Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de Tierras de Cádiz
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información sobre las jornadas del calamar de potera, aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

La gallineta frita “pringona” del Cortijo Guadacorte

Publicado el Jueves, Marzo 10, 2016 por Cosas de Comé

Foto: Cosasdecome

Nombre del descubrimiento: Gallineta frita

Lugar Restaurante El Cortijo Guadacorte en Los Barrios.
Día del hallazgo: Sábado 27 de febrero de 2016
Tapatóloga  descubridora: Cosasdecome
Apartado científico: Freiduría Artística Menor

El Cortijo Guadacorte es un sitio de esos con encanto. Situado en unas antiguas caballerizas es de esos restaurantes de producto, de los que tienen una neverita acristalada donde exponen los “tesoros” del día. Paqui Martín Espinosa, una de las propietarias de El Cortijo Guadacorte, cuando te sientas te cuenta los tesoros que hay ese día y a mi me gustó uno que respondía al nombre de Gallineta. Gallineta es un pescado de esos que se les califica como “para hacer caldo” y, aparte del sopeo, se utiliza muchas veces para hacer patés, como el famoso de cabracho, que, en muchas ocasiones lleva carne de este humilde de los mares.

La gallineta es bonita de color pero fea de cara…para que nos vamos a engañar, pero cualquier defecto se torna en maravilla cuando alcanza el estado de frita. En el Cortijo Guadacorte te la ponen cortada en “tajaitas” y, además de los trozos de la zona de el cuerpo, vienen ya otros trozos para disfrutar de lo que en lenguaje científico tapatológico se llama “pringoteo”. Así viene la cabeza o la ventresca, dos zonas con poca carne, pero donde el chupeteo de las espinas para arrancarle hasta el último trozo de pescado es un gran disfrute.

La fritura de El Cortijo Guadacorte es virtuosa, sin ni una gota de aceite sobrante y con una piel cucurruita. La carne blanca de la gallineta destaca especialmente. Este tipo de pescados, cuando se comen al estilo “pringón” con los dedos y sin tenedó, ganan especialmente porque los pedacitos chiquititos de carne, que es como una victoria del tapatólogo sobre el medio, te llenan especialmente.

La ración la cobran por peso. La ración de la foto salió a 12 euros. En el área de frituras también muy recomendables las tortillitas de camarones con algas.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Cortijo de Guadacorte, aquí.

Más cositas buenas que probar en Los Barrios, aquí.

Más descubrimientos de Freiduría Artística Menor, aquí.

Paqui Martín y Reyes Gil, propietarias del Cortijo Guadacorte junto a Andrés González. Foto: Cosasdecome

 

 

 

 

 

No hay comentarios para este post.
Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>