Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

Los churros del puesto de Charo

Publicado el Domingo, Octubre 9, 2011 por Cosas de Comé

Foto: Cosas de Comé

Nombre del descubrimiento: Churros

Lugar Puesto de churros de Charo (Mercado de la Concepción. Teléfono: no tiene) en El Puerto de Santa María

Día del hallazgo: Sábado 8 de octubre de 2011

Tapatólogo descubridor: Cosas de Comé.

Apartado científico: Desayunística, Especialidad emergente de la Tapatología que estudia la ruptura matutina del ayuno. Nos encontramos ante un clarísimo caso  de churrismo, área destacada de esta ciencia. 

El libro de estilo del tapatólogo señala que toda visita a una plaza de abastos, una de las actividades que todo buen estudioso debe hacer al menos una vez a la semana, debe comenzar con un desayuno en condiciones…y eso, evidentemente, no es una taza de conflis de Kelog (perdonenme por hablar de una cosa tan desagradable en este momento tan bonito). Un desayuno en condiciones es sentarse en un bar de los que rodean las plazas de abastos, preferiblemente en una terracita y comerse allí, en un ambiente con su poquito de bulla, o unos churritos o un buen pan con manteca o aceite…o incluso con foigrá, pero del chungo, nada de Foie de pato, foigrá del de Apis. En este caso optamos por unos buenos churritos. Comenzamos por uno de los rituales y es guardar cola. En este caso en el puesto de Charo, la churrera más conocida de El Puerto de Santa María. Lo primero que disfruta uno en la cola es de Charo, con sus ojos alegremente maquillados y su conversación, que sirve para entretener al público en esa terrible pausa entre una rueda y otra de churros. Nunca se ha elogiado como merece la labor de marketing de las churreras que atienden al público, casi todas mujeres por cierto, que realizan una labor impresionante entreteniendo al personal con su conversación mientras llega la rueda. Charo envuelve los churros en su papel de estraza y aquí nos permitimos un segundo placer porque nos sentamos a comérnoslos en el Bar Vicente, o Los Pepes, como también se le conoce en El Puerto. Estéticamente quizás sea uno de los bares más bonitos y mejor conservados de la provincia de Cádiz. Hay que visitarlo y mirar una y otra vez las paredes…pero sin pasarse que se enfrian los churros. Llega el momento cumbre, cuando abres el papel de estraza y se muestran en plenitud los churritos. Los de Charo son más bien gorditos y de masa compacta y están muy bien fritos ya que consigue a la perfección el crujientito que han convertido el churro en el mejor desayuno de la creación. El punto de sal es también perfecto y los churros no resultan nada aceitosos, una gran virtud. Charo, también los tiene de los gordos o de masa, como también se les conoce una modalidad de churro practicamente en extinción y al que hay que empezar ya a proteger como el lince. La historia de Charo Salguero Venegas va intimamente unida a los churros. La tradición familiar en el sector la empezó su abuelo y le siguió su padre y ahora ella y su hermano José Luis, que abre la churrería por la tarde, mientras ella la atiende por la mañana. Pero es que los hijos de Charo: Miguel Angel, Alonso y José Luis Romero Salguero son los que se encargan en la actualidad de freir los churros, mientras que su madre, con su impecable baby blanco, se encarga de servirlos al público. Charo, que tiene ahora 68 años comenzó en el negocio a los trece años y desde entonces no ha parado. Hasta al Rey Juan Carlos y su hijo les ha servido cuando han venido a El Puerto de Santa María, destaca.

La churrería de Charo abre todos los días a partir de las ocho de la mañana y se mantiene hasta las once o las once y media, depende del día. Por la tarde, en los meses de invierno (desde que empieza el colegio señala Charo) José Luis Salguero, el hermano de Charo, también abre el puesto y se sirven churros. Lo típico es comerlos con café o chocolate en algunos de los bares cercanos. El kilo de churros se cotiza a 8 euros y el mínimo que se vende es un euro, una ración suficiente para un tapatólogo que no sea agonía.

Si quiere conocer más sobre la historia de este puesto de churros y de Charo Salguero, puede consultar la página Habitantes y Gentes de El Puerto de Santa María.

Miguel Angel Romero, uno de los hijos de Charo, sirve una rueda de churros recien hechas en el perol. Su madre se prepara para cortarlos y servirlos en un papel de estraza como el que tiene en su mano. El papel de estraza se usa para que chupe el aceite sobrante de los churros y estos queden más crujientes. El papel, a diferencia del plástico, evita que los churros se ablanden. Foto: Cosas de Comé

Típica cola de gente que se forma para comprar los churros en el puesto de Charo. Mientras se espera hay que estar atentos a la conversación de Charo porque no tiene desperdicio. Foto: Cosas de Comé

Interior del bar Vicente Los Pepes, uno de los sitios típicos para comerse los churros del puesto de Charo con café o chocolate. Foto: Cosas de Comé

 

 

Una Respuesta
  • por Enrique Fernández Lópiz 30 Diciembre 2015 en 1:08 am

    Los de El Puerto de Santa María nos tenemos que ayudar. Entonces ¿por qué no decir que esos maravillosos churros lo son en una medida importante porque están hechos con la harina DON CHURRITO de la calle Postigo, 8, y a escasos metros de la churrería?

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>