Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

Los raviolis de langostino de Casa La Titi La Barrosa

Publicado el Jueves, Abril 24, 2014 por Cosas de Comé

Foto: Cosasdecome

Nombre del descubrimiento: Ravioli de langostino con jengibre y boullabaisse

Lugar: Casa La Titi La Barrosa (Paseo Marítimo de La Barrosa -edificio Barrosa Mar-  Teléfono: 956554772 ) en Chiclana.

Día del hallazgo: Domingo 16 de marzo de 2014

Tapatólogo  descubridor: Cosasdecome

Apartado científico: Mariscodoncia. Ciencia de gran calado que estudia todo tipo de mariscos. Concretando más, estariamos en caso de  es un caso clarísimo de langosterapia. una ciencia tapatológica que ha conseguido demostrar, de forma empírica, es decir, jamándose media ración, que este marisco cura gran cantidad de males. ¿Alguien ha visto a un tío o a una tía mosqueao comiéndose una fuente de langostinos?. Pelarlos resulta relajante y chuparles el coral de la cabeza regulariza la respiración. Además te deja un perfume en los deos que es una maravilla. Se podría incluir también en el apartado de ciencias pastosas al tratarse de un ravioli, pero al ser no pasta italiana sino china, se prefiere adscribir al área de mariscodoncia.

Este plato es como un paseo por el mundo. Hay en él varias culturas y, para colmo, se disfruta en una terraza en primera línea de playa, mirando el mar desde la playa de La Barrosa de Chiclana, que es ya un placer en sí mismo. Los raviolis son de pasta wanton, la versión japonesa de la pasta. Resulta más fina y más ligera. Dentro unos langostinos, en trozos que van aromatizados con otro toque oriental, el jengibre, que siempre se ha dicho que potencia los sabores. Lo bueno del plato es que es como muy equilibrado. De esos en que el conjunto sabe muy bien, pero ningún ingrediente manda. Los raviolis, que son de tamaño generoso se presentan en un caldo que es una boullabaisse (bullabesa), una sopa francesa que recuerda los fumés de pescado que aquí se utilizan para los arroces. Aqui lo elaboran con “morralla” de pescado, galeras y las propias cáscaras y cabezas de los langostinos. Lo suyo es una vez que te has jamado los raviolis coger la cucharita y tomarte el caldo, como reconfortante final. La media ración se cotizaba el día de la prueba a 9 euros. La obra es de los cocineros Juan Vicente Más, valenciano y creador de la carta de La Titi La Barrosa y Antonio Manuel Romero Ramirez, que se encarga de ejecutar las creaciones de Juan Vicente y darle algún que otro toquecito.

Horarios, localización, teléfono, la carta completa y más datos de Casa La Titi La Barrosa, aquí.

Más descubrimientos de mariscodoncia, aquí.

Más descubrimientos de ciencias pastosas, aquí.

Más cositas que probar en Chiclana, aquí.

La guía gastronómica de Chiclana, aquí.

Las vistas a la playa es otro de los "ingredientes" de este plato. Foto: Cosasdecome

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>