Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

Los frijones con tagarninas del Rincón del Abuelo Enrique

Publicado el Domingo, Noviembre 7, 2010 por Cosas de Comé

Foto: Cosas de Comé

Foto: Cosas de Comé

Nombre del descubrimiento: Frijones con tagarninas

Lugar El Rincón del Abuelo Enrique  (Calle Menacho número 29. Teléfono: No tiene) en Sanlúcar.

Día del hallazgo: 2 noviembre de 2010.

Tapatólogo descubridor: Patricio Rodríguez,  de la demarcación de Sanlúcar. Realiza una nota a pie de descubrimiento en la que recomienda acompañar el plato con manzanilla en rama de la que crían en el propio establecimiento

Apartado científico: La adscripción del descubrimiento generó un amplio debate en el Colegio. Finalmente se decide adscribirlo al área de Arqueotapatología (Ciencia tapatológica que estudia guisos ya practicamente desaparecidos o en vías de extinción y, como el lince ibérico, hay que establecer las medidas oportunas para que sigan entre nosotros). También puede adscribirse a las ciencias de la cuchara o a la berzística.

Se sirve en cazuelita de barro a rebozar con una cucharadita de las de café para realizar la tarea de acercerlo a la boca y una rodajita de pan. La primera prueba, la del olor, ya es de nota, porque las tagarninas tienen un perfume de escándalo. Milagros Rodríguez Villegas, la cocinera de esta maravilla de la arqueotapatología, las compra en la plaza de Sanlúcar de Barrameda. En el plato aparecen salteadas con frijones (habichuelas o judias blancas en lenguaje para no iniciados) y unos taquitos como de tocineta que le dan el pequeño toque carnívoro al guiso. Los frijones tiernecitos, fáciles de masticar y el sabor de la salsa es de esas de no parar. Aquí una crítica, ponme algo más de pan, hija, que con lo buena que está la salsa te hace falta medio manolete pa mojá. El plato es de los que te dan ganas de repetir. El tapatólogo Patricio Rodríguez recomienda acompañarlo con un poquito de manzanilla en rama de la que cría en este establecimiento el hermano de Milagros, Enrique. Hay que prestar atención a los días de apertura de este establecimiento: Sólo viernes y sábados al mediodía y por la noche y domingos, sólo al mediodía. Además solo abren en temporada de mostos, es decir desde mediados de octubre hasta las primeras semanas de febrero. Cierran también desde Navidad hasta Reyes. Los inspectores del colegio recomiendan ir a este sitio con ganas de comer porque es de esos en los que todo está bueno y, además, sale baratísimo.

Otros platos de interés tapatológico de El Rincón del Abuelo Enrique: menudo, croquetas del puchero, sopa tomate, costillitas de cerdo al limón y costillitas de cerdo ibérico en adobo.

Nota: En la temporada de 2014 no han abierto

Más información sobre el Rincón del Abuelo Enrique, aquí

Milagros Rodríguez Villegas, con una ración de alitas de pollo fritas, junto a Caridad Brioso, otra de las cocineras. Foto: Cosas de Comé.

Milagros Rodríguez Villegas, con una ración de alitas de pollo fritas, junto a Caridad Brioso, otra de las cocineras. Foto: Cosas de Comé.

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>