Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com

Platos y productos típicos de El Puerto de Santa María

Publicado el Sábado, Enero 1, 2011 por Cosas de Comé

Presentamos los imprescindibles de El Puerto, las cosas que hay que probar en esta ciudad, sus platos típicos y, sobre todo, donde disfrutarlos

Texto: Pepe Monforte

En muchas ocasiones, cuando consultamos una guía de los platos típicos de una ciudad, nos encontramos con un recetario “muerto” es decir, son platos catalogados como típicos de un sitio, pero que son historia, que ya han caido en el olvido, son ya sólo mitos que es imposible probar en ningún sitio. Queremos, por tanto, que esté listado de platos, productos y bebidas típicas de El Puerto tenga vida, que las cosas que os contamos se puedan probar. No incluiremos tan sólo platos “históricos” sino también las últimas incorporaciones platos creados en el siglo XX e incluso en el XXI pero que ya se han convertido en propios de la ciudad, de los que hay que probar para llevarse una visión exacta de su gastronomía. Ahí vamos.

Unos guisitos para empezar

En El Puerto de Santa María hay algunos guisos que hay que probar para saborear la ciudad con toda su itensidad:

Los fideos con lenguao: Es uno de esos platos inventados en el siglo XX pero que se ha convertido ya en un clásico. Es un guiso que se realiza con filetes de lenguado limpios sumergidos en una sopa de fideos.

El caldillo de perro. Es el plato típico de El Puerto de Santa María que sale siempre en todos sitios. Se trata de una versión de lo que se llama “pescado en blanco”, un cocido de merluza o pescadilla que se acompaña de verduras (cebolla, pimiento y tomate) y que se cubre de agua. En este caso se hace sólo con cebolla y el toque personal es que se le añade un chorrito de naranja agria. El plato está practicamente perdido y es muy difícil de encontrar en un establecimiento de hostelería. El Bar Santa María si lo prepara por encargo. También lo hace por encargo en una versión renovada El Faro de El Puerto.

Las coquinas a la marinera. Las coquinas son un bivalbo parecido a las almejas. Se suelen encontrar en torno a los esteros de la Bahía de Cádiz. Su cáscara es mucho más fina y menos resistente que las almejas y el “bicho” como se le llama a la carne que hay en su interior, mucho más delgado que el de las almejas. Como plato común a toda la Bahía se puede encontrar también en El Puerto. Se puede tomar a la marinea o al vapor. La versión más aconsejable es la que se hace en el restaurante El Rincón del Chirri, donde las hacen al vapor. No siempre las hay por lo que es mejor llamar por teléfono antes.

Los pescados

Uno de los apartados estrella de la gastronomía de la ciudad. Hay varias especies muy típicas y exquisitas.

Las castañitas. También conocidas como almendritas en otros lugares. Muy habituales también en Sanlúcar. Son un tipo de chocos  de tamaño pequeño, a medio camino entre este y la puntillita. Llevan una concha en su interior que hay que retirarle. Se pueden comprar habitualmente en el mercado de la Concepción en puestos como Joselito o Ventura. Para comerlas varios sitios también recomendables como El Pescaito, donde las ponen a la plancha o los platos que prepara Fernando Córdoba en El Faro de El Puerto. También es habitual encontrar en los bares de El Puerto los chocos, más grandes que las castañitas, hechos a la plancha. Este plato es famoso en el Bar La Dorada. (Puede ver una receta de castañitas al ajillo, aquí)

Los tapaculos. También conocidos como tapas o japonesas. Son un pescado de características parecidas a las acedías o los lenguados, aunque mucho peor valorados en el mercado. También son típicos de Sanlúcar. Se suelen comer fritos. Se pueden encontrar buenas versiones en el Bar Gonzalo o en el bar El Puerto Casa Aparicio.

La raya. Es un pescado extraño (pulsar aquí para ver su foto) y para cocinarla hace falta ser todo un experto para aprovechar sus mejores partes. Es capturada habitualmente por la flota portuense. En el Bar Gonzalo la suelen poner metida en tomate, como aparece en la foto.

 

El Malarmao. Una verdadera reliquia de los mares. Su aspecto parece el de un pez prehistórico, a medio camino entre un pezcado y un marisco. La flota de El Puerto lo pesca en algunas ocasiones y, cuando lo hay, se puede encontrar en la pescadería de Joselito. Lo suyo es hacerlo a la plancha. Su carne es exquisita y recuerda, de forma lejana, al marisco. Es complicado encontrarlo en restaurantes y bares.

El marrajo. Otro pariente pobre, en este caso del pez espada. Sus filetes hechos a la plancha y después condimentados con ajo y perejil están exquisitos. Suelen encontrarse en muchos bares de la localidad aunque su versión más conseguida es la que ofrecen en el bar La Dorada.

El pescado frito

Una de las estrellas de la gastronomía de El Puerto y uno de sus productos más demandados. Evidentemente no se trata de un producto nacido en la ciudad pero si se ha convertido en uno de los platos que todo el mundo busca, dada la calidad de las frituras.

Son muchos los establecimientos que lo sirven. Tienen buenas frituras de pescado en general establecimientos como El Pescaito o El Rincón del Chirri, aunque vale la pena probar algunas frituras singulares:

Las tortillitas de camarones. Una de las frituras más conocidas de la provincia de Cádiz. En El Puerto de Santa María encontramos una versión memorable, la de El Faro de El Puerto.

Los boquerones en adobo. El adobo es una de las preparaciones de pescado típicas de la provincia de Cádiz. Se trata de sumergir los trozos en una marinada de vinagre de Jerez con orégano, ajo y sal. En El Puerto hay dos bares que tienen fama con esta preparación. El Pescaito y el Nuevo Echaté Payá. También se pueden encontrar buenas versiones del cazón en adobo. En este campo son interesantes las versiones del bar El Castillito y de Casa Paco Ceballos.

Las sardinas empanadas. Otra fritura singular que ejecutan a la perfección en el bar El Nuevo Portuense. Se trata de unos lomos limpios de sardina que se frien cubiertos por una mezcla de huevo batido y pan rallao.

El pescado de roca a la gaditana. Otro plato original y que se aparta un poco del típico pescado frito. Lo sirven en El Faro de El Puerto y se trata de trozos de pescado de roca, el más apreciado (suelen utilizar pargo, urta o bocinegro) que se desespinan y se sirven limpios fritos en una tempura, al modo japonés y un rebozado muy ligero de ajonjoli. El resultado es que el recubrimiento de la tempura logra que el pescado quede muy jugoso por dentro y crujiente por fuera. También recomendable en este establecimiento probar otro clásico de la fritura, las puntillitas  (calamares pequeños que se comen de un bocado).

Las pavias de merluza. Un plato que se ha hecho famoso en El Puerto hasta convertirse en un plato típico de la ciudad. Su inventor fue Casa Paco Ceballos, que sigue sirviendo las versión más recomendable.

El pescado del freidor. Si le gusta el encanto de los freidores, los establecimientos que venden el pescado frito variado en cartuchos de papel, también hay opciones. Aunque en la ciudad han desaparecido todos los clásicos, se puede seguir disfrutando de “los papelones” en pleno centro en el establecimiento de Romerijo donde se puede comprar para llevar o comerlo en las propias terrazas del establecimiento. (aquí más información sobre los freidores en la Bahía de Cádiz)

De t0dos modos, actualmente, la forma más singular de ver toda la riqueza del mar de la zona, sus pescados y sus mariscos, es asistir al menú degustación del restaurante Aponiente, de Angel León (1 Estrella Michelín) donde a lo largo de 19 platos se disfruta de todas las formas posibles de “comerse” el oceano. (Más información aquí).

El marisco

El Puerto de Santa María ha acuñado fama por la calidad de su marisco. En la lonja de El Puerto se sigue descargando todavía bastante buen género en este campo y en algunos establecimientos lo preparan a las mil maravillas.

Las gambas cocidas. Es posible encontrar gambas blancas de gran calidad pescadas por la flota de la zona. En este caso el sitio de referencia es el restaurante El Rincón del Chirri donde las sirven con un punto de cocción muy bueno. También se encuentran muy bien preparadas en la Cervecería de El Puerto.

Los bogavantes. Es uno de los mariscos más deseados. En El Puerto se encuentran también con calidad. En algunos ocasiones pescados incluso en la Bahía, aunque hay muy pocos. Para comerlos cocidos está el Rincón del Chirri.

Los carabineros. También conocidos con el nombre de chorizos, por su color parecido a este, es también una pieza digna de probar en El Puerto de Santa María. Aquí la versión más recomendable es El Faro de El Puerto donde los preparan de maneras diferentes, aunque siempre con un excepcional punto de cocción.

Las galeras. Uno de los mariscos más singulares de la zona. Lo suyo es comerlas en temporada, cuando las hembras tienen coral, una hueva en su interior de exquisito sabor. La temporada comienza a finales de noviembre o principios de diciembre y se prolonga durante todo el invierno. Hay un sitio que las preparan cocidas de forma exquisita,  La Cervecería de El Puerto.

Los langostinos “de Valdelagrana”. Se les conoce con este nombre, aunque también se les podría llamar langostinos de estero. Antiguamente, y de ahí su nombre, eran muy habituales en esta playa de la ciudad. Son mucho más pequeños que los afamados de Sanlúcar pero con un sabor muy pronunciado. Ahora son muy dificiles de encontrar, pero en temporada hay un establecimiento que los tiene el restaurante El Pescaito. Mejor llamar antes al establecimiento para confirmar si los tienen.

Las quisquillas. Se trata de una especie de gambas, de pequeño tamaño, pero que están exquisitas. A veces la flota de El Puerto las pesca y se pueden encontrar en el Bar Santa María.

El cocedero de mariscos. Sin duda alguna una de las imágenes que más se relaciona con El Puerto es la imagen de la Ribera del Marisco, una calle rebautizada con este nombre por esta actividad, lo que da idea de su importancia. Allí esta el cocedero de mariscos de Romerijo. Lo típico es comprar el marisco ya cocido al peso y luego envuelto en cartuchos de papel y comerlos en las terrazas que tienen junto al parque Calderón. El marisco se cuece delante del público.

Otros bocados y sensaciones que hay que probar

Churritos con café para empezar la mañana. Una de las actividades recomendables siempre en cualquier ciudad para los que nos gusta comé es visitar los mercados de abastos. En El Puerto está el de la Concepción, en pleno centro de la ciudad. En él, en la parte exterior, hay un puesto de churros, el de Charo, donde se pueden comprar envueltos en papel de estraza. Lo suyo para completar ya el catálogo de placeres, es irse a comérselos al cercano bar Vicente Los Pepes. Allí se plasma a la perfección el ambiente bullanguero del mercado, a la vez que se contemplan las paredes de uno de los bares más singulares de El Puerto.

Papas fritas para pasear. El parque Calderón está junto al río Guadalete. Un paseo por la zona es muy recomendable y para “aderezarlo” lo suyo es comprar un paquete de papas fritas en el puesto de Selu. No está siempre por lo que es mejor consultar sus horarios, aquí.

El encanto de las pequeñas bodegas. El vino sabe especialmente bien, cuando se toma en un sitio que invita a tomarlo. Qué mejor que un establecimiento a media luz, rodeado de botas, de cuadros y de elementos típicos de las bodegas: es la bodeguita de Obregón en la calle Zarza. Allí se puede tomar una copa de fino u oloroso recien sacado de las bota y que crían ellos mismos. Si vas en sábado atentos a los guisos que ofrecen para acompañar. Desde finales de noviembre y durante todo el invierno suelen tener mosto del año, el vino recien fermentado. Otro sitio también con encanto es la taberna La Media Chica.

Tapitas singulares. Hay unas cuantas tapas muy singulares en El Puerto de Santa María y que merecen probarse. En la calle Palacios está el Bar Apolo. Su tortilla mixta es famosa y viene haciéndose con la misma fórmula desde hace más de 40 años. Cerca en el Bar Gonzalo hay una cita imprescindible para los aficionados a los aliños. Especialmente logradas las zanahorias aliñás. En la calle Misericordia otras tres tapas históricas, el pan de la Casa de la Bodeguilla del Bar Jamón, una rebaná de pan de pueblo cubierta de jamón del bueno y dos piezas de “arqueología tapatológica” esas tapas que están en vías de extinción, como los higaditos de pollo guisados o la morcilla de sangré encebollá que pone el Bar Er Beti. En temporada también hay que probar las tapas de atún de almadraba o los caracoles del Bar Brillante.

Café con vistas a la playa. Es un tópico, pero es cierto que es un ejercicio relajante y de los que no se olvida: ver esconderse el sol en una terraza. Este sano ejercicio puede hacerse frente a la playa de La Muralla, en  la Crefondie. Para acompañar el evento una copa y un café, incluso con algún postrecito del establecimiento.

El dulcesito

Que sería de la vida sin la merienda, sin un dulcesito. En El Puerto hay en este campo algunos imprescindibles que hay que probar. Repasamos la lista de los imprescindibles.

Las Tejas de El Puerto. Un dulce con una historia reciente pero que se ha convertido en un símbolo de identidad de la ciudad. Inventadas por José Manuel Ibáñez en 1995, hoy sus latas con las galletas en su interior son un buen recuerdo que regalar de El Puerto de Santa María. Ahora se comercializan bajo la marca Cien Palacios. Se pueden comprar en su propia tienda de la calle Misericordia número 19

La Tarta Imperial. Otra institución de El Puerto de Santa María. Se trata de un producto singular en el que interviene otro producto característico de la ciudad el Cacao Pico. Su creador es Pepe Mesa que la hizo por primera vez en 1953. Desde entonces esta suave delicadeza, a medio camino entre la mousse y la tarta se ha convertido en un clásico de la ciudad. Se ofrece en diversos restaurantes y establecimientos. Habitualmente la tienen en la Heladería Soler o en el restaurante El Pescaíto. En estos dos últimos sitios también tienen otra de las creaciones de Pepe Mesa su crema de queso con tocino de cielo.

Las carmelas de La Merced. Es un dulce habitual en muchas ciudades, un suave y esponjoso bollo relleno de crema pastelera. Pero la versión de esta pastelería de El Puerto es muy destacable. También muy conseguidas las “costillas” un hojaldre cubierto de crema y el merengue. Pulse aquí para ver donde está la pastelería La Merced.

Las sultanas de coco. No es un dulce exclusivo de la ciudad, ni que se inventara en ella, pero se pueden encontrar versiones en todas las pastelerías. La más lograda la de la pastelería La Perla.

Los mantecados. Comenzaron siendo un dulce de Navidad, pero estos polvorones de almendra de la pastelería La Perla se elaboran ya todo el año ante la demanda del público. Pequeñitos, de los que se comen en dos bocaos. Aquí los datos de la pastelería, por si quiere probarlos.

Vinos y licores

En El Puerto debemos esar atentos a las compras de vinos y licores porque hay muchas joyas enológicas y algunas de ellas con mucha historia. Estos son los imprescindibles.

El Fino Pavón. Una institución en El Puerto de Santa María, pertenece a las bodegas Caballero. Perfecto para el tapeo y para el marisco, dos de las actividades principales de la ciudad. Es habitual encontrarlo en bares y restaurantes.

El Fino Valeroso. Producido por una pequeña bodega, Grant. Se puede comprar en ella tanto embotellado como a granel.

El fino La Draga. Criado por las bodegas Obregón. Vale la pena ir a comprarlo y a tomar una copa en esta bodega, que conserva todo el encanto de estos establecimientos.

El Fino Quinta. Es un símbolo de identidad de El Puerto de Santa María. La visita a la bodega que lo produce, Osborne, es también muy interesante. Allí lo puede encontrar a la venta.

Los vinos a granel. Comprar los vinos a granel, en las bodegas tiene su atractivo. Además, los vinos que venden están “en rama” sin haber sido tratados para el embotellado, con lo que conservan todos sus matices. Se pueden adquirir en la bodega de Gutierrez Colosía, en las bodegas Grant y en la bodega Obregón.

El Oloroso Sangre y Trabajadero. Un vino con mucha historia. Producido en las bodegas Gutiérrez Colosía se usa en los Astilleros de Puerto Real para la ceremonia de botadura de los barcos, para que estos siempre lleven el aroma de la tierra.

El moscatel Lerchundy. Un clásico de las bodegas Caballero, un vino dulce muy conocido.

El vino blanco Gadir. Acogido a la denominación vino de la Tierra de Cádiz forma parte de una nueva generación de vinos basados en la uva palomino, la típica del marco de Jerez pero, en este caso, con una aportación de uva Chardonnay. Pertenece a las bodegas Osborne.

El Ponche Caballero. Una de las bebidas más conocidas de El Puerto. Se trata de un licor que tiene su base en el brandy de Jerez y que luego se aromatiza con especias. Puede tomarse sólo o combinado y se caracteriza por su botella de color plateado. Ahora también han incorporado Caballero 10, una versión superior de esta bebida. Pertenecen a las bodegas Caballero.

El Cacao Pico. Otra singularidad de la ciudad. Se trata de un licor obtenido de cacao y cuya destilería tiene casi dos siglos. Muy bueno también para aromatizar postres. Lo elabora la destilería Pico.

La ginebra tridestilada de Rives Pitman. Otra empresa con larga historia, fundada en 1880. Rives ha conseguido situarse en el grupo de cabeza de las mejores ginebras del mundo con este producto.

El Brandy Centenario. Envejecido por las bodegas Terry, otra de las bodegas que merecen visitarse en la ciudad por la belleza de los jardines y lo que contienen sus instalaciones.

El Brandy Juan Sebastián Elcano. Envejecido por las bodegas Gutiérrez Colosía se ha convertido en un producto de prestigio. El propio barco lo lleva ya en su despensa para ofrecerlo en los acontecimientos que se celebran en él.

Para comprar. Si no quiere visitar todas las bodegas, la opción más practica es el Gourmet de El Puerto, la tienda situada en la calle Valdés con un gran surtido de vinos del Marco de Jerez y donde podrá encontrar la gran mayoría de estos vinos y licores. También puede encontrar un surtido muy amplio de vinos de la zona en la tienda El Mercader de Cádiz.

 

 

4 Respuestas
  • por Cosas de Comé 5 Marzo 2012 en 23:23 pm

    Si Pepe, los arroces no lo hemos considerado como un plato típico de El Puerto de Santa María pero si te podemos indicar sitiios buenos en El Puerto para comerlos

    Para ver los sitios donde ponen buenos arroces pulsa aquí: http://www.cosasdecome.es/tag/comer-arroz-en-el-puerto-de-santa-maria/
    Para ver los sitios donde ponen buenos arroces con bogavante pulsa aquí: http://www.cosasdecome.es/tag/comer-arroz-en-el-puerto-de-santa-maria/

    Pepe puedes ver también un listado de donde ponen las tapas más habituales en la sección preguntas habituales. Pincha en el enlace por si quieres verlo: http://www.cosasdecome.es/guias-de-come/las-preguntas-mas-habituales-la-carta-sonada/

    Pepe, espero haberte ayudado. Un saludo

  • por Pepe 5 Marzo 2012 en 23:17 pm

    No encuentro por ningun lado los arroces… Especialmente el de arroz con bogavante. ¿Sabeis donde lo puedo encontrar?.
    Un saludo

  • por Cosas de Comé 24 Enero 2012 en 22:07 pm

    Hola Alejandro. Muchas gracias por tu sugerencia. No hemos metido el tocino de cielo, por considerarlo más propio de Jerez que de El Puerto. No obstante el hecho que citas, que haya también muchas bodegas en El Puerto hace que esta receta esté también extendida. Saludos. Pepe Monforte

  • por ALEJANDRO 24 Enero 2012 en 21:28 pm

    HECHO EN FALTA EN ESTE LISTADO DE PLATOS TIPICOS DE EL PUERTO AL “TOCINO DE CIELO”……INVENTADO POR LAS MONJAS, QUE APROVECHABAN LAS YEMAS QUE LES ENTREGABAN LAS BODEGAS CUANDO ESTAS SOLO USABAN LAS CLARAS DE HUEVO PARA CLARIFICAR EL “BRANDY DE JEREZ”………….

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>