Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com

Las albóndigas en salsa del bar Mimo

Publicado el Jueves, Agosto 1, 2013 por Cosas de Comé

El tapatólogo Nathan Noval recomienda este establecimiento de Cádiz

El tapatólogo Nathan Noval a través del correo electrónico pepemonforte@cosasdecome.es recomienda las albóndigas en salsa del Bar Mimo en Cádiz.

Resalta que están exquisitas. El Bar Mimo está en la calle Granja de San Ildefonso esquina con Brunete. Su teléfono es el 956072121 y abren todos los días para desayunos y luego al mediodía y por la noche para tapas y comidas a base de menús.

Más recomendaciones de lectores y datos gastronómicos de Cádiz, aquí.

 

 

4 Respuestas
  • por monica 30 Noviembre 2013 en 16:57 pm

    yo ni se ni me interesa la historia del bar…… pero como clienta he de decir que ese almacen, desde mi punto de vista, nunca se hecho a perder…ya que habia una tienda llamada SAJU (de Samantha y Justo) donde yo me compre bastante ropa y muy buena… ademas de las dependientas ke alli estaban, las cuales daban un trato excelente y daba gusto ir alli…Despues cerraron y sinceramente me dio pena… por esas dependientas me daba mucha alegria verlas y a su pequeño tambien… y al poco tiempo resulta que me las veo en el bar mimo!!! que alegria!!! y para mas colmo es una mami de la clase de mi hijo!! y son amiguitos!!!! son personas excepcionales y dan un toke de algria al barrio…. y si a eso le añadimos la mano ke tiene el cocinero haciendo concretamentem “esas albondigas” ya pa que queremos mas!!! me parece que han levantado de manera excelente la poca vida ke tenia el bar…. a mi personalemnte haciendome un pokito mas feliz!!! asi ke muchiiisimas gracias por estar ahi cada dia!!! un besazoooo

  • por samanta 30 Noviembre 2013 en 0:02 am

    Acabo de descubrir esta pagina soi samanta la hija de la dueña y dueño(el que murió como le llamas miguel) la segregación la hizo mi padre antes morir para dejar algo en lo que trabajar a su mujer (no se lo cargo su mujer con una tienda de todo y nada como tu explicas) y también lo alquilo antes de morir mi padre. Ahora mismo lo llevamos nosotros otra vez y te invito a que te acerques cuando quieras a visitarnos porque es verdad que desde que mi familia lo compro alla por el año 1984 no se a cambiado a penas nada,la estructura inicial esta intacta y sinceramente aunque es cierto que desde que lo recuperamos el año pasado por el verano estamos queriendo cambiar algunas cosas del local (cosa que ahora mismo por la situación que atravesamos económicamente el país no podemos), nuestra intención es seguir manteniendo esa estructura de madera antigua que igual que a ti te trae muxisimos recuerdos, a mi que naci allí en el 88 también. Asi mismo te vuelvo a invitar a que cuando pases entres y te tomes algo. Un saludo

  • por Miguel 19 Agosto 2013 en 10:53 am

    Por cierto, mi padre era Manolo Sánchez, el Rubio o el Cristalero, y viviamos justo en el mismo edificio del bar. Granja de San Ildefonso nº5.

  • por Miguel 19 Agosto 2013 en 10:52 am

    Pues resulta que ese bar lo monto mi padre al principio de los años 80, era Cafeteria, Cerveceria y Marisquería Mimo, y tuvo un gran éxito, el sitio era muy bueno, la decoración muy bonita, y el producto inmejorable. El nombre venia por las dos letras de inicio de mi nombre, Miguel, y el de mi hermano, Moisés, Mi-Mo. Y así sigue. Cada vez que paso por alí me gusta leer el nombre y recordar aquellos años. Mi padre, que no se dedicaba a la hosteleria montó el negocio para poner un encargado, pero al final era él y mi madre los que siempre estaban allí. Al final arrendó el negocio por que no podía hacer frente, yo incluso me fui a vivir con mi abuela una temporada, y con el paso de los años, venció el negocio y el local, cosa que se arrenpentía. Al que se lo vendío murío, y a la mujer no se le ocurrio otra cosa que montar una especie de tienda de todo y nada, en la parte donde estaba la marisquería, segregando del bar este espacio, y alquiler el resto del bar. Para mi se lo cargó. además la limpieza, y el mantenimiento brillaban por su ausencia. Pero me llama la atención que no han renovado nada de la decoración inicial. Ahora no se quien lo lleva, pero me alegra que siga funcionando.Son las cosas que aunque pasen los años siguen conservando el valor sentimental.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>