Cosas De Comé

Ir a la página de Antonia Butrón
Categorías Buscador
Publicidad
Pulsa aquí para ir a la página de Romerijo
Ir a la página de las jornadas del Estero y la Sal
Ir a la página de Ibericar
Ir a la página de Pantalán G
Ir a la página de Conil Saborealó
Ir a la página de Montesierra
PINCHA AQUÍ Y RECIBIRAS INFORMACION SOBE NUESTROS EVENTOS
Ir a la página de Unic Hostelería
Ir a la página de Ideólogo
Ir a la página de Baelo
Pulse para obtener más detalles de la taberna La Sorpresa
Más información aquí
Pincha aquí para ir a la web de Pescados Bedimar
Ir a la página del Molino de Espera
Ir a proveedores.com
Más detalles pinchando aquí.

El caldo gallego de Embrujo Gallego

Publicado el Martes, Enero 6, 2015 por Cosas de Comé

Foto: Cosasdecome

Nombre del descubrimiento: Caldo gallego

Lugar: Embrujo Gallego  (Todos los datos aquí) en San Fernando.

Día del hallazgo: Domingo 28 de diciembre de 2014

Tapatólogos  descubridores: Informaes coincidentes de los tapatólogos Alejandro Mackinlay y Pepe Landi

Apartado científico: Soponimia trapezoidal. (Pulse aquí para saber más sobre esta ciencia)

Los caldos deben de tener cierta función reconfortante, son como cuando hace mucho frío y te metes debajo de las mantas, que te dejan a gustito. Corresponde esta virtud al puchero y a su especie de equivalente gallego que es el caldo gallego. En esta ocasión esa virtud reponedora del espíritu y del cuerpo la cumple a la perfección la versión que hacen Manoli y su hija Vanessa Bello en el Embrujo Gallego, un establecimiento especializado en esta cocina en San Fernando. El caldo se presenta, humeante, en un pequeño barreño. Lo primero que llama la atención es el color claro, color puchero gaditano de los de caldo de pollo, que presenta la preparación, aunque la novedad está en los “brotes verdes” que presenta en la superficie y los generosos trozos de papa que se dejan entrever en medio del líquido altamente reconfortante.

Ya metidos en ambiente lo que más te llama la atención es la suavidad del caldo, de esos que entran casi sin querer. Aparentemente no lleva nada de grasa, resulta muy ligero. Las papas están tiernas y los “brotes verdes” tienen un sabor muy agradable. Se trata de hojas de nabiza, que son las hojas del nabo. Ya cuando vas profundizando con la cuchara, en el fondo, te encuentras con otra sorpresa, unas habichuelas también en estado cremosito.

Isabel Bello, propietaria del establecimeinto junto a Roque Inaquiza, señala que el caldo lo tienen “en cuanto se va el calor porque el público lo solicita mucho”. Lo hacen conforme a las costumbres gallegas. Isabel destaca que es tan ligero “porque casi no lleva grasa, tan sólo un poquito de una parte concreta del cerdo…pero ese detalle lo mantenemos en secreto”. Luego la patata, de Sanlúcar o de Conil, la verdura y las habichuelas, nada más. Señala que utilizan nabiza cuando no es temporada de grelos, otra verdura típica gallega que sale también de la misma planta, aunque de una zona diferente (ver aquí más información). También lo preparan con col, para el que prefiere un sabor más andaluz.

El lebrillito de caldo gallego sale a 3,50 euros.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Embrujo Gallego, aquí.

Más descubrimientos de soponimia trapezoidal, aquí.

Más cositas buenas que probar en San Fernando, aquí.

Vanessa Bello y su madre Manoli, las autoras de esta reconfortante versión del caldo gallego. Foto: Cosasdecome

 

 

 

 

Una Respuesta
  • por Juan 25 Febrero 2015 en 2:08 am

    Doy fe, el caldo está muy bueno y servido en cunca al estilo de Galicia, me recordó el sabor del caldo que hacía mi abuela en mi querida tierra gallega. Gracias, por traernos el sabor de la ría de Ferrol a la bahía de Cádiz.

Deja un comentario:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>