Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la tienda
Ir a la página de Pantalán G
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Montesierra
Pinchar para más información sobre la ruta
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

Los calamares en su tinta fritos del restaurante El Duque

Publicado el Martes, Mayo 3, 2011 por Cosas de Comé

Foto: Cosas de Comé

Nombre del descubrimiento: Calamares en su tinta fritos

Lugar Restaurante El Duque (Avenida del Mar  número 10. Teléfono: 956410040) en Medina.

Día del hallazgo: Lunes 2 de mayo de 2011.

Tapatólogo descubridor: Cosas de Comé

Apartado científico: La Cefalopodoscrocia de chupona estudia todos los fenómenos tapatológicos relacionados con la amplia familia de los cefalópodos donde se incluyen chocos, pulpos, calamares, puntillitas, almendritas y demás animales faciles de comer que se caracterizan por tener unas chuponas en las patas. El descubrimiento también podría estudiarse bajo la manta de la freiduría artística menor. Dadas las características del plato y su originalidad estaríamos ante un caso de preciosismo freidoso o fritura de gran altura.

La vida te da grandes sorpresas y quien te va a decir que uno de los mejores calamares fritos que se pueden comer en la provincia de Cádiz te los vas a encontrar en Medina. Pero la tapatología es una ciencia así, sorpresiva y al ser todavía, en gran parte, ignota por el hombre, permite estas circunstancias. Lo primero que te llama la atención cuando llegan a la mesa los calamares es que vienen medio negros y lo primero que dices es…claro, lo vé. A quien se le ocurre pedir calamares en Medina. Cuidaito aquí. Gran error. No se les vaya a ocurrir llamar al camarero para decirles que los calamares están quemaos. Lo que ocurre es que los calamares se han frito embadurnados en  su propia tinta, con lo que esta dona toda su explosión de sabor a la fritura y de ahí, y de que se trata de unos calamares de potera procedentes del vecino pueblo de Conil, la bonanza del plato. Para colmo los calamares vienen acompañados de unos pimientos verdes que intercalan a la perfección con los calamares. Personalmente muero con la parte de los calamares de las patas pero la verdad es que en el plato está bueno todo…bueno el limón no me lo comí, es verdad.

Evidentemente la gran originalidad de estos calamares es que se frien con su propia tinta. José Luis García, el autor de estos calamares, señala que están en carta desde hace un año y hacerlos así surgió casi por casualidad. Una vez se le olvidó quitarle la tinta a unas piezas y cuando los sacó de la freidora vió que la bolsa de tinta se había roto y había esparcido su sabor y su color por todo el plato. Cuando los probó se quedó sorprendido por el resultado y desde entonces  los sirve de esta manera. Ahora ya, ha perfeccionado la técnica. Así cuando le llegan los calamares los limpia un poco y le extrae la bolsa de tinta. Luego los trocea y, una vez hecho esto, los mezcla con ella. Ya luego los enharina y se frien en aceite de oliva. El resultado es exquisito al unirse la calidad de los calamares, con la calidad de la fritura y el sabor de la tinta. García señala que sólo los tiene cuando encuentran calamares buenos ya que esto es fundamental para el plato. La ración se cotiza a 12 euros, aunque el precio varía según el tamaño de los calamares.  El restaurante El Duque abre todos los días para almuerzos y cenas, excepto los lunes.

Otros platos de interés tapatológico en el restaurante El Duque: El milhojas de foie y manzana, los filetitos de venado al ajillo, las patatas fritas, las cabrillas en tomate.

Ver la historia del restaurante El Duque y sus platos más recomendados aquí.

 

 

 

Una Respuesta
  • por jaccis 10 Julio 2015 en 21:04 pm

    Pues buena pinta , si que adolece, pero esa mezcla de la tinta con el calamar y ese pasar por el enharinado suave , tiene que potenciar el sabor a tope, enhorabuena a Jose Luis Garcia por seguir el fallo y derivarlo a un plato excelente..
    Un abrazo.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>