plato). Fue en la Venta de Vargas de San Fernando, uno de los establecimientos históricos de la ciudad, donde surgió a principios del siglo XX la versión contemporánea de este plato.

En cuanto a los mariscos, hay tres especialidades también típicas de la ciudad son las bocas, apellidadas precisamente como “de la Isla”, las cañaillas (nombre con el que también se conoce a la gente de San Fernando) y los ostiones. Los dos primeros se comen cocidos, mientras que el tercero se come crudo, con un poco de limón, como las ostras, a cuyo sabor recuerda, o fritos. Una costumbre muy popular es comer estos mariscos, además de camarones cocidos y trozos de mojama junto a La Gran Vía, un bar histórico de la ciudad. (más datos aquí)

Bocas de la Isla. Foto: Cosasdecome

 

 

Sal y espárragos de estero

El producto estrella de las salinas es la sal. La Salina San Vicente es una de las pocas de la Bahía que continúa produciéndola. En sus instalaciones se puede comprar sal y también flor de sal, la sal de mejor calidad que producen. Previa contratación en este establecimiento también se puede asistir a un despesque, la actividad que se hacía al final de la campaña de recogida de la sal en la que se sacaba de las piscinas naturales donde esta se criaba (esteros) el pescado que se había introducido en la zona. (Aquí más datos de las Salinas San Vicente)

En los despesques el pescado se asaba sobre las plantas que crecen en torno a las salinas. Una de las más singulares es el espárrago de mar, una planta que recuerda al espárrago tanto en su forma como en su sabor, aunque con un toque marino. La empresa Suralgae (más datos aquí) se encarga de recolectar esta planta y también distintas algas que crecen en los esteros. Para comerlas, lo mejor es acercarse hasta Casa Miguel, donde el cocinero Miguel Angel López, uno de los cocineros más valorados de la ciudad, hace varios platos con ellas e incluso es posible contratar un menú degustación con ellas como protagonista (Más información sobre Casa Miguel Aquí).

Para terminar el apartado de los pescados, hay que hablar de uno los establecimientos más singulares de la bahía de Cádiz y, especialmente, de San Fernando, los freidores. El más antiguo que funciona aún en la ciudad es El Deán, con 200 años de historia (leerlo aquí), aunque aún quedan más. En algunos, como el de la Virgen del Carmen situado en la calle Real es posible ver como frien el pescado delante del cliente en unos grandes peroles de aceite. (más datos de este freidor aquí).

Los freidores

El producto más típico de los freidores de San Fernando (ver aquí su historia) es el bienmesabe (ver aquí receta) nombre que recibe en la ciudad el cazón en adobo. En principio, la única diferencia con la fritura típica del cazón es que aquí se aromatiza tan sólo con comino, cuando en otras poblaciones de la zona se aromatiza con orégano o con una mezcla de comino y orégano. También típico de estos establecimientos los chocos, las huevas de pescado o la pescadilla, todo frito.

Es singular también otro producto que se puede encontrar en algunos freidores, la morena en adobo (ver aquí receta), un pescado de carne muy gelatinosa. La última peculiaridad de los freidores de la ciudad son los langostinos fritos pelados, una especialidad que es dificil ver en otras ciudades.

Un sitio de San Fernando que también tiene fama por sus frituras de pescado, especialmente pescado de roca, es el restaurante La Marisma (más datos aquí)

En la ciudad también se pueden encontrar otro establecimiento singular y son algunos freidores de patatas, sitios donde se venden patatas redondas fritas cortadas finas, de las de feria. Incluso las llevan a domicilio.

Ver aquí sitios donde comprarlas

Bienmesabe. Foto: Cosasdecome

 

 

Los güichis

En torno al vino también hay otro establecimiento singular en San Fernando, “los gúichis” (Ver aquí su historia y la lista de establecimientos). En origen eran tabernas dedicadas al vino, aunque ahora se han transformado en sitios donde además de beber vinos de barril también se disfruta de una gastronomía centrada en las chacinas, los quesos y las conservas. La ciudad llegó a tener una conservera de renombre: “Virgen del Carmen”. Sus caballas siguen siendo muy demandadas en San Fernando por su calidad, aunque ahora se elaboran en Tarifa. Aquí puede ver sitios donde comprarlas en San Fernando.

Todavía queda alguna bodega en la ciudad, aunque no comercializa sus productos. Para beber lo habitual son los jereces, aunque lo más tradicional ha sido traerlos desde Chiclana, una ciudad que se encuentra a pocos kilómetros y con una importante actividad bodeguera.

En los últimos años han surgido algunas tiendas especializadas de vinos (verlas aquí) y en algunas es posible comprar o beber vinos de barril (jereces o manzanillas). Pulsar aquí para ir a los establecimientos.
En cuanto a restaurantes que tengan cuidada la carta de vinos, la lista la puede consultar aquí.

Una última curiosidad gastronómica de San Fernando le viene por su pasado como plaza en la que hacían la mili los jóvenes. Para atender a esta población con muchas ganas de comer y poco dinero surgieron en la ciudad sitios para atenderlos. Así proliferaron sitios especializados en bocadillos, algunos de los cuales aún subsisten. Ver aquí sitios de San Fernando especializados en bocadillos.

Hay que fijarse también en diferentes establecimientos que, por una razón o por otra tienen un encanto especial. (Verlos aquí)

El güichi del Guerra, uno de los sitios singulares de la ciudad. Foto: Cosasdecome

 

 

El postre

San Fernando sigue contando con un par de pastelerías con mucha historia: La Mallorquina y La Victoria. (pulsar sobre cada uno de los nombres para conocer su historia). El dulce más típico son los roscos de Semana Santa (ver aquí la receta). Se pueden comprar en estos dos establecimientos.

También tiene mucha tradición en San Fernando la heladería La Valenciana, donde hacen el “corte americano”, un helado que cuenta con muchos adeptos.

Las recetas típicas de San Fernando, aquí

La pastelería La Mallorquina, una institución en San Fernando. Foto: Cosasdecome

La Cantina El Titi, uno de los locales más singulares de San Fernando, está en la Casería de Ossio. Foto: Cosasdecome

 

Tags:
No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>